El 45% de los clientes bancarios que se podían acoger a la moratoria, decidieron pagar

El 45% de los clientes bancarios que se podían acoger a la moratoria, decidieron pagar
Los bancos constituyeron provisiones para enfrentar riesgos crediticios por un total de $1,028 millones,Archivo

El 34.6% del portafolio total de la banca panameña, que son $24,000 millones de dólares, se encuentran en la categoría de créditos modificados o con alivio financiero. Sin embargo, el 45% de los clientes en esta condición decidieron hacer frente al pago de sus obligaciones.

Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta de la junta directiva de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), señaló que al comparar a Panamá con otros países, en materia de acciones para apoyar a los deudores en sus obligaciones financieras, “ha sido el país con los acuerdos moratorios más extensos de la región, demostración del apoyo del sistema bancario” en el contexto de una economía impactada por las largas cuarentenas.

De estos $24,000 mil millones, el 45% corresponde a empresas y el 55% a consumo, con un gran porcentaje concentrado en créditos hipotecarios; $9,000 millones.

Reflexiona, sin embargo, que estos alivios y moratorias son limitadas y los bancos no pueden vivir de manera permanente en moratoria, porque se impacta su capacidad de prestar.

“Estamos bajo un acuerdo de moratoria que puede llegar a junio de este año. Los clientes se deben aproximar a sus bancos, y hacer frente a la realidad”, exhortó.

Dijo que las instituciones bancarias necesitan tener una foto mucho más clara “en cuanto a los clientes que a junio de 2021 todavía están en una situación de moratoria”.

La presidenta de la junta directiva de la ABP, invitada a participar en el Amcham Week, Retos y perspectivas 2021, organizado por la Cámara Americana de Comercio e Industria de Panamá, analizó las cifras oficiales, vigentes a noviembre de 2020, para determinar cuán robusto está el sistema bancario panameño.

Destacó el desempeño favorable del Centro Bancario con una liquidez legal del 64.0% para el Sistema Bancario Nacional, un dato relevante “porque es la capacidad como sistema bancario, en la ausencia de un banco central, de poder inyectar liquidez, para hacer frente a compromisos”.

Destaca un crecimiento de los depósitos, en particular procedentes de fondos oficiales y también de particulares, con crecimientos en ahorros y corriente, como parte del cambio cultural asociado a la pandemia.

El informe de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), detalla que “en lo concerniente a los depósitos internos se registró un aumento en noviembre para alcanzar  $61,458.1 millones, lo que refleja un aumento de 1.24% con respecto a octubre, o un aumento de 9.8% respecto a noviembre 2019”.

Otro aspecto, expone Sentmat de Grimaldo, es la de un sistema con altos niveles de solvencia.

El más reciente índice de adecuación de capital sobre activos ponderados por riesgo es de 16.25%, incluyendo requerimientos de capital por los riesgos de crédito, mercado y operacional en atención a Basilea III, lo que supera marcadamente el mínimo regulatorio de 8% que requiere la Ley Bancaria”, precisa el análisis de la SBP.

Observa que la rentabilidad ha descendido (42%), asociado a la constitución de provisiones para atender un posible deterioro de las carteras por las moratorias.

En total, “Los bancos constituyeron provisiones para enfrentar riesgos crediticios por un total de $1,028 millones, lo que representó un aumento de 98.5% respecto a lo reportado en el mismo período del año anterior” (Fuente: SBP).

En este contexto, Sentmat de Grimaldo, analiza que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) está asociado a la reactivación del crédito y, por tanto, a la capacidad de generar consumo, así como a una política gubernamental que acelere los programas de infraestructura, atraiga inversión y recursos necesarios en una etapa pospandemia.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

 

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias