Dos informes, dos escenarios

Dos informes, dos escenarios

Panamá es un país privilegiado.  Cuando se presenta una turbulencia política, que se produce con la ruptura de la alianza de gobierno, el Foro Económico Mundial da a conocer el Índice Global de Competitividad para el año 2012.

Panamá mejora notablemente su posición, al entrar al grupo de los 50 países más competitivos del mundo y ubicarse como el segundo país más competitivo de América Latina. Chile, Panamá, Brasil, México y Perú, en ese orden, son los cinco países más competitivos de la región.

Los indicadores que el Foro Económico Mundial destaca como positivos en Panamá son: El mercado financiero y bancario, las infraestructura en transporte (puertos y aeropuertos), la adopción de nuevas tecnologías de información (TI), fuertes y constante inversiones extranjeras y éxito en la implementación de políticas macroeconómicas.  Sin embargo, los indicadores en los que Panamá es menos competitivo son: La flexibilidad en el mercado laboral, la independencia del rgano Judicial, la transparencia y lucha contra la corrupción, la institucionalidad y la educación.

En materia educativa, la baja calidad de la educación, especialmente pública, la deficiente cobertura en el nivel secundario y en las comarcas indígenas, la deserción escolar y los altos índices de fracasos generales, representan un gran reto para la sociedad panameña, que tiene que comprender que la educación es un mecanismo para salir de la pobreza y mejorar la distribución de la riqueza.

Afortunadamente, algunos actores importantes de la sociedad panameña, del sector privado y educativo oficial, han comprendido la magnitud del problema de la educación y han creado el movimiento Unidos por la Educación, para sensibilizar a toda la población nacional y que tomen conciencia de que la educación es un tema de Estado y la prioridad número uno para el país.  México, Chile y Colombia han tenido éxito en mejorar su sistema educativo, cuando se han logrado alianzas público privadas con metas específicas para enfrentar el grave problema educativo de los países latinoamericanos.

Por otro lado, el Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional, en su informe Doing Business 2011 en la región, la República de Panamá vuelve a colocarse, aún con dificultades, como uno de los países de la región en donde hacer negocios es atractivo.  Sin embargo, Panamá tiene que mejorar en la protección de las inversiones extranjeras y nacionales.  Para proteger a los inversionistas, las empresas deben implementar los códigos y normas de gobierno corporativo, que ofrezcan una dirección clara de los negocios, sus estructuras, políticas, estrategias y transparencia en la gestión empresarial y mecanismos que garanticen la información confiable, oportuna y disponible para todo los accionistas de la empresa. Especialmente la información y protección para los accionistas minoritarios, los cuales requieren de legislación y procedimientos que protejan su participación accionarias en las empresas.

Otro factor importante que se ha mencionado en diferentes reportes e informes es la dificultad de contratar mano de obra calificada nacional.

El país ha tenido que abrir sus puertas a la mano de obra calificada de otros países, con el fin de garantizar la fuerza laboral que el alto crecimiento económico está exigiendo.  Ejecutivos y técnicos de Colombia, Venezuela, Chile, Argentina, Estados Unidos, Europa, Asia y otros países han encontrado en Panamá el ambiente laboral más propicio, tanto en materia salarial, retos profesionales y calidad de vida.

Esta migración de extranjeros reemplaza, en contra de  los panameños, la deficiente educación de la cual se hacen eco las empresas nacionales y las multinacionales que se establecen en el país.

Mantener el crecimiento económico, tener un alto índice de competitividad, ser un país apropiado para hacer negocios, atraer la inversión extranjera y ser atractivos para técnicos y ejecutivos, es un reto para el país y su clase gobernante.  Garantizar que el producto del crecimiento económico beneficie a todos y transformar el sistema educativo nacional es tarea de todos.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL