El 2020 traerá aire a los pulmones de la construcción, tras años de desaceleración

El 2020 traerá aire a los pulmones de la construcción, tras años de desaceleración
El Marketing View de la firma de bienes raíces CBRE Panamá señala que para el primer semestre 2019 existe un exceso de inventario en viviendas.| Archivo

La construcción es uno de los sectores más importantes de la economía panameña, principalmente por su factor multiplicador, que se expresa en la generación de empleos, consumo de materiales, incremento de créditos, transporte y equipo pesado, y muchas oportunidades para los micro y pequeños emprendimientos, entre otras actividades que convergen a su alrededor.

No obstante, después de alcanzar un rápido crecimiento del 30.6% en 2012, en los últimos años ha venido en bajada en forma estrepitosa.

De acuerdo con cifras de la Contraloría General de la República (CGR), en 2014 y 2015, el Producto Interno Bruto (PIB) de la construcción se situaba en 13.9%, pero para el 2018 creció sólo 3.2%, mientras que al primer semestre de 2019 estaba en 3.8%.

Esta caída del sector construcción ha incidido directamente en la desaceleración económica del país y en el incremento del desempleo, que a agosto del 2019 se ubicó en 7.1%, al ser uno de los principales motores de la economía de Panamá y uno de los que más aportan al PIB del país.

“La industria de la construcción todavía se encuentra en un estado de desaceleración, condición económica que se ha mantenido durante los últimos dos años”, resaltó a Capital Financiero el presidente encargado de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), Jorge Lara.

Lara analizó que esa situación obedece a que es una industria que depende de muchos factores como lo son: La disponibilidad del crédito bancario, capacidad adquisitiva de los potenciales compradores de viviendas o locales comerciales, y las condiciones de estabilidad social – económica del país que motive a los inversionistas a dirigir sus intereses al mercado inmobiliario.

Además, el mercado cuenta con una oferta actual de un amplio inventario de locales y oficinas comerciales, así como un inventario residencial que no ha sido colocado, lo cual implícitamente demuestra que hay menor demanda inmobiliaria en estos momentos, lo cual conlleva a que los promotores/inversionistas traten de disminuir este inventario antes de iniciar nuevos proyectos comerciales o residenciales, indicó el vocero de Capac.

En ello coincide Elisa Suárez de Gómez, expresidenta del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda), quien resaltó que en los dos últimos años la caída del sector construcción de viviendas ha sido del 34% y la recuperación ha sido demasiado lenta.

“Para el 2019 se estimaba crecer 10% para poder empezar a rescatar el dinamismo, pero estaremos por debajo de esa cifra, lo que, si bien no es lo que esperábamos, al menos es una señal de que no seguimos cayendo”, dijo.

El último informe del Centro de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Ceecom) señala que la construcción ha sido impactada principalmente por la culminación de importantes proyectos de infraestructura pública como la ampliación del Canal, las Líneas 1 y 2 del Metro y las etapas de la Cinta Costera, entre otras, y del sector privado.

La inversión privada está más enfocada en proyectos residenciales y para atender la demanda de la industria (parques logísticos y galeras de depósitos) y comercio (centros y plazas comerciales), los cuales están muy golpeados.

Según el Marketing View de la firma de bienes raíces CBRE Panamá, para el primer semestre 2019 existe un exceso de inventario en viviendas. En cuanto a la desocupación, el mercado de oficinas está en 24.1%; comercial en 17.3% e industrial en 7%.

En efecto todos los indicadores de la construcción continúan decayendo al tercer trimestre 2019.  Tal es el caso del costo de construcciones, adiciones y reparaciones particulares que se redujo en 10.8%, principalmente, el de las obras residenciales en 8.3% y de las no residenciales en 14.3%. A nivel regional se redujo: El distrito de Panamá en 13.4%, Colón 11.6%, los distritos de David, Santiago, Chitré, Aguadulce y La Chorrera, agrupados 5.3% y el de Arraiján en 2.4%.

Destaca el reporte de la CGR, que de enero-septiembre de 2019, el área de construcción (m2) en los principales municipios de la República decreció en 2.7%, principalmente, las obras residenciales en 10.4%; sin embargo, el de las no residenciales aumentó en 15.3%. Igualmente, se observaron variaciones negativas en los municipios de Panamá en 10.9% y Arraiján en 28.7%. Por su parte, los agrupados de David, Santiago, Chitré, Aguadulce y La Chorrera, se elevaron en 17.5% y el de Colón en 29.1%.

Mientras que en el periodo de enero a octubre 2019, las propiedades no horizontales registradas disminuyeron en 1.8%, específicamente, las hipotecas en 5.3%. Por su parte, las propiedades horizontales descendieron en 11.5%, de estas los traspasos en 12.9%.

Esto también ha afectado negativamente en los insumos para la construcción.  De enero a septiembre de 2019 se reportaron disminuciones en la producción de concreto premezclado y cemento gris ambas en 14.2%.

El impacto de la construcción es tan importante que la huelga del Sindicato Único de los Trabajadores de la Construcción (Suntracs) a mediados de 2018 estremeció la economía del país y todavía se resiente.

Expectativas 2020
Es un hecho que la inversión pública apuntala el sector de la construcción como se ha demostrado en los últimos años, acelerando el crecimiento de la economía inclusive a doble digito con pleno empleo, al tiempo que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos, en especial a quienes viven en las afueras, con soluciones de transporte.

Ante ello, el gobierno anunció un nuevo Plan de Inversión Pública que tendrá un periodo de ejecución del 2020-2024 contemplando grandes proyectos como la Línea 3 del Metro, el Cuarto puente sobre el Canal, ampliación de carriles de la carretera Panamá-Arraiján, la cinta costanera del hospital Nicolás Solano hasta Panamá Pacífico.

El ministro de Obras Públicas, Rafael Sabonge, informó sobre los avances de  proyectos en ejecución, tales como el Estudio, Diseño, Construcción y Mantenimiento de Obras, para la Rehabilitación de la carretera Transístmica, tramo Plaza Ágora – Estación San Isidro, el cual está próximo a culminar el primer tramo que va desde Plaza Ágora hasta la vía 12 de octubre, el cual cuenta con un avance de 73%. Según la adenda de tiempo, se tiene previsto la entrega de este proyecto en agosto del próximo año 2020.

La vía Pedregal – Gonzalillo es otro proyecto próximo a culminar, que actualmente registra un avance físico de 84% y el proyecto de Ensanche a Ocho Carriles de la carretera puente de Las Américas – Arraiján, con un 26%.

Con respecto al programa de rehabilitación de calles “Manos a la Obras”, el ministro Sabonge, informó que en estos primeros cinco meses de gestión se han rehabilitado 101.9 kilómetros de calles en el área metropolitana de Panamá.

En cuanto a los grandes proyectos.  La licitación de la Línea 3 se encuentra en un proceso de revisión por parte de la Dirección  General de Contrataciones Públicas a raíz de la impugnación interpuesta contra el resultado de la misma que favoreció al consorcio  HPH Joint Venture. 

Mientras que esta semana culmina el período de 60 días para ver la posibilidad de separar el proyecto de la Línea 3 del Cuarto Puente.

El Consorcio Panamá Cuarto Puente, conformado por China Communications Construction Company y China Harbour Engineering Company, está a cargo del diseño y construcción del proyecto tras salir ganadores en la licitación pública.

El proyecto de la cinta costanera del hospital Nicolás Solano hasta Panamá Pacífico se encuentra en preparativos para la licitación.

Además espera que con la Ley de APP se incrementen los proyectos de infraestructura.

Darsy Santamaria Vega
dsantamaria@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias