Datos reafirman salud económica de EE.UU.

The cost of healthcare

Fue una semana interesante en los mercados a nivel mundial, el S&P 500 cerró arriba más del 2% en la sesión del pasado viernes, para situarse en territorio positivo, luego de recibir el reporte de creación de empleos en el mes de noviembre, que  sobrepasó las expectativas de 201.000 empleos registrando una creación de 211.000 puestos de trabajo, una cifra  bastante buena luego del reporte del mes octubre.

Esto es algo a tener en consideración ya que la Reserva Federal  (FED, por sus siglas en inglés) está pronto a tomar  una decisión sobre una subida de tasas y este dato sustenta su postura, ya que cada vez más el mercado laboral se acerca al máximo empleo.

La tasa de desempleo se mantuvo en un 5%, y las ganancias crecieron a un ritmo anualizado de 2,3%, gracias a un aumento del 0,2 % en los ingresos en noviembre.

La tasa de participación subió a 62,5% de 62,4%.Los rendimientos de los bonos cotizaban mayormente a la  baja después del informe de empleo. El rendimiento a dos años estaba cerca de 0,93 % y el rendimiento a 10 años al 2,27 %.

Po otro lado, el BCE anunció sus reformas sobre la política monetaria de la zona euro. En esta ocasión el euro subió más de 2% en lo que vendría siendo su mayor ganancia en un día en más de 18 meses. Esto se dio cuando se recibió la noticia que se extendería el paquete de estímulos hasta marzo del 2017 y recortaron la tasa de depósito por -10 puntos básicos. El movimiento fue inverso a lo que muchos esperaban, ya que el euro estaba en niveles sumamente bajos y los participantes de mercado esperaban unas reformas un poco más agresivas.

El mismo día las bolsas a nivel global sufrieron una caída de más de 1,5% para luego recuperar lo perdido en la última sesión. En la semana la presidenta de la FED, Janet Yellen, habló sobre la reciente fortaleza del mercado laboral y añadió que va a proceder con cautela en el aumento de las tasas de interés.

En otras noticias económicas, el déficit comercial de EE.UU. se amplió inesperadamente un 3,4% a $43,9 mil millones en octubre, ya que las exportaciones cayeron a un mínimo de tres años, lo que sugiere que la fuerte presión del dólar en el comercio podría volver a pesar sobre el crecimiento económico en el cuarto trimestre.

Por el lado de Asia, el compuesto de Shanghai  bajó 59 puntos o -1,66% , en 3.525  puntos, debido  a que los inversores se mantuvieron cautelosos luego de una semana cargada de datos y políticas monetarias.

El sentimiento general en la economía de China se mantiene sensible. Bank of America Merrill Lynch en una nota reciente señaló  que los datos de noviembre seguirán saliendo mezclados y sugirieren riesgos sobre el crecimiento.

La nota decía: El crecimiento en la producción industrial  y la inversión en activos fijos podría ser lento, debido a la falta de demanda en medio de malas condiciones climáticas en el mes actual, mientras que las ventas minoristas se verán beneficiadas por el consumo interno.

El petróleo cedió terreno  para caer brevemente más de un 3% por debajo de la barrera psicológica de los  $40 el barril.

El descenso se produjo después de que la Organización de Países Productores de Petrolero (Opep) mantuvo su política de mantener la producción de crudo con el fin de mantener la cuota de mercado y aumentar su techo de producción.

El sector energético cayó más de 2% siendo el único sector negativo en la sesión del pasado viernes.

Esta semana en  Japón se publicarán las cifras finales sobre el comportamiento  del Producto Interno Bruto (PIB)  durante el tercer trimestre y el comercio exterior.

Los  de las exportaciones chinas se darán a conocer  al día siguiente, junto con las últimas lecturas sobre la inflación en el gigante asiático y las últimas cifras de inversión y producción industrial, programados para salir a luz pública el sábado.   

Abraham Benzadon
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia