Digitalización de procesos ayuda a la banca a reducir los riesgos

Digitalización de procesos ayuda  a la banca a reducir los riesgos
El 70% de los analistas se dedican a la parte operativa y no a investigar.| Cortesía

La transformación digital puede hacer la diferencia en la banca en los procesos de cumplimiento de leyes de prevención.

Felipe Correa, de la empresa Stradata de Colombia, durante el reciente  XXIII Congreso Hemisférico para la Prevención del Blanqueo de Capitales, Financiamiento del Terrorismo y de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva, organizado por la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), explicó que el 70% de las áreas de cumplimiento o los analistas están dedicados al trabajo operativo y no a investigar.

“Conseguimos perfiles de investigadores y los ponemos a hacer trabajos operativos porque no vemos la manera de procesar ese volumen de información”, advirtió, lo cual se traduce en desconocimiento ante las posibilidades de la tecnología.

Citó el caso del Machine Learning, como disciplina científica del ámbito de la Inteligencia Artificial (IA), que permite a través de modelos predictivos detectar cuándo una transacción, un cliente o una operación puede ser de riesgo de lavado o no.

Pero la tecnología sigue avanzando y si el Big Data o la inteligencia de datos junto con la nube “nos han permitido escalar de manera vertical sin tener que incurrir en costos adicionales”, indicó el experto, ahora se habla de la automatización de procesos mediante robots (Robotic Process Automation), conocido por sus siglas RPA que son en general aplicaciones informáticas que permiten optimizar y generar modelos de riesgos.

Correa detalló que de esta forma, “en lugar de basarnos en la información sociodemográfica de nuestros clientes, podemos vigilar si los cambios en sus transacciones introducen variaciones en los perfiles y detectar anomalías”.

Este proceso, que puede durar meses si se trata de verificar papeles y gestiones de una a otra oficina, se hace eficiente con el uso de herramientas del tipo RPA.

“Creemos que sin una data buena no podemos hacer analítica, pero tenemos mucha información documental de nuestros clientes en los archivos y, a través de variables como direcciones, teléfonos o personas que se llaman de manera similar, es posible generar señales de alerta”, detalló.

Por su parte, José Luis Martín, CEO de BusinessGoon de España,  detalló que la banca tradicional, dentro de su cadena de valor, comercializaba productos y su gran diferenciación era tener una gran red de oficinas, con una estructura muy vertical.

Pero ahora esa banca, además de proveer productos, puede ofrecer en una misma plataforma servicios de terceros como parte de la tendencia hacia un esquema más horizontal que se conoce como banca abierta, que  ya es un hecho en Europa.

Martín detalló que otras prácticas bancarias que comienzan a ser comunes, es que un usuario, ante un proveedor de pagos más rápido y menos costoso que el banco, puede solicitar gestionar la cancelación de un bien a través de ese sistema, pero utilizando la arquitectura bancaria.

Esta realidad pone presión a la banca global y en el mediano plazo esas tendencias también tocarán las puertas de las entidades panameñas con varios actores a considerar: Los clientes; terceras personas que incluso pueden ser otros bancos; el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) porque hasta un auto o una nevera pueden tener información personal.

Destacó que esta realidad compleja lleva a la automatización de los procesos y a la gestión analítica de datos, “colocando al cliente en el centro, porque necesitamos saber su comportamiento y el origen de su dinero”.

Martín precisó que en España ya se puede hacer autenticación combinando biometría y videos, con una fiabilidad del 80%, procedimiento que apoya los procesos de verificación.

El CEO de BusinessGoon expresó que es valioso propiciar una arquitectura compartida entre el regulador y la banca para reducir el costo del cumplimiento y mejorar la productividad.

Afirmó que la tecnología está allí para aprovecharla y  ser mucho más eficiente con la prevención del blanqueo de capitales.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi) señala en sus documentos que “desde el 2016 ha entablado un diálogo constructivo con los sectores Fintech y Regtech (tecnología regulatoria) con el de fin de apoyar la innovación en los servicios financieros, al tiempo que aborda los desafíos regulatorios y de supervisión que plantean las tecnologías emergentes”.

Gafi también ha evaluado en los diálogos entre gobiernos y expertos  cómo las tecnologías “pueden contribuir al cumplimiento, la evaluación y la gestión del riesgo contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias