Ecuador paga deuda y hace historia

Ecuador paga deuda y hace historia

El pago completo de los bonos 2015 es un hecho histórico en el camino a la recuperación de un moroso en serie.

correa webbb

Rafael Correa, el presidente izquierdista de Ecuador, dijo que su país ha pagado un préstamo extranjero por primera vez en la historia de 193 años de esta nación andina rica en petróleo para cambiar su reputación de moroso en serie.

«Acabamos de enviar $650 millones para el pago total de los bonos 2015. Por primera vez en la historia», anunció el aguerrido señor Correa en Twitter la noche del lunes, a pesar de haber despotricado contra los tenedores de bonos en el pasado reciente. Y agregó: «Y todo esto en un año en que hemos recibido cero ingresos del petróleo».

Los historiadores dicen que Ecuador incumplió sus pagos por primera vez en 1832, una década después de su independencia. Después de incumplir otras seis veces, el señor Correa añadió una octava en diciembre de 2008, argumentando que la deuda externa del país era «ilegítima» y que sus tenedores de bonos eran «verdaderos monstruos».

Posteriormente, Ecuador voluntariamente incumplió los pagos de $3.200 millones en bonos extranjeros y seis meses más tarde compró la mayor parte de la deuda a $0,35 por $1,00.

En ese momento, los precios del petróleo eran tan altos como la popularidad del señor Correa. Actualmente, debido a una combinación de bajos precios del petróleo y un dólar estadounidense más fuerte, el cual es la moneda adoptada de Ecuador, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica que la economía del país se contraerá un 0,6% este año, convirtiéndola en la tercera de peor desempeño de América del Sur, después de Venezuela y Brasil.

La última medida del señor Correa de honrar su deuda podría ser un intento de restaurar la confianza de los inversionistas.

Sin embargo, Santiago Mosquera, director de investigación de Analytica Investments, la firma de corretaje con sede en Quito, advierte que la medida no se traduce necesariamente en tasas similares a las que Ecuador consiguió el año pasado, cuando vendió $2.000 millones en bonos a 10 años a un 7,95% de rendimiento. Volvió al mercado nuevamente en mayo, vendiendo $750 millones en bonos con vencimiento en 2020 a un 8,5% de rendimiento, aumentando una emisión lanzada en marzo al 10,5%.

Los rendimientos de los bonos con vencimiento en 2020 estaban al 16,64% este mes de diciembre, después de haberse cotizado incluso al 19,8% en octubre.

Algunos gestores de fondos creen que la emisión de deuda de Ecuador el año pasado ocurrió en el nivel máximo del auge de la deuda de los mercados emergentes, en medio de un inmenso apetito incluso por los valores más peligrosos.

«Así que finalmente han pagado un bono», dijo Paul McNamara, jefe de mercados emergentes de GAM en Londres. «En los 20 y tantos años que he estado haciendo esto, es el único país que no ha pagado un bono que podría haber pagado, y ese estigma aún está ahí».

Además, en agosto, Standard & Poors rebajó la calificación crediticia de Ecuador un nivel hasta el nivel B, cinco niveles por debajo del grado de inversión. Con los precios del petróleo en crisis, el precio de cualquier nueva emisión de bonos puede ser prohibitivo.

Hernán Yellati de BancTrust opina que este último pago puede ayudar. «Es una buena señal de que están intentando reducir los costos de financiamiento, tener acceso a los mercados internacionales y reducir sus niveles de riesgo de país», dijo.

Alberto Acosta-Burneo, economista de Grupo Spurrier en Guayaquil, estima que Ecuador aún tiene necesidades de financiamiento de alrededor de $3.000 millones este año. Pero, aparte del pago de bonos de esta semana, funcionarios en Quito anunciaron recientemente que Ecuador recibirá otros $2.800 millones de Beijing entre este momento y febrero de 2016.

Andres Schipani
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL