El boom que puso a correr a la industria del turismo

El boom que puso a correr a la industria del turismo

Se espera que en el 2015 se completen las 18.000 habitaciones de hotel.

En solo cinco años Panamá pasó de no tener suficiente infraestructura hotelera para atender a los visitantes a contar con una sobreoferta de habitaciones que ha llevado a una disminución en la ocupación hotelera, que de enero a mayo 2013 se situó en 60%, marcando tres puntos porcentuales por debajo del mismo período del año anterior. Y esto, aunado a la situación económica en Estados Unidos y Europa, ha incidido en la desaceleración del sector turismo, que creció 5,6% en el primer trimestre de 2013, menos de la mitad de lo que se expandió en el mismo periodo de 2012 (13,7%).
Este boom de construcción en el sector hotelero, producto de las expectativas generadas por el crecimiento de la economía panameña y la ampliación del Canal, llevó a la apertura de más de 181 hoteles y otros centros de hospedaje entre 2009 y 2013, que tras una inversión de $1.053 millones sumaron 5.456 habitaciones a la oferta hotelera panameña (Ver Recuadro:   Inversiones en el sector hotelero).
Pero el futuro es aún más retador, ya que para finales del 2015 se espera que Panamá complete las 18.000 habitaciones de hotel, cuando en promedio en la actualidad ingresan a suelo panameño 5.443 visitantes por día,  si se toma en cuenta que en 2012 se registró la llegada de 1.989.000 visitantes, entre turistas, excursionistas y pasajeros de cruceros.
La promoción ha sido mucha, sin duda, y prueba de ello es que Panamá se ubica hoy en el lugar 37 del ranking mundial del turismo del Foro Económico Mundial, que evalúa aspectos como calidad de servicios, infraestructura, clima de negocios y recursos humanos, entre otros. Y si la evaluación se enfoca en América Latina, en particular, Panamá ocupa la primera posición (Ver recuadro: Ranking de Turismo).
Sin embargo, para incrementar la ocupación hotelera frente a la sobreoferta de habitaciones se requiere mucho más que promoción.
Así lo ha entendido el sector turismo, que mediante una alianza público-privada se propone intensificar la promoción de Panamá como destino y superar las pruebas que exige el mercado mundial para los países que persiguen este objetivo en cuanto a servicios de calidad, atractivos turísticos, recurso humano calificado, nuevas rutas de vuelo e infraestructura vial y aeroportuaria.
La situación económica que experimenta el mundo no permite mantener un crecimiento sostenido de dos dígitos y el sector turismo no escapa de esta realidad, aseguró el administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Salomón Shamah .
Shamah  dijo que lo importante es que el sector continúa creciendo, aunque a menor ritmo, pero se espera que en la temporada alta -entre octubre y diciembre- se incremente la actividad para cerrar el año con un crecimiento del 7%.
La ATP está trabajando en conjunto con la empresa privada para promover a Panamá como destino y gran parte de ese esfuerzo se enfoca en atraer convenciones al país mediante mercadeo de la marca con la creación del Bureau de Convenciones denominado  Destination Management Office (DMO).
Shamah  señaló que el centro de convenciones de Amador le dará la capacidad al país de acoger convenciones de gran magnitud y que en estos momentos está limitada porque Atlapa es una estructura que no cuenta con lo necesario para ello.
A juicio del presidente de la Asociación Panameña de Agencias de Viajes (Apavit), Ernesto Reina, la sobreoferta de habitaciones de hotel ha recortado el margen de ganancias de los hoteles y en consecuencia desacelerado el crecimiento del sector.
Agregó que Estados Unidos y Europa aún resienten la crisis económica, lo que también ha disminuido la cantidad de visitantes provenientes de estos países.
En ello coincide la presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Camtur), Annette Cárdenas, quien aseveró que cuando crece la oferta tiene que crecer la demanda, pero en Panamá no están creciendo a la misma velocidad.
La también directora de Mercadeo del hotel Marriot indicó que la gran apuesta del país es sin duda las convenciones y que por ello la empresa privada y el sector público han hecho una alianza estratégica para poner en función el DMO.
Agregó que hay que destacar los avances logrados, como el seguro para el turista que fue creado por la ATP  y la certificación en la calidad del servicio, así como las promociones para hacer de Panamá un destino con la campaña Panama, The way, pero todavía el camino por recorrer para llegar a la meta es largo.
Sectores como las empresas organizadoras de eventos están muy animados  por esta fuerte promoción de Panamá, principalmente enfocada en atraer convenciones.
El director regional de Congrex para América Latina, Javier Montilla, considera que solo una estrategia unificada entre el sector privado y público puede hacerlo realidad.
Creemos totalmente en la promoción de Panamá como destino de convenciones, porque eso genera mucho negocio y por ello estamos enfocados en ello, comentó.
En ese sentido, piensa que acciones como el establecimiento del DMO y la construcción del centro de convenciones en Amador van en el camino correcto.
El ejecutivo recomendó que la promoción sería más efectiva si se sumarán los gremios profesionales como los médicos, que están afiliados a organizaciones internacionales, y que pueden promover a Panamá como sede de sus eventos.
Los hoteleros, que son los más afectados por la situación actual, han sido los primeros en anotarse a las iniciativas de promoción de Panamá como destino, apostando a las convenciones.
Jesús Sierra Victoria, presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), manifestó que Panamá es un país por conocer y que en estos momentos ha surgido una serie de temas que son contraproducentes para el sector, así como algunas falencias propias del país, como la escasez de capital humano trilingüe, lo que le resta competitividad en la región.
Reconoció que en estos momentos hay un lapso de desocupación hotelera, pero proyecta que esa situación cambiará en los próximos meses, ya que Panamá es el principal destino por conocer en Centroamérica, el quinto en Latinoamérica y el duodécimo en el hemisferio.

¿Qué hemos hecho?
El subadministrador de la ATP, Ernesto Orillac, señala que la nueva guerra fría es la promoción del destino porque la competencia es férrea y para Panamá este es el mejor momento debido a que su crecimiento económico y la ampliación del Canal precisamente ponen al país de moda a nivel mundial.
Destacó que además para que un país se convierta en destino se requiere desarrollar conectividad, infraestructura, productos, servicios y calidad de servicio.
La conectividad aérea ha sido clave para promover a Panamá, gracias a que Copa Airlines continúa abriendo nuevas rutas, así como la llegada al país de nuevas aerolíneas que lo conectan con Europa, como KLM (Holanda), Air France (Francia) e Iberia (España).
En el caso de Air France, se contará con más de 900 asientos de avión por semana  de avión desde París  a partir del 25 de noviembre próximo, con  tres frecuencias semanales.
En 2012 se registró la llegada  de 145.554 turistas europeos por el aeropuerto de  Tocumen. El movimiento del mercado europeo  tuvo  un crecimiento del  9,7 %.   Desde Francia se recibieron 13.731 turistas, con un crecimiento  del 11,1 %.
Orillac agregó que en cuanto a infraestructura se está mejorando la red vial a nivel nacional y con la construcción del nuevo aeropuerto de Río Hato se espera una gran afluencia de turistas en el interior del país, sumado a la remodelación del aeropuerto Enrique Malek de David en Chiriquí, el de Bocas del Toro y el de Pedasí.
Con relación a la calidad del servicio, se estableció en conjunto con la empresa privada un sistema de Certificación Turística que busca  mejorar la competitividad de la industria  y  la imagen del país como destino turístico. Todo esto dentro de un Plan  Piloto llevado adelante  con  25 entidades repartidas entre hoteles,  agencias de viajes y guías de turismo.
Se evalúan aspectos como la  garantía de adecuación de los servicios a  las  necesidades y expectativas empresariales, y  una mayor confianza en el profesionalismo del personal con   la finalidad de que los servicios se adapten a las necesidades de la demanda y se logre un  aumento de la satisfacción de los clientes.
A juicio de Orillac, el logro más importante alcanzado hasta el momento ha sido la alianza público-privada encaminada a promocionar a Panamá como destino para convenciones primordialmente.
Para este año se tiene programado celebrar 180 convenciones en el país, lo que generará 180.000 noches de hotel. Y en poco tiempo Panamá podrá acoger eventos con más de 10.000 participantes.

¿Y qué falta por hacer?
El presidente del Consejo Nacional de Turismo, Jaime Campuzano, precisó que los retos del sector son varios.
En la ciudad, por ejemplo, el principal reto es incrementar la cantidad de visitantes para enfrentar la situación de la ocupación hotelera versus la sobreoferta de habitaciones, mientras que en el interior es necesario desarrollar nuevos polos turísticos más allá del área del playas en el Pacífico.
Otros sitios a desarrollar son la costa atlántica y las islas, ya que solo contamos con la Isla Colón en Bocas del Toro, por citar un caso.
Promoción, recurso humano calificado, atractivos turísticos y mayor infraestructura vial, es lo que se ha venido planteando el sector turismo como tareas pendientes para poder convertirnos en un destino turístico, añadió Annette Cárdenas.
Cárdenas dijo que hay un gran trabajo por delante también en la creación de productos turísticos aprovechando la biodiversidad, la riqueza étnica y las fiestas tradicionales.  Todos esos productos nos llevan a otra cosa: hoteles en el interior del país,  carreteras  y otras infraestructuras.
Ernesto Reina enfatizó en que la sobreoferta de habitaciones de hotel es solo uno de los desafíos que enfrenta el sector turismo, que además requiere de mano de obra calificada y bilingüe para atender al turista y nuevas rutas de vuelo para atraer a turistas de otros países.
El camino es largo y, si no se apura el paso, Panamá puede quedarse como la ruta por descubrir.

Darsy Santamaría Vega
dsantamaria@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia