Disminuyen las ganancias de los bancos

Disminuyen las ganancias   de los bancos

Las nuevas regulaciones y el delicado entorno internacional empiezan a impactar a las entidades financieras

Bad Economy 2016

Las nuevas regulaciones para evitar el  lavado de dinero,  el financiamiento del terrorismo, el impacto de las presiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), el sobre endeudamiento de  las personas naturales y el alza de las tasas de interés por parte de algunos bancos han provocado que el rendimiento del Sistema Bancario Nacional (SBN) se desacelere.

Así lo demuestran las estadísticas de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), que al mes de febrero del año en curso reporta que el Rendimiento Sobre Activos (ROA) se ubicó en 1,29%, lo que representa un baja de 0,23% al compararlo con el índice reportado en el mismo periodo del año 2015 cuando alcanzó un 1,52%.

Mientras que el Rendimiento Sobre el Patrimonio (ROE) se ubicó en un 12,40%, disminuyendo 2,48% con respecto a lo obtenido durante igual periodo del 2015, cuando se ubicó en 14,88%,  de acuerdo con  las cifras del regulador bancario (Ver cuadro: Indicadores Financieros del SBN).

Asimismo la utilidad del periodo se desaceleró un 6,46% al pasar de  $294,9 millones en febrero de 2015 a  $275 millones en igual periodo del presente año. Lo que significa que los bancos que operan en la plaza panameña con licencia general al primer bimestre del  año ganaron $19 millones menos que en igual  periodo del año anterior.

Un vocero de la SBP señaló que el indicador ROA, a pesar que ha disminuido sigue reflejando una muy buena calidad de activos, mientras que  de ROE ha disminuido.

Sin embargo, éste se ve afectado por el aumento en las reservas de los bancos producto de la regulación, lo que da como resultado un patrimonio más robusto, detalló la fuente.

 Al tiempo de explicar que la leve disminución en las utilidades es producto del aumento de algunos gastos, frente al crecimiento en mayor proporción tanto de los activos como del patrimonio, lo que da como resultado la disminución de estos indicadores de rentabilidad.

A su vez, aseveró que la solución para que estos dos indicadores vuelvan a reflejar crecimiento continuo como lo registrado en  los dos últimos años (2014 y 2015 tendrá que ver con que  los bancos gestionen bien sus activos, controlen sus gastos y mantengan un patrimonio fuerte.

Estos resultados indican que, pese a las adversidades que atraviesa el sector bancario aún los índices de rentabilidad son sólidos y estables, especialmente el Índice de Adecuación de Capital, que sustenta la estabilidad y solidez que presenta el SBN.

Por ejemplo, el  fondo de patrimonio del SBN a febrero de este año alcanzó los $10.084 millones y el capital un total de $5.474 millones, la reserva de capital $97,8 millones, los activos ponderados por riesgo superaron el índice exigido por la Ley bancaria que es de 8% superando el 15%.

Y la liquidez promedio mensual del SBN que tiene más de tres años de sobrepasar el 59%, estando  por encima del 30% requerido por la ley.

Durante los últimos 10  años se ha desarrollado en un entorno favorable a nivel global, lo que le ha permitido a los bancos de la plaza operar con tasas realmente competitivas, manifestó el asesor económico de la SBP, Gustavo Villa, pero advirtió que el mercado está cambiando, lo que tendrá su impacto en el negocio bancario, por ejemplo, el aumento en los costos de operaciones que está asumiendo el sector.

Por su parte, Mario de Diego, Jr., vicepresidente ejecutivo de la ABP, manifestó que en el resumen presentado por el SBP  en el desempeño del Centro Bancario Internacional el año pasado destacó la rentabilidad, la buena capacidad de generación de ganancias y eficiencia de 1,7 veces sobre gastos operativos.

Las estadísticas presentadas mostraron un aumento en la utilidad del período, en  los ingresos y también en los egresos, por lo que pareciera, entonces, que una revisión admitidamente superficial indicaría que la diferencia de ROA y ROE en el 2015 fue resultado de un aumento en los intereses  y en particular de los que no fueron de operaciones.

Por lo que se requeriría un análisis más profundo y detallado que el que permiten los cuadros de estadística que publica la Superintendencia, por ejemplo, revisar los correspondientes a cada banco, para intentar identificar los hechos que causaron lo indicado en las estadísticas consolidadas del sistema.

Para el financista Ernesto Bazán, CEO de Ernesto Bazán Training Corporation,  lo más saludable para que los rendimientos de la banca continúen siendo sólidos como hasta ahora es que la cartera de depósitos del SBN crezca casi al mismo ritmo que la cartera crediticia, ya que si los créditos crecen más, no es tan favorable para el sector y menos para los consumidores.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia