Dos tareas pendientes

Dos tareas pendientes

Manuel Luna G.

mluna@capital.com.pa

Capital

La violencia y el alto costo de la canasta básica familiar siguen siendo las principales preocupaciones de los panameños, son dos materias que el actual gobierno no ha logrado superar y la ciudadanía sigue esperando respuestas concretas.

El actual Gobierno cuestionó con dureza a la pasada Administración por no tomar medidas para reducir el costo de la canasta básica. Y de hecho durante uno de los debates presidenciales el entonces candidato a la Presidencia de República, Ricardo Martinelli, acusó al gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD) de ser  corrupto, indolente y nefasto al mantener elevado el costo de la canasta básica.

Y posteriormente ya como mandatario del país se reunió con sus colegas,  dueños de supermercados, a quienes les pidió que entre todos hicieran un esfuerzo para reducir en un 20% el costo de la canasta básica.

Pero nada de esto se cumplió, por el contrario desde julio de 2009 a septiembre de 2011 el costo de canasta básica se ha incrementado en cerca de $25 mensuales.

Por lo que al igual que el PRD este gobierno debería también calificarse de indolente y nefasto en esta materia. Y lejos de verse una solución a corto plazo, los expertos estiman que el costo de los alimentos seguirá en alza, sobre todo en el mes de diciembre.

En el tema de la violencia, las noticias son más desalentadoras, pese a que era una de las prioridades del entonces candidato presidencial. En marzo de 2009 en El Chorrillo, Martinelli dijo lo siguiente: Combatiré la inseguridad con las dos manos: Con una mano la prevención y con la otra el castigo.

Pero lo cierto que es que los ajusticiamientos son el pan de cada día y  a los sicarios ya no les importante asesinar en lugares próximos a la instalaciones  policiales y escapan con la más pasmosa tranquilidad.

En Panamá se registra un asesinato cada 12 horas y se estima que para el cierre del año la cifra total podría superar los 700 crímenes.

Ya el Secretario General de la OEA, Miguel Inzulza, ha instado a los estados miembros a atender con mayor rigor el tema de la violencia, para evitar que este flagelo afecte el crecimiento económico de los países y aleje a las inversiones extranjeras, pero en Panamá las autoridades argumentan  que se trata de hechos aislados.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL