Debaten posible apertura de la frontera colombo-panameña

Conservacionistas advierten que esto incrementaría la deforestación

IMG_5116a web

La Fundación Ciudad del Saber organizó el Foro Darién: Fronteras y futuros para debatir la situación actual de esta provincia y el reto de transformar nuevamente a Panamá en un puente terrestre entre las Américas del Norte y el Sur, de acuerdo con los organizadores.

La geógrafa Diana Laguna, explicó a los asistentes a este foro que la provincia de Darién se encuentra en la parte occidental del continente, específicamente en la región del Choco Biogeográfico que comprende a Colombia, Ecuador y también parte del Perú.

El clima en la región es lluvioso, por ende, hay una fauna y flora endémica, esto quiere decir que sólo se ve allí. Se dice que el 25% de la flora y fauna de ese lugar sólo se ve allí. También posee una riqueza hídrica. Por ejemplo, los ríos Chucunaque y Tuira, que son los más extensos del país, siendo además este último el más caudaloso junto con el río Balsas. Estos tres forman una cuenca hidrográfica.

El país cuenta con 52 cuencas hidrográficas, de las cuales 10 se localizan en Darién, indicó la especialista en el tema. También señaló que hay 810.000 hectáreas de áreas protegidas. Sin embargo, imágenes satelitales muestran que los parques aún se mantienen protegidos, pero hay otras zonas en las que la deforestación ya se aprecia.

Por su parte, desde el punto de vista socioeconómico, el economista Juan Moreno presentó un análisis de la región del Chocó Biogeográfico colombo- panameño. De acuerdo con Moreno, el Estado debe entrar de inmediato hacer un ordenamiento territorial. Concluyendo que la salida de Darién debe ser colectiva.

Agregó que el Departamento del Chocó, en Colombia, tiene una fuerte presencia indígena y cuenta con las dos cuencas más importantes del Pacífico. Más del 60% de la población del Departamento del Chocó está en condiciones de pobreza, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

El primer foro, organizado por la Fundación Ciudad del Saber, fue dedicado a las opciones de futuro del Darién en la perspectiva del papel de Panamá como puente terrestre entre las Américas del Norte y del Sur, a la luz de los procesos de integración que están en curso en nuestro continente.

Recientemente, Juan Barnes, quien realizó su tesis doctoral sobre las oportunidades logísticas de darse la apertura de Darién enumeró las oportunidades económicas que se abrirían, entre ellas: La facilitación del movimiento de carga a pequeña y mediana escala en la región; promovería el desarrollo económico de áreas hasta ahora poco desarrolladas.

Barnes pronosticó que se incrementaría el turismo vía terrestre, porque actualmente hay un gran flujo de vuelos diarios entre Panamá y Colombia.

No obstante, diversas organizaciones conservacionistas y empresariales se oponen a la apertura del denominado tapón del Darién.

Olmedo Carrasquilla, dirigente del colectivo conservacionista Radio Temblor, explicó que la apertura de la carretera que une a Yaviza con el resto del país ha significado una catástrofe ambiental para la provincia de Darién y sus pobladores, generando además graves conflictos sociales protagonizados por comunidades indígenas y colonos dedicados a la agricultura y la ganadería extensiva, algo que se incrementaría exponencialmente si el país comete el error de construir una carretera que nos una a Colombia.

Destacó que esa deforestación que según los biólogos y especialistas se registra en la provincia de Darién, sigue claramente la ruta de la carretera y la situación es tan grave que la laguna Matusagaratí, un humedal de 49.249 hectáreas ha comenzado a secarse, poniendo en peligro la biodiversidad de la región ya que es crucial como desovadero de millones de crustáceos (camarones) y muchas otras especies marinas. 

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia