Dos nuevos magistrados

Dos nuevos magistrados

imgres

Ángela Russo y Cecilio Cedalise, designados por el Ejecutivo para integrar la Corte Suprema de Justicia, llegarán a la máxima corporación de justicia del país, en momentos en  que este Organo del Estado enfrenta fuertes críticas  por las actuaciones de algunos de sus miembros, pero también en momentos de grandes retos, que empiezan por resolver las denuncias que pesan sobre el expresidente de la República, Ricardo Martinelli.

Sin bien estos dos nombramientos no resolverán los problemas que enfrenta el rgano Judicial, tomando en cuenta que el mismo requiere de reformas profundas, puede ser un paso al mejoramiento de la imagen de esta entidad, para lo que se requiere que ambos realicen su trabajo con independencia, transparencia y con apego a las leyes.

Si bien, aún resta la aprobación por parte de  la Asamblea Nacional de Diputados, el camino hacia la Corte parece estar ya despejado para Russo y Cedalise, tomando en cuenta que fueron entrevistados y cuestionados, al igual que los otros ocho candidatos,  por los integrantes de la Comisión del Pacto de Estado por la Justicia y grupos de la denominada Sociedad Civil, sin que se hubiese presentado alguna objeción sobre su capacidad profesional y ética.

Y si bien ambas designaciones tomó por sorpresas a abogados, analistas y a los propios periodistas, pues ninguno de los dos figuraban entre los favoritos, el presidente del Colegio Nacional de Abogados, José Alberto Álvarez, aseguró que ambos designados son excelentes profesionales.

Por lo que ahora resta que Russo y Cedalise, una vez que sean ratificados por la Asamblea Nacional de Diputados, asuman sus nuevos cargos con la responsabilidad, transparencia, honestidad e independencia que demandan los panameños, quienes aspiran a que las acusaciones de venta de fallos, de congelamiento de expedientes sean cosas del pasado.

Queda mucho trabajo por delante, pues para resolver los problemas de la justicia se requiere de mayores recursos económicos, reformas profundas al sistema judicial y total independencia del Ejecutivo, pero no deja de ser un hecho destacable que la capacidad e integridad de ambos designados, hasta ahora, no  hayan sido cuestionadas, como ocurrió con los magistrados que fueron nombrados por el pasado gobierno.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia