Diálogo por el Agro, con el tiempo en contra

Diálogo por el Agro, con el tiempo en contra

Al actual Gobierno le restan  unos 30 meses, incluyendo el periodo electoral

foto-agro-web

El agro panameño sigue atravesando una situación delicada, una crisis que lleva más de dos décadas, y que se pone de manifiesto con la caída en picada de su participación en el Producto Interno  Bruto (PIB), que ha pasado de 6,2% a 2,2% en los últimos 14 años.

En la búsqueda de soluciones a este viejo problema, la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional convocó a un Diálogo Nacional por el Agro, que inició el pasado 14 de octubre en Azuero y el pasado 20 de octubre  se  realizó una  segunda jornada en la ciudad de David, con la participación de productores de  Chiriquí y Bocas del Toro.

El lunes 24 de octubre la Comisión de Asuntos Agropecuarios realiza una tercera reunión  con la participación de  productores de Panamá Este, Panamá Oeste, Colón y Darién en la provincia de Panamá y cerrará el ciclo de consultas en la ciudad de Santiago, el 14 de noviembre,  donde participarán los productores de Coclé y Veraguas.

El presidente de la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional, Raúl Pineda, reconoció que el sector agropecuario  atraviesa una profunda crisis, que se  ha agravado por la falta de políticas claras y coherentes que respondan a sus reales intereses.

En febrero deben tenerse resultados concretos de este diálogo, que fue un compromiso adquirido por los candidatos a la presidencia de la República, durante la pasada  campaña electoral.

Para este año agrícola las autoridades esperan una mayor producción, principalmente en rubros importantes como el arroz y el maíz.

En arroz, el grano básico en la dieta de los panameños, se prevé la siembra de entre 60.000 y 62.000 hectáreas. El año pasado se sembraron 56.000 hectáreas, pero se perdieron 1.200 hectáreas debido a la incidencia del Fenómeno de El Niño.

Mientras que en el caso del maíz la Dirección de Agricultura del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) estima que se sembrarán entre 18.000 y 19.000 hectáreas,  el año agrícola anterior se sembraron   15.000 hectáreas, pero  fueron  afectadas más de 6.000 hectáreas por la sequía.

Las previsiones se basan en una mejoría significativa del clima en lo que va del año,   donde las fuentes de agua subterráneas se han recuperado, al igual que la mayoría de las  superficiales,  lo que crea una mejor condición para la producción agrícola.

El director de Agricultura del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), Moisés Batista, señaló que  este Diálogo Nacional constituye una oportunidad para que los productores presenten alternativas, porque el asunto no es que solo cuestionen la gestión del Gobierno, sino que  también propongan.

Nosotros como Gobierno vamos a acompañar el diálogo y apoyar en lo que se pueda, pero este esfuerzo va dirigido a que el productor genere algunas alternativas para desarrollar proyectos, destacó.

Batista considera  que el Diálogo Nacional por el Agro será positivo, pero espera  que los productores, al final del  camino,  no se queden sólo en señalamientos y cuestionamientos,  sino que generen alternativas.

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí (Apach), Carlos Santanach,  dijo que ellos participarán en el diálogo, pero sostuvo que existe mucho escepticismo sobre los resultados que se puedan obtener, ya que iniciativas similares realizadas anteriormente no resolvieron  nada.

Santanach advirtió que la solución de la mayoría de los problemas no le compete a la  Asamblea Nacional, sino  al Ejecutivo.

Hasta el momento se han sembrado entre 48.000 y 50.000 hectáreas de arroz, de acuerdo con los informes de Apach.

En opinión del dirigente de los arroceros, el principal problema que enfrentan es la comercialización, ya que los molinos no quieren recibir el arroz local, debido a las importaciones que se registraron en plena cosecha.

Destacó que este es un tema que le corresponde al Ejecutivo, por lo que lo único que podría hacer la Asamblea Nacional sería aprobar una Ley para prohibir las importaciones desmedidas.

La mayor queja de los productores se genera por las descontroladas importaciones,  que afectan no sólo a los arroceros, sino, también a los productores de papa y  cebolla.

Para  Carlos Salcedo, vicepresidente de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios de Panamá (Unpap),   la situación que enfrenta actualmente el sector agropecuario obedece a que ningún gobierno ha establecido políticas de Estado que permitan  hacerle frente a  la apertura de los mercados.

Panamá mantiene más de 30 Tratados de Libre Comercio (TLC) vigentes a la fecha.

Salcedo dijo que en vez de fortalecer al sector se hizo todo lo contrario y se crearon instituciones como la Autoridad  Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa), la que despojó al Mida del manejo del tema de  sanidad y al Ministerio de Salud (Misnsa) de  lo concerniente a la inocuidad de alimentos y se le abrió  de par en par las puertas a las importaciones.

A 14 años de los tratados de libre de comercio y a ocho de la degradación cero estamos llenos  de tratados y nada que vender, se lamentó Salcedo.

Expresó el dirigente  que el Diálogo Nacional busca promover leyes y acciones con el fin de disminuir los efectos negativos de los  TLC, por lo que  ahora falta que los productores  fortalezcan y apoyen a sus gremios.

En opinión de Salcedo los resultados de este diálogo deberán implementarse en los primeros días del próximo Gobierno, ya que al actual le restan  30 meses y de ellos 12 serán de campaña electoral.

Sin embargo, aseguró  que si los acuerdos alcanzados en este diálogo no se toman en cuenta, en cinco años no quedarán  productores y en consecuencia el país se quedará sin comida.

En esa dirección, el presidente de la Unión de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), Pedro Acosta, señaló que el Diálogo Nacional por el Agro tiene el tiempo en contra, ya que pronto iniciará el periodo electoral, una época en donde se diluyen los proyectos y se lanzan nuevas promesas.

Para Acosta este diálogo debe tener como objetivo  tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad alimentaria.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL