EE. UU. compartirá 80 millones de vacunas contra COVID-19

EE. UU. compartirá 80 millones de vacunas contra COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que su gobierno tiene planeado enviar 80 millones de vacunas contra  COVID-19 al exterior, una ayuda que, según aseguró el mandatario, no será utilizada para asegurarse “favores” por parte de otras naciones.

“A lo largo de las próximas seis semanas, Estados Unidos enviará 80 millones de dosis al extranjero”, anunció Biden durante una comparecencia desde la Casa Blanca.

El presidente demócrata argumentó que la decisión obedece a que la Administración ya se ha “asegurado” el suministro de vacunas para todos los estadounidenses mayores de doce años y explicó que “la propagación rampante del virus” en otros países, puede provocar “inestabilidad” y suponer “un riesgo para nosotros también”.

Biden, que no detalló qué países se beneficiarán de la asistencia en un principio, detalló que Estados Unidos les enviará todas aquellas vacunas producidas por AstraZeneca, una vez las autoridades sanitarias “digan que es segura”, así como dosis de los fármacos de Pfizer/BioNTech, Johnson & Johnson y Moderna.

De esta manera, la intención de la Administración Biden, es “a partir de finales de junio”, según dijo el presidente, comenzar a repartir 20 millones de dosis de las tres vacunas ya aprobadas, que se sumarían a los 60 millones de dosis de AstraZéneca, ya prometidas por Washington hace días.

También el lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jens Psaki, detalló en rueda de prensa que se espera que Washington complete un primer envío de 20 millones de dosis para finales de junio.

Además, de cuestiones puramente sanitarias y de seguridad, Biden esgrimió los valores estadounidenses como motivo para tomar esta iniciativa, si bien dijo que espera que otros países, ayuden con los costos de la operación.

China, Rusia y la diplomacia de vacunas

El presidente rechazó que el ofrecimiento esconda intenciones ulteriores y aseguró que, al igual que ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos será “el arsenal del mundo”, si bien, en este caso, las armas serán las vacunas.

“Compartiremos estas vacunas para luchar contra el virus allá donde sea, y no usaremos nuestras vacunas para asegurarnos favores de otros países”, se comprometió.

En este sentido, Biden quiso desmarcarse de la llamada “diplomacia de vacunas” que, según analistas, están practicando potencias como Rusia o China. “Se habla mucho de la influencia de China y Rusia gracias a la vacuna, pero nosotros queremos liderar al mundo con nuestros valores”.

“Este es un mundo que cambia rápidamente y es un error apostar en contra de las democracias”, advirtió Biden, no obstante. “Fueron las democracias las que guiaron al mundo en la oscuridad de la Segunda Guerra Mundial y serán las democracias las que nos saque de esta pandemia, lideradas por Estados Unidos”.

OMS saluda decisión de EE. UU.

Más tarde, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, celebró por medio de un tuit el anuncio hecho por el mandatario estadounidense sobre la inminente donación de vacunas.

“¡Apreciamos profundamente su compromiso con la salud mundial!”, dijo Tedros en agradecimiento a Biden y destacó que “Los socios de COVAX [el fondo global para las vacunas contra COVID-19] están listos para apoyar la distribución equitativa”.

“La solidaridad es la única forma de salvar vidas y medios de subsistencia en todas partes”, insistió el más alto funcionario de la salud en el mundo, quien desde hace meses viene haciendo un llamamiento a la comunidad internacional sobre la importancia de compartir el fármaco puesto que, según reitera, “nadie estará a salvo hasta que todos lo estén”.

Hasta la fecha, EE. UU. ha informado de 32.940.846 casos de contagios, de ellos 585.970 personas han fallecido, según recuento de la Voz de América.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia