Desempleo de Panamá se sitúa en 18.5%; recuperación será lenta

Desempleo de Panamá se sitúa en 18.5%; recuperación será lenta
La informalidad se mantiene en expansiónCortesía

La Encuesta de Mercado Laboral Telefónica (EMLT) del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) de la Contraloría General de la República, refleja que la tasa de desocupación tuvo una variación porcentual de 18.5% en agosto 2020, de manera comparativa con agosto 2019, cuando se situó en 7.1%.

El Inec señala que es la tasa más alta de los últimos 20 años.

René Quevedo, analista y experto en temas de empleo, dijo a Capital Financiero que será necesario esperar el informe completo, “pero en principio, creo que la tasa de desempleo es superior al 18.5%, ya que hay índices de movilidad urbana de octubre 2020 (que coincide con la fecha del muestreo de la Contraloría) e indican reducciones del 56% en el número de pasajeros que viajaron en el Metro y 53% en MiBus vs. octubre 2019, lo cual es un reflejo importante de la cantidad de gente desplazándose hacia sus sitios de trabajo”.

Sin embargo, precisó, la pérdida de un tercio de los empleos formales del sector privado es cónsono con lo que han venido advirtiendo los gremios desde hace meses.

Afirma que “nos llevará unos cinco años recuperar los empleos perdidos este año, por lo cual veo poco viable que en seis meses regresemos a los niveles de actividad económica y empleo prepandemia”.

La EMLT refleja la situación laboral en Panamá para la población de 15 y más años de edad. Se efectuó en los meses de septiembre y octubre, de manera telefónica, dada la nueva realidad que impone el virus.

De acuerdo con el comunicado del Inec, “en agosto del año pasado, el número de desocupados era de 146,111 personas.

A la fecha de la encuesta, el número ascendió a 371,567 con la suma de 225,456 personas desvinculadas o con contratos suspendidos producto de la emergencia sanitaria por la pandemia”.

“En cuanto a empleos informales no agrícolas, los datos también revelaron la existencia de 777,162 empleos informales no agrícolas, es decir un 52.8% del empleo informal”.

El organismo destaca que si se toman como referencia las cifras del 2019, cuando se registraron 716,113 empleos informales, “se puede deducir que los efectos de la crisis sanitaria impactaron ampliamente en todos los sectores de la economía y el sector informal no escapó de esta realidad”.

Otros datos que aporta el Inec es con respecto a la Población Económicamente Activa (PEA): 2,003,258.

Esta cifra “representa una disminución de 63,495 en comparación con las 2,066,753 personas en el 2019, situación que evidencia el impacto de la crisis sanitaria en el mercado laboral y un leve crecimiento de la población No Económicamente Activa, producto de las mejores condiciones en la esperanza de vida de los panameños”.

La población ocupada es de 1,631,691, mientras que en el 2019 fue de 1,920,642 personas. En cifras absolutas se refleja una disminución de 288,951 asalariados que pasaron al desempleo debido a la crisis sanitaria.

Lenta recuperación del empleo

Quevedo, ante el desempeño para el primer trimestre de 2021, considera que será complicado, “máxime ante la posible instrumentación de nuevas medidas restrictivas de movilidad. El nivel de incertidumbre sigue alto y la recuperación del empleo será lenta”.

 -¿Podríamos confiar en una mayor reactivación de contratos luego de la disposición de Mitradel?

-No. Si tomamos el propio informe del INEC, se perdieron 225,456 empleos este año. En una economía que históricamente genera entre 45,000 y 48,000 empleos anuales nos llevará unos cinco años recuperar los empleos perdidos este año, por lo cual veo poco viable que en seis meses regresemos a los niveles de actividad económica y empleo prepandemia.

-¿Puede ayudar la nueva Ley de Emprendimiento a impulsar el empleo juvenil?

-Si bien la Ley es un paso en la dirección correcta, su impacto sobre el empleo juvenil a corto plazo será modesto.

La enorme mayoría de los empleos que se van a generar en los próximos dos años vendrán de trabajadores independientes y microempresarios individuales.

La Ley les pudiera ayudar a formalizar sus operaciones y potenciar su capacidad de generación de nuevos empleos a mediano plazo.

-¿Cuáles serían las recomendaciones para lograr un empleo sostenible en el tiempo?

-Los peores enemigos de la reactivación económica y de la generación de empleo son la incertidumbre y el miedo. Para ello es importante generar confianza, primero en el consumidor (con respecto a las posibilidades de contagio y situación económica) y en el empleador o microempresario (con respecto a la continuidad de la actividad económica en la cual se desempeña). Nada cierto depende de algo incierto. Mientras no controlemos la tasa de contagios será difícil establecer un plan de reactivación económica y generar empleo de manera sostenible. El proceso será lento.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias