El 78.5% de las Mipymes panameñas se crean con ahorros propios

El 78.5% de las Mipymes panameñas se crean con ahorros propios

Las empresas del sector de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipyme) reportan que el financiamiento inicial para constituirse se originó en un 78.5%  en  ahorros propios, de familiares y amigos y el 10.9% indicó haber obtenido financiamiento bancario, 6.7% en préstamo de un familiar o amigo y 3.9% otras fuentes como capital semilla.

Los datos están contenidos en el informe de la encuesta “El estado de las Mipymes” del Proyecto Observatorio Nacional de Emprendimiento y de la Mipyme, iniciativa promovida por el Centro Nacional de Competitividad (CNC) junto con las 42 entidades que forman parte del Consejo Nacional del Emprendimiento.

Esta encuesta fue desarrollada entre la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) y el CNC, en alianza con el Banco Centroamericano de Integración Económica (Bcie), como parte de su Iniciativa Dinámica que promueve este tipo de investigaciones.

Ninotshka Tam, analista del CNC, detalló a Capital Financiero que el Observatorio, puesto en marcha en junio de 2019, es un paso fundamental en la tarea de identificar con datos precisos las características de las empresas para poder incidir en los tomadores de decisiones.

El estudio, al detallar por segmento de empresas los modos de financiamiento, evidencia “que las micro se financian al inicio  con ahorros propios, de familiares o de amigos (82.1%), seguido de financiamiento bancario (9.2%)”.

La pequeña empresa también se financia “en su mayoría con ahorros  propios (73.5%), pero en segundo lugar logran financiarse con préstamos de familiares y amigos (10.3%)” (Ver cuadro: Fuente de Financiamiento Inicial de la Mipyme).

En el caso de la mediana empresa, el empuje inicial  es con ahorros propios y de familiares (61.9%) “pero muestra un importante porcentaje en financiamiento bancario (33.3%)”. 

El parque empresarial panameño está constituido por 71,581 empresas, de las cuales 43,337 son microempresas, 6,690 pequeñas, 1,691 medianas, 2,385  grandes empresas  y 17,478 permanecen sin clasificar porque al momento de la encuesta no reportaron sus ingresos.

Las Mipymes representan más del 72% del parque empresarial y las microempresas más del 83%.

Por distribución geográfica, las Mipymes se concentran principalmente “en las provincias de Panamá y Chiriquí con el 49.5% y 13.4% respectivamente”. 
En cuanto a la actividad empresarial, predomina comercio  (30.6%), seguido de actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (13.4%) y en tercer lugar, la industria manufacturera (10.2%) (Ver cuadro: Tipo de actividad empresarial de las Mipyme).

De acuerdo con la encuesta,  la principal causa que motivó a iniciar la empresa fue que “dejé mi empleo para establecer el negocio” (43.3%), seguido de la expresión “haber perdido el empleo y luego identifiqué una oportunidad” (21.5%).

Con respecto a la contratación de personal,  “el 95.4% de las microempresas emplean entre una y seis personas”. Es la mediana empresa la que genera mayores puestos de trabajo (81%) al contratar entre 11 y 20 personas.

La encuesta señala que “el empresario Mipyme de hoy es una persona académicamente formada, puesto que en el caso de la microempresas, el 65% posee, como mínimo, una licenciatura; cifra que sube hasta un 78% en el caso de las pequeñas empresas y registra un 80% en las medianas, donde destaca que un 55% cuenta con una maestría completa”. 

Tam destacó  que la encuesta determinó la necesidad de capacitar en tecnología para potenciar los negocios y en lograr contar con financiamiento, en particular en los casos de ideas disruptivas o innovadoras.

De hecho, es importante observar que las Mipymes expresan (76.7%) que contar con capital y recursos les habría facilitado “la puesta en marcha de sus empresas”.

Desde esta perspectiva, Tam valora iniciativas como la XXII versión del Premio Citi Microempresas para el Desarrollo (Premic), que impulsan el CNC y la Fundación Citi.

En esta oportunidad se espera otorgar 18 premios que suponen una contribución de $35,000 al sector microempresarial.

Es importante destacar que son las instituciones financieras con las que se mantiene el crédito vigente, las encargadas de postular a los participantes.

Al respecto deben evaluar condiciones como habilidad para superar la adversidad, calidad de la oferta de productos y servicios, logros positivos y cultura empresarial con responsabilidad social.

Arturo Arango,  subdirector general de la Ampyme, explicó a Capital Financiero que el aporte de las Mipymes en impuestos y empleo, lleva a la entidad a apoyar sus solicitudes de crédito con el Programa de Financiamiento para Micro y Pequeña Empresa (Profipyme), que entrega carta de garantía a las instituciones bancarias de los aspirantes inscritos en el Registro Empresarial de la Ampyme.

Daniel Oblitas, gerente general de Soluciones de Microfinanzas (Microserfin), constituida en 1993 y con capital 100% de la Fundación Microfinanzas BBVA, detalló que tienen 17,328 clientes, de los cuales 35% son personas dedicadas a la actividad por cuenta propia.

Cuentan con una cartera de $27 millones que procura principalmente atender proyectos que ayuden a las personas a salir de la vulnerabilidad. 

El crédito medio por cliente es de $1,774 y se trata de microempresarios que desarrollan desde actividades comerciales hasta agropecuarias.

En general, las microempresas  representan el  83% del sector, que pueden constituirse, de recibir el apoyo necesario, en motor del progreso para la familia panameña.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com