Desconfianza y gobierno

Desconfianza y gobierno

Ayer en Lima, Perú, se dieron a conocer los resultados del informe de prensa que hace Latinobarómetro, 1995- 2010, que compara reveladoramente los parámetros de la opinión pública peruana con el resto del subcontinente latino. Esta vez se miden los límites de la desconfianza entre la población con respecto a sus gobiernos y a sus propias relaciones interpersonales. Los resultados dan para mucho, pero vale la pena detenerse en algunas consideraciones que son, en verdad, demasiado interesantes.

Editorial del diario

El Nacional de Venezuela,

del viernes 8 de abril de 2011.

Por ejemplo, las mediciones indican que América Latina es una de las regiones con el índice de mayor desconfianza respecto al resto del mundo. El informe revela, de acuerdo con las agencias de noticias, que Brasil, Perú y Paraguay son los países más desconfiados. Vaya usted a saber por qué, pero las cifras y los números así lo confiesan.

La directora del Latinobarómetro, Marta Lagos, afirmó en Lima según un despacho de prensa, que somos el continente más desconfiado de la tierra y Perú es uno de los países más desconfiados. Bueno, que con su pan se lo coma. La señora Lagos agrega que al comparar los resultados de Perú con otros países de la región en los últimos 15 años, el promedio de confianza interpersonal en Latinoamérica en 2010 fue de 20%, y el peruano de 14%.

Lagos dijo, además, que en esto de las desconfianzas al Perú le sigue la huella, vaya usted a saber por qué, nada menos que el distante y rural Paraguay con 14%, apenas superado por Brasil (10%). De misterios está llena, sin duda, América Latina y si no que lo digan países como República Dominicana (31%), Uruguay (30%), México (26%), El Salvador (26%) y Argentina (24%), que lideran la mayor confianza interpersonal, en su mayoría destinos turísticos y de negocios.

Pero donde la cosa se pone buena es cuando el Latinobarómetro se dedica a las instituciones públicas. Las cifras revelan que, en el promedio regional, el gobierno y las fuerzas armadas obtienen la mayor confianza (45%), mientras que la menor es para los partidos políticos (23%) y el Poder Judicial (32%). Desde luego que en Venezuela estos resultados no resultan creíbles hoy en día, como sí lo fueron en el pasado reciente y provocaron la gran tragedia que vivimos en estos momentos.

Vale la pena analizar, a la luz del Latinobarómetro, por qué el mayor porcentaje de personas que creen que el Estado puede resolver todos los problemas está en Venezuela (46%), seguido por República Dominicana (39%). Bajo este criterio tan apabullante, resulta muy cuesta arriba lo que un nuevo gobierno puede hacer para revertir esta mentalidad de exigir y no de trabajar y producir.

Por otra parte, resalta por fortuna una cifra que alienta el futuro: en cuanto al interés en la política, el promedio latinoamericano es de 26%, más alto en Venezuela (35%) y Uruguay (34%). Y para sorpresa mayor es más bajo en Nicaragua (19%).

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL