Déficit de la Balanza de Pagos se redujo 0.7%, al cierre del primer semestre

Déficit de la Balanza de Pagos se redujo 0.7%, al cierre del primer semestre
La IED alcanzó un saldo neto de $3,236.7 millones, con un crecimiento de 10.5%.| Cortesía

En los seis primeros meses del 2019, la cuenta corriente externa de la economía panameña mostró un déficit de $3,495.4 millones, menor en 0.7%, al compararlo con el mismo periodo del año anterior, y donde destacan resultados como una inusual caída en el saldo de los servicios, la drástica baja en el componente de renta  y la continua tendencia a la baja de la Zona Libre de Colón(ZLC).

De acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraloría General de la República, el componente de bienes presentó un saldo negativo de $5,226.2 millones, aumentando en 6.4% para el semestre y la partida de servicios alcanzó un monto de $3,785.3 millones, disminuyendo en 6.9%. A su vez, el componente de renta presentó saldo deficitario de $2,005.0 millones, que redujo su valor para el período comparado en 24.3%. Por su parte, el saldo de las transferencias corrientes fue negativo en $49.5 millones, mayor en 86.0%, respecto al primer semestre del año previo.

Durante el primer semestre del 2019, las exportaciones nacionales de bienes mostraron un valor de $443.2 millones, registrando un alza de 19.5% con relación al mismo período del 2018, generado por el aumento de 5.1% en los productos agrícolas, especialmente, los rubros de: Melón (48.0%), banano (26.8%) y sandía (12.3%).

Sin embargo, bajó el valor vendido del azúcar sin refinar y la piña en 38.6% y 16.1%, respectivamente. En tanto, el valor de los productos no agrícolas mejoró en 25.1%, básicamente, el rubro otros, que se incrementó en 108.1% (incluye un estimado de concentrado de cobre). Igualmente, creció el valor de la ropa (40.0%) y harina y aceite de pescado (20.2%). Pero hubo caídas en otros productos del mar (64.6%), pieles y cueros (52.1%), pescado y filete de pescado fresco, refrigerado y congelado (36.2%), y desechos de acero, cobre y aluminio (27.7%).

El saldo de las importaciones nacionales, en el semestre compilado, fue de $6,043.7 millones, incrementado en 1.9% con relación al período similar del 2018, donde los bienes de consumo crecieron 2.6%, destacándose: No duraderos (8.4%), utensilios domésticos (4.6%) y los semiduraderos (0.4%). No obstante, combustibles, lubricantes y productos conexos se redujo en 0.5%. Los bienes intermedios disminuyeron 3.9%, principalmente: Materiales de construcción (17.0%), otros insumos (7.1%), y materia prima y productos intermedios para la agricultura (1.5%).

En cambio, materias primas y productos intermedios para la industria (excluye construcción) mejoró en 3.7% para el período. En los bienes de capital hubo un valor mayor de 5.9%, básicamente en el equipo de transporte y telecomunicaciones (29.9%), pero bajó el utilizado para: La agricultura (30.9%), la construcción (1.0%) y los otros bienes de capital (4.2%).

En tanto, el saldo comercial de la ZLC correspondió a $9,185.6 millones, con una caída de 13.4%, respecto al primer semestre del año previo. Por su parte, las importaciones generaron $4,394.0 millones de su actividad comercial, que significó una mengua de 11.4% comparada con periodo similar del año anterior y las reexportaciones registraron $4,791.6 millones, que presentó significó un decrecimiento de 15.3%, en relación al período afín del 2018.

El saldo de los servicios de enero a junio 2019 mostró un descenso de 6.9% con relación al mismo período del 2018, afectado principalmente por la disminución de $194.3 millones en otros servicios empresariales y $123.3 millones en viajes.

No obstante, los ingresos por peajes del Canal de Panamá este primer semestre 2019, mejoraron en 3.6%, producto de un aumento de $4.2 millones con el registrado en el primer semestre del año antepuesto.

En cuanto a la llegada de viajeros a Panamá, de enero a junio del 2019, totalizó 4,237,835 personas (30.5% correspondieron a turistas y excursionistas y el 69.5 % fueron visitas del día en tránsito directo y tripulantes), con un crecimiento de 0.3% comparado con período similar del año previo. El aporte fue de $1,543.4 millones, es decir, 1.9% inferior al registrado durante el primer semestre del año pasado.

La balanza de renta, de enero a junio 2019 presentó disminución de $2,005.0 millones, que fue menor en 24.3%, respecto al saldo negativo del primer semestre del 2018, efecto del monto negativo del componente de Renta de Inversión Directa en $1,838.2 millones, con una disminución 25.3% y del saldo negativo de la Inversión de cartera, que también se redujo en 18.8% versus el primer semestre del 2018. Así mismo, otra inversión mostró una disminución de 140.4% contra el primer semestre del año anterior.

Sobre las remesas, al comparar los seis primeros meses del 2019 con el mismo lapso del 2018, se observó un incrementó de 6.9% en enviadas y 5.1% en recibidas, debido al flujo de migrantes asentados en Panamá, que mandan o reciben de familiares y conocidos, remesas hacia o desde sus países de origen u otro país. De los destinos, resaltaron las expedidas hacia Colombia, Nicaragua, China, Estados Unidos, República Dominicana y Perú; y recibidas de Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Perú, España y Costa Rica. Los datos correspondieron a las empresas establecidas como casas de remesas, a instituciones bancarias y a ciertos locales comerciales.

De enero a junio de 2019, el saldo en la Cuenta de capital y financiera de la Balanza de Pagos de la República fue de $2,475.0 millones, inferior en $572.8 millones, al monto registrado en igual período del año anterior, con una variación negativa de 18.8%, debido a la disminución en los activos de reserva.

Para el primer semestre de 2019, la IED alcanzó un saldo neto de $3,236.7 millones, con un incremento absoluto de $308.7 millones, equivalente a 10.5%, respecto al año previo, influenciado por nuevos proyectos de inversión en las actividades de minas y canteras; comercio al por mayor y menor; almacenamiento y transporte.

Finalmente, en el período compilado del 2019, la Inversión de cartera tuvo un saldo positivo de $332.0 millones, por aumento en los activos correspondiente a títulos de deuda, pero otra inversión registró un saldo negativo de $737.0 millones, debido a una disminución de los activos explicada por el renglón de los préstamos.

Para la economista Marquela Guevara, estas cifras ponen de manifiesto una vez más la necesidad de redefinir el rumbo de la economía panameña para impulsar el crecimiento de los sectores productivos, el agropecuario y el industrial, a fin de incrementar la producción local de bienes de valor agregado para poder reducir las importaciones y al mismo tiempo aumentar las exportaciones.

En tanto, el presidente de la Asociación Panameña de Exportadores (Apex), Rosmer Jurado, recordó que la entrada en operación de la mina Cobre Panamá, tras una inversión de estimada por parte de la empresa Minera Panamá, S.A. ayudará a diversificar nuestra oferta exportable y reducir el déficit de la balanza de pagos del país, ya que se estima que la misma exportará unos $2,000 millones anuales en cobre y otros metales.

No obstante, recordó que la meta que se han impuesto el SIP y la Asociación Panameña de Exportadores (Apex), es la de incrementar el valor de las exportaciones locales a $2,000 millones anuales, de forma que el valor total de las exportaciones del país, sumadas las exportaciones agrícolas e industriales a las de Minera Panamá, superen en el próximo año la barrera de los $4,000 millones anuales.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia