El 40% de la población mundial no tiene seguro de salud

El 40% de la población mundial no tiene seguro de salud
Menos de dos tercios de los países cuentan con un sistema de seguro social o de asistencia social| Archivo

Los sistemas de protección social de todo el mundo están fracasando estrepitosamente a la hora de salvaguardar las vidas y los medios de subsistencia de los grupos vulnerables reflexionó Shahra Razavi, directora del Departamento de protección social de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a propósito del impacto del COVID-19.

Señaló que casi el 40% de la población mundial no tiene seguro de salud ni acceso a otros sistemas nacionales de salud.

“Unos 800 millones de personas gastan cada año al menos el 10% de su presupuesto familiar en atención a la salud, y 100 millones de personas caen en la pobreza debido a que tienen que enfrentar gastos médicos”.

Esto significa, afirmó, que una significativa parte de la gente simplemente carece de los medios para buscar tratamiento, incluso cuando adquieren enfermedades altamente contagiosas como el COVID-19.

Razavi  sostiene que el problema se agrava porque “una abrumadora mayoría de los trabajadores carecen de la seguridad económica necesaria para acceder a licencia por enfermedad o hacer frente a una emergencia inesperada”.

Datos compartidos por la funcionaria de la OIT señalan que menos de dos tercios de los países cuentan con un sistema de seguro social o de asistencia social que brinde subsidios por enfermedad, de allí que los enfermos suelen verse obligados a elegir entre poner en peligro su salud personal y pública, o pagar sus facturas.

De igual modo, advierte que la protección contra el desempleo también suele ser inadecuada. De hecho, solo uno de cada cinco desempleados en todo el mundo puede acceder a beneficios de desempleo.

Recordó que luego de la crisis financiera de 2008 la comunidad adoptó la llamada Recomendación sobre los pisos de protección social de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en 2015 los líderes acordaron la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 que en su mayoría promueven el carácter imprescindible de la protección social.

Sin embargo, advierte Razavi, la crisis del COVID-19 está dejando muy en claro, no se ha avanzado lo suficiente.

Si la pandemia tiene un resquicio de esperanza, sostuvo, la expectativa es que estimule a los gobiernos a ampliar el acceso a los servicios de salud, los subsidios de enfermedad y la protección contra el desempleo.

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com