Dos noticias positivas

Dos noticias positivas
La primera buena nueva fue el resultado de la más reciente encuesta del Índice de Confianza del Consumidor Panameño| Archivo

La semana pasada el país recibió dos noticias que pusieron de relieve la actitud positiva que ha generado el interés del gobierno del presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, de reactivar la economía, teniendo como primer paso el pago de compromisos adquiridos con proveedores del Estado y la cancelación de emolumentos a sectores profesionales que brindan servicios a la población como médicos, enfermeras y docentes.

La primera buena nueva fue el resultado de la más reciente encuesta del Índice de Confianza del Consumidor Panameño (Iccp), desarrollada por la empresa Ipsos y la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, con fecha de junio de 2019, el cual se ubicó en 129 puntos lo que, a juicio de los especialistas, refleja en gran medida las expectativas positivas de los consumidores tras el cambio de Gobierno y ante las promesas de reactivación económica de la nueva Administración.

En esta nueva medición, el Iccp revierte su tendencia a la baja y registra un significativo incremento de 26 puntos respecto a la lectura de julio del año pasado y cinco puntos por encima del registro alcanzado en el 2014, año en que se verificó el último cambio de gobierno, pero 12 puntos por debajo del máximo histórico de este indicador, que fue de 141 puntos, y que se registró en el año 2015.

El estudio revela que los encuestados muestran un elevado nivel de confianza respecto a la situación económica del país, para los próximos 12 meses, al punto que la medición del presente año se situó en 154 puntos, fijando un nuevo máximo histórico, el cual supera por un punto el registro de abril del 2015. 

Dichas cifras son una buena noticia para las empresas que operan en el país ya que un consumidor optimista, ante el futuro de la economía y de su hogar, estará más dispuesto a gastar y ese es un elemento que es indispensable para la reactivación económica del país.

Vale la pena advertir que para que esa actitud positiva de los consumidores se mantenga a largo plazo, el Ejecutivo debe adoptar las medidas necesarias para reactivar la economía, mediante la atracción de la inversión privada, el desarrollo de obras de infraestructura y la generación de empleos.

La otra noticia que debe llenarnos de orgullo a todos los panameños ha sido la del resultado de la emisión de bonos soberanos de la República de Panamá, por un valor de $2,000 millones, ejecutada en los mercados internacionales, ya que si bien se trata de la más grande emisión de bonos realizada por nuestro país, esto no es lo único que ha llevado a las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a calificarla como “histórica”.

La emisión se realizó en dos tramos. El primer tramo de $1,250 millones pagará un cupón de 3.160% y su vencimiento es a 10 años (2030); el segundo, de $750 millones, tiene un cupón de 3.870% y vencimiento en 40 años (2060).  

De hecho, la emisión fue tan exitosa que los oferentes propusieron la compra de bonos por un monto de hasta $11,000 millones, lo que representa 5.5 veces más de lo que requería la República de Panamá y esta fuerte demanda por los bonos emitidos le ha permitido a Panamá, por primera vez en su historia, cotizar un bono a más de 20 años con un interés por debajo de 4.0%.

Los resultados de la emisión refleja las mejoras recibidas este año por la República de Panamá en su calificación de riesgo, por parte de las empresas Moody’s y Standard & Poor’s, y en general, al manejo ordenado de las finanzas públicas por parte de Panamá.

Solo para constatar el buen resultado de esta emisión, realizada por la República de Panamá, tengamos presente que en octubre de 2018 el gobierno de Colombia también emitió bonos por un monto similar, $2,000 millones.

De ese total se colocaron bonos por $1,500 millones con vencimiento a 10 años (2029), pagando un cupón de 5%, mientras que los $500 millones restantes se emitieron con vencimiento de 30 años (2045) y pagan un cupón de 5%.

Además, la emisión colombiana recibió ofertas por $9,700 millones, $1,300 millones menos que la realizada por Panamá la semana pasada.

En todo caso, la mejora en el Iccp y la buena acogida de la emisión de bonos, demuestran que, tanto a nivel local como a nivel internacional, existen expectativas altamente positivas sobre el futuro de la economía panameña y sobre la fortaleza de las finanzas públicas.

Ahora le corresponde al Ejecutivo y a la empresa privada tomar las acciones necesarias para reactivar la economía, generar empleo y mejorar las recaudaciones fiscales, todo lo cual se traducirá en mejores condiciones de vida para todos los panameños.

En adición a todo lo argumentado, el Órgano Ejecutivo debe tener presente que la confianza de los consumidores y de los inversionistas internacionales puede variar, y para mantenerla en los niveles actuales o mejorarla aun más, es de vital importancia que a la par que se cumpla  la agenda para la reactivación económica, se adopten prácticas efectivas para reducir el gasto público de funcionamiento, promover la transparencia en la necesaria rendición de cuentas en la gestión gubernamental, y se adopten las medidas necesarias para combatir la corrupción. 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com