El 70% del empleo en Panamá es presencial; es esencial reducir contagios para lograr la reactivación

El 70% del empleo en Panamá es presencial; es esencial reducir contagios para lograr la reactivación
Es complejo el escenario del empleo en 2021 y en los próximos añosPixabay

“En una economía cuyo empleo es 70% presencial, la reactivación del consumo dependerá del control de la tasa de contagios”, advirtió René Quevedo, especialista en temas laborales y quien ha llevado el pulso, desde esta perspectiva, y día a día, de la inédita situación que vive el país luego de declararse la emergencia nacional por el coronavirus (COVID-19).

El experto subrayó que las restricciones de movilidad tienen un efecto devastador: “Tres de cada cuatro empleos perdidos, a la fecha, se dieron en los cinco sectores más vulnerables a estas medidas: Comercio, agricultura, logística, construcción y hoteles/restaurantes”.

En desglose, Comercio perdió 73,265. El sector Agricultura ocupa la segunda posición en pérdida de empleos (47,155, uno de cuatro trabajadores del sector), cuando en realidad, observa, debió aumentar la empleabilidad por la importancia de la agricultura para la seguridad alimentaria.

El tercer sector afectado fue Construcción (31,836) y, en el caso de Hoteles y Restaurantes (31,836 empleos), la mayor afectación se evidencia en la fuerza laboral femenina: 2 de cada 3 son mujeres.

Otro detalle relevante es que 4 de cada 5 trabajadores afectados en 2020, ganaban menos de $750 mensuales y tenían 11 años de escolaridad. “La devastación laboral ocasionada por la pandemia la están sufriendo principalmente trabajadores humildes, en particular mujeres y jóvenes”.

Quevedo, quien participó en el segundo día del evento AmCham Week: Retos y Perspectivas 2021, evento organizado por la Cámara Americana de Comercio e Industria de Panamá (AmCham), afirmó, al mirar en perspectiva al 2021-2022, que el país necesitará de al menos seis años para recuperar la destrucción del empleo en 2020 que sitúa en 289,000 puestos de trabajo.

Para lograr un 15% de desempleo en 2025 (a la fecha se sitúa en 18,5%) será necesario, sostiene Quevedo, crear 55,000 nuevos empleos anuales en los próximos cinco años y, para llevar la tasa de desocupación al 10%, 77,000 empleos por año.

Se suma a este escenario, “la complicada sostenibilidad laboral de 180,000 contratos todavía suspendidos a enero 2021”.

Además, “solo 3,000 empresas en el país tienen recursos para hacer frente a las liquidaciones de personal”.

En el ámbito del teletrabajo, en uso, destaca, desde hace más de 25 años por trabajadores freelancer, recuerda que el marco jurídico de este tipo de relación laboral está amparado en la Ley 126 del 18 de febrero del 20020.

En concreto, permitió reducir la pérdida de empleo asalariado privado en Educación (el empleo aumentó 19%) y en el caso de actividades administrativos que logró atenuar el desempleo: solo disminuyó 3%.

El mayor potencial para el teletrabajo está en la enseñanza, las actividades profesionales y la banca. El menor potencial en áreas como agricultura, logística, construcción, industrias, hoteles y restaurantes que en Panamá representaron el 80% de la contracción del empleo en 2019-2020.

Quevedo se pronuncia por un plan de recuperación económica, un diálogo que considere estas realidades y encarar la transformación digital.

Elena Arias Ortiz, analista senior de Educación para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien habló en el evento sobre las Perspectivas de la educación, transición hacia la educación híbrida, señaló que en Panamá, el 70% de los estudiantes cuentan con internet en la casa, pero en el ámbito rural las cifras son mucho más bajas.

Explica que una educación híbrida (entre el aula y la virtualidad) debe considerar, entre otros aspectos, la brecha digital, la capacitación de los maestros, adaptar los modelos de enseñanza y contribuir con el retorno progresivo a las aulas, en particular de los alumnos a quienes se les dificulta la modalidad virtual y corren el riesgo de quedar excluidos del sistema educativo.

El Dr. Xavier Sáez-Llorens, pediatra, infectólogo y director de Investigación Clínica del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel, quien abordó la parte de la vacunación, reconoció que la vacuna “nos da esperanzas; es la luz al final del túnel” y la esperanza de volver a la normalidad prepandémica.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com