Economía inició el 2015 a paso lento

Se espera que este año el país registre un crecimiento de entre 6,0% y 6,5%

Grafica01

La economía panameña inició el 2015 a paso lento, lo que se refleja en el magro desempeño que han registrado durante el primer bimestre del año algunos de los principales indicadores del país como la industria manufacturera, las exportaciones de bienes agrícolas e industriales y la venta de autos nuevos, dejando la tarea de motores de la economía al turismo, el comercio, las actividades de esparcimiento y los servicios de transporte y telecomunicaciones.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censo  (Inec), la  industria manufacturera  reportó aumentos en el sacrificio de ganado porcino de 1,8% y en las producciones de leche pasteurizada 7,9%, de leche natural utilizada para la elaboración de productos derivados 6,9%, bebidas alcohólicas 0,8% y alcohol rectificado en 23,2%.

No obstante, se observaron cambios negativos en el sacrificio de ganado vacuno de 0,5% y en la producción de leche evaporada, condensada y en polvo de 31,2% y de sal en 9,2%.

Según el secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), Euclides Díaz, la caída que se registra en el sacrificio de ganado en vacuno es producto de una tendencia cíclica del mercado, pues durante la estación seca la oferta de animales para el sacrificio se reduce, sin embargo, el mercado estabiliza cuando entra la estación lluviosa y la oferta vuelve a la normalidad.

Díaz agregó que la estación seca también restringe la oferta de leche grado C y B, que se produce en tierras calientes como Herrera, Los Santos, Veraguas y Panamá, lo que merma la producción de leche evaporada, condensada y en el polvo, una situación diferente a la que se registra con la  leche pasteurizada en cuya elaboración se utiliza leche grado A producida en su gran mayoría en las tierras altas de la provincia de Chiriquí, donde la estación seca es menos severa.      

Electricidad y agua potable

La generación hidráulica de electricidad se elevó en 84,7%; sin embargo, la térmica se redujo en 43,4%, al igual que el excedente generado por la Autoridad del Canal de Panamá  (ACP) en 36,5%.

Mientras, el consumo total de electricidad aumentó en 5,4%, sobresaliendo los clientes residenciales en   4,2%, comerciales en 7,5%, Gobierno en 9,7% y otros clientes en 8,1%.

De acuerdo con Miguel Bolinaga, presidente y gerente general de AES Panamá, estas cifras reflejan dos factores que han favorecido la producción de energía eléctrica en el país, el primero fue la extensión de la estación lluviosa hasta finales de diciembre, lo que permitió que los embalses de las principales hidroeléctricas se elevarán a los niveles más altos de los últimos años y la caída del precio del petróleo.

Explicó que esto dio como resultado una mayor disponibilidad de energía generada por las hidroeléctricas del país y un precio más bajo en el mercado de energía ocasional, todo lo cual ha favorecido el incremento del consumo.   

En tanto, la facturación de agua potable aumentó en 3,0% y los sectores destacados fueron el comercial con 2,6% y el residencial en 3,5%. Por su parte, el sector Gobierno disminuyó.

Construcción

El valor de los permisos para realizar construcciones, adiciones y reparaciones reportó variaciones negativas en los distritos de San Miguelito 62,4%, Colón 14,1%, Arraiján 25,6% y los agrupados David, Santiago, Chitré, Aguadulce y La Chorrera en 45,8%.

No obstante, es importante destacar que a pesar de  haber transcurrido cinco meses del 2015,  todavía se desconoce la evolución del sector construcción en  el distrito de Panamá, porque según el Inec se están revisando los datos.

Para el expresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), José Luis Ford, la fuerte desaceleración que experimenta el sector construcción en el país se debe a varios factores, el primero es la terminación de un gran número de obras y el segundo son  las dificultades que enfrentan los empresarios al realizar los trámites para la inscripción de nuevos proyectos tanto en la Dirección de Ingeniería Municipal de la Alcaldía de Panamá como en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).

Recordó que según la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) en la actualidad están en trámite proyectos por un valor superior a los $1.000 millones, muchos de los cuales no han sido aprobados, lo que está generando una crisis en el sector.

Ford explicó que el sector empresarial se reunió en el mes de febrero con el presidente Juan Carlos Varela para encontrar mecanismos que faciliten la ejecución de estos proyectos de inversión privada y para solicitar el inicio de las licitaciones para la ejecución de importantes proyectos de infraestructura por parte del Estado, entendiendo que las obras de ampliación  del Canal están por culminar y el país necesita que la construcción mantenga los niveles actuales de empleo, para evitar que la desaceleración económica que experimenta el país desde el año 2013 se transforme en una crisis económica.   

Comercio interno

La venta de combustibles para consumo nacional se redujo en 6,1%, principalmente el diésel bajo en azufre  en  22,8% y el  búnker C en 2,8%; por el contrario, se observó crecimiento en la gasolina del 6,7%, destacándose la de 95 octanos en 22,1%.

Por su parte,  la venta de automóviles nuevos reflejó variación negativa en 2,6%, especialmente, los segmentos de SUVS con 1,5%, paneles con 18,4%, pick up con 19,1% y buses 49,3%; por su parte, creció el segmento de automóviles regulares en 5,7% y minivans en 17,9%.

Javier Díaz, vicepresidente ejecutivo y gerente general del Grupo Ricardo Pérez, explicó que el desempeño a la baja del mercado automotriz panameño es natural luego de un año de fuerte crecimiento como el registrado en 2014.

El también ex presidente de la Asociación de Distribuidores de Autos de Panamá (Adap)  recordó que en los últimos tres años ingresaron al país más de 55.000 autos nuevos anualmente, una cifra que es difícil de sostener a largo plazo, cuando lo normal, conforme al tamaño del mercado, sería el ingreso de entre 45.000 y 50.000 unidades al año. 

Comercio exterior

El valor de las importaciones de bienes decreció en 7,9%, principalmente, los bienes de consumo en 18,0% y los bienes de capital en 2,3%. El valor de los bienes intermedios se elevó en 4,4%.

Mientras, el valor de las exportaciones de bienes descendió en 13,1%, los rubros que más disminuyeron  fueron: Productos derivados del petróleo en 77,0%, piña 49,9%, camarón 20,6%, harina y aceite de pescado 35,5%, café 60,6%, y pieles y cueros en 9,1%.

Sin embargo,  se observaron variaciones positivas en banano 12,8%, sandía 74,4%, atún de aleta amarilla congelado, pescado fresco y filete de pescado 7,2%, azúcar sin refinar 21,8%, ropa 4,3% y carne de ganado bovino en 4,7%.

Para Manuel Fernández, ex presidente de la Asociación Panameña de Exportadores (Apex),  las cifras de exportaciones al primer semestre ponen en evidencia que el problema de Panamá no es la falta de mercados a los cuales exportar, sino la ausencia de producción con fines de exportación, lo que refleja la falta de políticas públicas orientas a fomentar el espíritu exportador en el sector productivo nacional.

Agregó que a esto hay que sumar que el Estado ha establecido toda una serie de incentivos para fomentar la producción de alimentos destinados al consumo interno, lo que hace menos atractivos aquellos rubros que se orientan específicamente a la exportación, por lo que la tendencia a la baja de las exportaciones no variará mientras no exista una política que fomente esta actividad.    

Turismo

La entrada de pasajeros residentes en el exterior creció en 7,3%, influenciada por una mayor entrada de visitantes en 6,8%, principalmente por los turistas (20,0%) y los excursionistas (20,1%). También se registró variación favorable en el tránsito directo y tripulantes de 7,6% y lo más importante, en los gastos efectuados por los visitantes en  12,5%.

No obstante, en ese mismo período se observó merma en la actividad hotelera, la que se reflejó en una reducción en el promedio diario de cuartos ocupados de 4,2%. De hecho, el promedio diario de pernoctaciones se redujo en 7,2% y el porcentaje de ocupación en 4,2%.

No obstante, Jesús Sierra, administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) destacó que estas cifras no reflejan el desempeño del país en los meses de marzo y abril, cuando  la mayoría de los hoteles registraron altos niveles de ocupación, debido a la celebración de la Cumbre de las Américas, en la que se estima se registraron 18.000 noches de hotel y una derrama turística superior a los $80 millones.   

Otras actividades

Finalmente, es importante destacar que el Canal de Panamá registró una variación positiva en el ingreso por peajes de 0,9% y el volumen de carga en 16,9%; pese a  que las toneladas netas se redujeron en 0,8%.

Por su parte,  las apuestas en juegos de suerte y azar registraron un  crecimiento de 9,2%, sobresaliendo las registradas en las máquinas tragamonedas tipo A (10,8%), salas de apuestas de eventos deportivos (73,7%), mesas de juegos (4,0%) y el hipódromo (1,1%).

Sin embargo, las ventas netas de sorteos de la Lotería Nacional de Beneficencia (LNB) se redujeron en  un 3,0%.

Evaluación   

Para Carlos Fernández, presidente de la Cciap, el país está estancado y para sacarlo de esta situación el Ejecutivo debe trabajar de la mano con la empresa privada para encontrar los mecanismos que reactiven la actividad económica.

Por su parte, el presidente del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), Ricardo Sotelo, explicó que la desaceleración que experimenta el sector construcción ya ha comenzó a sentirse en la industria local, toda vez que la demanda de productos como barras de acero, cemento, concreto premezclado y tuberías de PVC se ha reducido significativamente.

Indicó que el resto de la industria, centrada en la producción  de alimentos y otros productos de consumo masivo, todavía no ha sentido el impacto de esa desaceleración, pero no descartó que un incremento en el desempleo debido a la paralización del sector construcción pueda terminar impactando a toda la industria nacional. 

No obstante, hay que recordar que ante la solicitud del sector privado para que se agilicen las inversiones públicas y el proceso de aprobación de los permisos de construcción por parte de la Dirección de Ingeniería Municipal de la Alcaldía de Panamá y el Miviot, el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Dulcidio De La Guardia, admitió que el actual gobierno está adelantando su plan de inversiones de $19.488 millones a una menor velocidad de lo que se ejecutaban las obras en la administración anterior, pero esto no significa que la economía panameña vaya a desacelerarse.

En declaraciones exclusivas a Capital Financiero, el ministro De La Guardia explicó en su momento que en 2014 la economía del país registró un crecimiento de 6,2% y las estimaciones oficiales del MEF se ubican entre 6,0% y 6,5% la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, por lo que no se puede hablar de desaceleración.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia