Día Mundial del Corazón, fecha para reflexionar

Día Mundial del Corazón, fecha para reflexionar

La celebración se enfoca en la creación de entornos saludables

Doctor with stethoscope holding heart, isolated on white  background

El martes  29 de septiembre  es el Día Mundial del Corazón, una  fecha para  reflexionar sobre la importancia de prevenir las enfermedades cardiovasculares, que  siguen siendo la principal causa de muerte y discapacidad en el mundo con más de 17 millones de defunciones al año.

De acuerdo con la Federación Mundial del Corazón, de mantenerse la actual tendencia para el 2030 la cifra de muertes  se incrementará a 23 millones.

La  celebración de este año se enfoca en el impacto de los factores ambientales en el aumento del riesgo cardiovascular, ya que con frecuencia la sociedad responsabiliza  al estilo de vida de ser el detonante, cuando en realidad el ambiente ejerce un efecto sobre la capacidad de las personas para tomar las decisiones correctas en beneficio de la salud del corazón.

De allí que el tema de este año es Decisiones saludables para el corazón, para todos y en todo momento, como una forma de sensibilizar a la población sobre la toma de decisiones que
signifiquen un alivio para este órgano.

Daniel Pichel, miembro de Cardiólogos Asociados de Panamá,  advierte  que se trata de  una enfermedad mortal cuyas más frecuentes anomalías son las enfermedades isquémicas.

Los tipos más comunes son: La angina de pecho o  pre infarto producido por la falta de oxígeno en el corazón, que ocasiona fuertes dolor de pecho y que pueden extenderse hasta la mandíbula y; el infarto,  que se registra cuando  el corazón deja de recibir oxígenos por más  30 minutos, y  la muerte súbita cardiaca, que es un infarto masivo y repentino acompañado de fuertes arritmias.

Estos padecimientos  son producidos por depósitos de arteriosclerosis en las paredes de las arterias coronarias,  que  producen una obstrucción progresiva o súbita.

Las estadísticas son reveladoras, en Panamá se registran entre siete y ocho muertes de forma súbita.

En Uruguay, un país con una población similar a Panamá,  se registran al menos nueve defunciones al día, mientras que Estados Unidos (EE.UU.) con una población de más de 319 millones de habitantes se registran  más de 1.000 muertes  súbitas al día.

Es un tema de salud pública, el problema es que no se diagnostica, detalló Pichel.

La enfermedades isquémicas del corazón y lo que comúnmente se les llama accidentes cardiovasculares son dos manifestaciones de la misma enfermedad, una en el corazón y otra en el cerebro, pero juntas son la principal causa de muerte en el mundo, tanto en los países desarrollados como  los que están en vía de desarrollo, indicó el cardiólogo.

Estas enfermedades se manifiestan con mayor frecuencia en hombres y mujeres  de más de 40 años, las mujeres son más propensas luego de la menopausia, ya que los estrógenos producidos durante la vida joven de la mujer protegen al corazón.

Un estudio realizado por el Instituto Tecnológico de Buenos Aires, Argentina, enumeró  los alimentos cardioprotectores y ofrece consejos para incorporarlos a la dieta:

Frutas y vegetales, ya  que contienen una gran variedad de fitoquímicos, sustancias que protegen al corazón y ayudan a prevenir determinados tipos de cáncer. Además, son buenos aliados a la hora de bajar de peso, debido a su baja densidad calórica. Hay que ingerir al menos cinco porciones diarias.

Alimentos con Omega 3, se trata de ácidos grasos que se encuentran dentro de las llamadas grasas buenas de origen animal o vegetal. Reducen la triglicemia, previenen la hipertensión arterial y tienen efectos anti-trombóticos y anti-arrítmicos.

Las grasas de origen animal en las que se encuentra el  Omega 3 son en  pescados como el salmón y el atún.

Prevención

Ante esta problemática,  Pichel destacó que para prevenir la aparición de este tipo de enfermedades se deben eliminar cuatro factores de riesgo:  No fumar, mantener un peso saludable,  realizar  ejercicio periódicamente y continuar los tratamientos médicos en caso  que se padezca algún malestar  que amerite un cuidado diario.

Sassha Fuenmayor Yépez
Sassha.fuenmyor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia