Desaceleración impacta ocupación de centros comerciales y oficinas

Desaceleración impacta ocupación de centros comerciales y oficinas
Existe cautela ante la sobreoferta y una baja en la demanda producto de la situación económica| Cesar Iglesias

La desaceleración económica y sus efectos sobre el empleo está afectando directamente el consumo interno generando cautela en el mercado inmobiliario de centros comerciales y oficinas, y en consecuencia frenando la construcción de este tipo de obras que en años anteriores se había incrementado.

De acuerdo con cifras compartidas por el Centro Nacional de Competitividad (CNC), el mercado comercial se sitúa en 82.7% de ocupación, mientras que el de oficinas ronda el 75% de ocupación. 

En cuanto a su presencia en el mercado inmobiliario, locales comerciales ocupan el 18% y las oficinas el 31%, mientras que el resto está acaparado por el mercado industrial.

En esa línea, el estudio MarketView para el primer semestre 2019, elaborado por la firma de bienes raíces CBRE, analiza que el mercado inmobiliario panameño en todos sus segmentos se encuentra atravesando un periodo cíclico de ajuste, en el cual se espera que se absorba lentamente el excedente de unidades y los precios se adapten a las necesidades de los negocios. Se espera que para el 2020 el mercado comience a recuperar la confianza, el dinamismo y se acelere la toma de decisiones, lo cual redundaría de manera positiva en los indicadores económicos.

Para el mercado comercial en particular, agrega el estudio que en la actualidad se muestra cierta cautela como consecuencia del proceso de desaceleración económica que se ha suscitado durante los últimos años.

La oferta comercial registró un incremento del 0.4% entre el primer y segundo trimestre del 2019, alcanzando un total de 1,818,398 metros cuadrados.  Seis plazas comerciales Clase B y B+ entraron al mercado, sumando unos 7,248.70 metros cuadrados de espacio comercial en la ciudad de Panamá. Solo estos proyectos registraron un 57% de desocupación.

La periferia Este continuó como el área de mayor crecimiento con un 36% del inventario total, a pesar de no registrar la entrada de nuevos espacios. Por su parte, las áreas revertidas y la periferia Norte, cada uno con más de 235,000 metros cuadrados, continúan representando el 12.5% y 12.7% del inventario respectivamente.

Las áreas Sureste, Norte y Suroeste, registraron un aumento en su inventario como consecuencia de la entrada al mercado de 1 plaza comercial Clase B+ y cuatro plazas Clase B.  Dichas áreas representan el 6.8%, 12.1% y 11% del inventario total, respectivamente.

Con relación al tipo de negocios, las tiendas especializadas continuaron acaparando la mayor parte de los espacios comerciales, seguido por los locales desocupados.  Las grandes tiendas por departamento en cuanto a la cantidad de espacios registrados.

En cuanto a las oficinas, se ha registrado una leve tendencia a la baja, como consecuencia de un mercado que presenta sobreoferta de metros cuadrados disponibles, dando paso a la negociación de los espacios. 

La absorción para oficinas Clase A y A+ alcanzó los 7,686 metros cuadrados con la entrada de un nuevo proyecto en esta zona que cubre el área bancaria San Francisco, Periferia Este y el lado Sur.  Mientras que los edificios clase B (Panamá Pacífica, Periferia Norte) y C (áreas revertidas)  registraron una absorción negativa, pese a que no se registró la entrada de nuevos espacios.

Construcción
Según el estudio de CBRE, al finalizar el primer semestre 2019, se registraron tres nuevos desarrollos ingresando al inventario en construcción en el sureste, suroeste y norte.  Se trata de tres pequeñas plazas.

Además se observó un total de ocho plazas comerciales en desarrollo, cuyas fechas de entregan varían entre 2019 y 2020, específicamente una corresponde a Clase A, una a Clase B, y las otras seis restantes a Clase B.

Con relación a las oficinas, se mantiene la cautela en la construcción de nuevas edificaciones por parte de los desarrolladores. Al cierre del primer semestre 2019, se registró el desarrollo de cuatro edificios en fase de construcción, mientras que para la segunda mitad se espera la entrada de dos edificios de oficina al mercado y para el 2020 y 2021 se espera la entrada de dos edificios adicionales. 

Jorge Lara, presidente encargado de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), coincidió con estos estudios al indicar que en efecto ahora mismo tenemos un gran inventario en los sectores comercial y de oficinas, que no podrán repuntar hasta que se logre vender todo lo construido. 

Destacó, además, que en estos momentos los esfuerzos del sector se están enfocando más allá del desarrollo y la venta de proyectos residenciales.

En cuanto a la reactivación económica, dijo que la Capac se siente  confiada en que las medidas que está tomando el Gobierno van a surtir efecto, pero tomará su tiempo, ya que en el caso de la construcción todo proyecto necesita una planificación y una etapa de preventa, pero “estamos seguros que la industria de la construcción se reactivará”.

Aida Michelle de Maduro, representante del sector privado ante la Comisión de Zonas Francas del Ministerio de Comercio (Mici) y presidenta de la Asociación de Zonas Francas, señaló que en efecto se registra una baja en la ocupación de centros comerciales y oficinas, al igual que en las áreas de bodegas y almacenamiento, así como una alta rotación, es decir, que muchas empresas suelen mudarse constantemente de una plaza a otra.

Darsy Santamaria Vega
dsantamaria@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias