Desempleo se eleva a 5,1%

A pesar de la amplia oferta de puestos disponibles

empleo

Pese a que la fuerza de trabajo se incrementó en tan solo un 0,2% entre agosto de 2014 y agosto de 2015, pasando de 64,0% a 64,2% y que la población ocupada aumentó en ese mismo período en un total de 38.490 personas, la tasa de desocupados total en el país se elevó una vez más para ubicarse en 5,1%, con el agravante de que el área urbana alcanzó a afectar al 5,8% de la población.

De acuerdo con la Encuesta del Mercado Laboral (EML), la tasa de desempleo total, presenta un aumento con relación a agosto del año pasado, pasando este indicador de 4,8% a 5,1%. Mientras que a lo interno del país, el área urbana mostró una tasa de 5,8%, en contraste con el área rural, cuya tasa es de 3,2%.

El estudio elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República (Inec), indica, además, que pese a que las mujeres tienen una menor participación en la actividad económica, su tasa de desempleo (6,2%) es superior a la de los hombres (4,2%). 

Respecto al desempleo por edad, el estudio indica que los jóvenes de 15 a 19 años presentan la tasa de desempleo total más alta, con respecto al resto de los otros adultos.  No obstante, esta comienza a descender a partir del grupo de edad de 20 a 24 años.

Es  importante destacar que respecto a la medición de marzo de 2015, cuando la tasa de desempleo se ubicó en 5,2%, la medición de octubre muestra una leve baja de 0,1% (Ver gráfico: Evolución de la tasa de desempleo total en Panamá).

Desempleo abierto

En cuanto a la tasa de desempleo abierto, esta reflejó en el período en mención un incremento de 0,3 puntos porcentuales, pasando de 3,5% a 3,8%.

La tasa más alta se registró en las provincias de Colón (8,7%), Bocas del Toro (5,0%) y Panamá Oeste (4,7%), mientras que para las provincias de Darién, Los Santos y Chiriquí se presentan las tasas más bajas.

En cuanto a la evolución de este indicador por área, se observó incremento tanto para el área urbana como para la rural, pasando de 4,0% a 4,5% y 2,2% a 2,3%, respectivamente.

Reacciones

Para el presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Ricardo Sotelo, el incremento de la tasa de desocupación en el país era algo previsible, ya que es evidente que la actividad económica se ha desacelerado producto de varios factores, lo que sin duda alguna ha debilitado la demanda de mano de obra por parte de la empresa privada, todo lo cual ya se percibía, pero ahora se constata como una realidad gracias a la divulgación de las cifras oficiales de desempleo.

Sotelo indicó que afortunadamente la situación no es tan grave y se puede revertir si el Ejecutivo toma las medidas necesarias para reactivar la economía y lograr un crecimiento mayor al 5,9% registrado en el primer semestre del año, a fin de ubicarlo en torno a un 7%, para lo cual no se requiere invertir grandes recursos ni hacer un gran esfuerzo, sino más bien lograr que el Gobierno se convierta en un facilitador de la inversión privada y que se ejecuten las obras de infraestructura que el país requiere para mejorar su competitividad.

En tanto, la presidenta saliente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Dagmar de Álvarez, dijo a Capital Financiero que, además del incremento de la tasa de desempleo, es preocupante que un 39,9% de las personas, que según las estadísticas oficiales están ocupadas, se ubican en la categoría de trabajador informal, lo que a su juicio, es en realidad un especie de desempleo oculto, ya que esas personas no cuentan con un empleo productivo, carecen de seguridad social y apenas perciben ingresos para satisfacer sus necesidades básicas diariamente, por lo que en el futuro se habrán de sumar a las filas de aquellas personas que requieren ayudas estatales para poder subsistir.

Para el secretario general de la Central Nacional de Trabajadores de Panamá (Cntp), Egberto Cobos, el incremento de la tasa de desempleo a 5,1% es una mala noticia para los trabajadores, no solo, porque pone en evidencia que son ellos quienes están sufriendo las consecuencias de la desaceleración económica que ha experimentado el país, sino porque, sin duda alguna,  será un elemento que jugará en contra de las aspiraciones del movimiento sindical en las negociaciones para el establecimiento del salario mínimo, que debe entrar a regir a partir de enero de 2016.

Cobos advirtió, además, que el incremento de la desocupación en el país es también una mala noticia para la juventud, que es la que más dificultades enfrenta a la hora de tratar de insertarse en el mercado laboral, colocando a estos trabajadores en una situación precaria que ha favorecido el desarrollo del empleo informal, al punto que en el país existen trabajadores informales en empresas formales y esto se contabiliza en las estadísticas oficiales, poniendo en evidencia la falta de voluntad de las autoridades del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) para hacer cumplir las normas laborales.   

No obstante, para la viceministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Sulphy Santamaría, el incremento registrado en la tasa de desempleo al cierre de agosto es un fenómeno coyuntural que será superado tan pronto se comiencen a ejecutar las principales obras públicas que ya han sido licitadas por el rgano Ejecutivo y que requerirán la contratación masiva de mano de obra local, como la construcción  de la Línea 2 del Metro y la Renovación Urbana de la ciudad de Colón.

Sin embargo, recordó que en la actualidad el sector privado ha puesto a disposición de los panameños, a través de la Bolsa de Trabajo del Mitradel, unas 2.319 vacantes que no se han podido llenar, lo que indica que para reducir el desempleo también se requiere establecer mayores puentes de comunicación con aquellos que hoy en día están desocupados, para que conozcan dónde están las oportunidades de empleo y se postulen para ocupar las plazas disponibles.

Santamaría indicó que la empresa privada local mantiene disponibles posiciones laborales como ayudante general (con carnet de salud), manipuladores de alimentos, cajeras, bodegueros, limpieza, conductor (con licencia tipo D y F), oficinista, personal bilingüe, mensajero, despachadores, mantenimiento, ventas, atención al cliente, almacenista, asistentes contables, cocineros, ayudantes de cocina, gestor de cobros, dependientes y estanteros.

De igual forma vacantes para ingenieros, mecánicos, recamareras  saloneros, recepcionistas, técnicos en refrigeración, mercaderistas, vendedor rutero, ayudante de reparto, carnicero, empacador, asistente de electricidad, asistente de mecánica, valet parking, pintor, salud ocupacional y supervisor de calidad , entre otras. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia