Economía sectorial: ¿Cómo mejorar la productividad?

Economía sectorial: ¿Cómo mejorar la productividad?

Business man looking at factory that makes money from ideas

El concepto de economía sectorial se refiere a un tipo de clasificación que se hace a la producción agregada de bienes y servicios, donde se agrupa un conjunto de actividades económicas con características en común, las que conforman los distintos sectores económicos.

En un contexto general, la clasificación sectorial más común divide la actividad económica en tres grupos, denominados sector primario, secundario y terciario. El primero, compuesto por actividades de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca, en tanto que el secundario agrupa actividades de explotación de minas y canteras, industria manufacturera, suministro de electricidad, gas y agua y la construcción. El último de los sectores (más grande de la economía), es el terciario, conocido como sector de los servicios, que agrupa las actividades de comercio al por mayor y menor, hoteles y restaurantes, transporte, almacenamiento y comunicaciones, intermediación financiera, actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, administración pública y defensa, enseñanza, actividades de servicios sociales y salud, actividades comunitarias y personales de servicio, hogares con servicio doméstico y organizaciones extraterritoriales.

Cada uno de estos sectores desempeña un papel importante para la economía, siendo un reflejo de la diversificación de la producción agregada de bienes y servicios y generando oportunidades de empleo a la población.

El peso relativo de cada sector tiene dos dimensiones principales, el aporte al Producto Interno Bruto (PIB) y la participación sobre el empleo. En el caso del sector primario, su participación tanto en el PIB como en el empleo disminuyó en la última década, pasando en el caso del PIB de 6% a 3%, lo que indica una pérdida de productividad y competitividad en el mencionado período. Así mismo, la proporción de ocupados como porcentaje del total nacional, pasó de 19,6% a 14,7%, indicando que la generación neta de plazas de trabajo ha sido prácticamente nula en la última década, perdiendo su peso sobre el total nacional que ha aumentado de manera significativa.

Dado lo anterior, es muy importante incrementar la productividad y competitividad del sector, para lo cual se sugieren algunas acciones o políticas que conduzcan a la transformación de la producción agropecuaria exportable, principalmente con rubros de alta rentabilidad como el ganado vacuno, café, sandía, piña y melón, en lugar de productos tradicionales de bajo margen como el arroz, maíz, cebolla, tomate y papa, los cuales solamente deben ser producidos para consumo nacional, con esquemas especiales como subsidios temporales a la producción, bajo el compromiso de aumentar la competitividad de los productores en un plazo de tiempo determinado, durante el cual deben adaptarse nuevas tecnologías y mejores prácticas que garanticen la sostenibilidad de la producción en el mediano y largo plazo.

En cuanto al sector secundario, éste ha aumentado sus participaciones en el PIB y el empleo durante la última década, pasando su aporte de 16,3% a 27,5% en el caso del PIB, al mismo tiempo que la proporción de empleados en el sector pasó de 17,9% a 18,7%. La actividad más importante del sector es la construcción, que en la última década ha tenido un destacable crecimiento, aumentando su producción a una tasa promedio de aproximadamente 18% interanual, cuadriplicando su aporte al PIB. La estrecha vinculación de ésta actividad con el sector servicios (más importante de la economía), ha propiciado su gran dinamismo, especialmente por el desarrollo de importantes megaproyectos de construcción, muy necesarios para el desarrollo nacional (ampliación del Canal, Metro de Panamá, carreteras, escuelas, hospitales, entre otras), mismos que deben continuar.

Para terminar, referente al sector terciario (servicios) que aporta aproximadamente el 70% del PIB y emplea alrededor del 67% de los ocupados a nivel nacional, es importante mantener una oferta laboral actualizada y capacitada, que responda a las necesidades del mismo, principalmente en las actividades vinculadas al conglomerado logístico, principal fuente de ingresos para el país, el cual requiere habilidades como segundo idioma, manejo de equipos tecnológicos avanzados, entre otras.

Manuel Castillero
Economista
Centro Nacional de Competitividad (CNC)

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL