El cine en los guantes de Manos de Piedra Durán

El cine en los guantes de Manos de Piedra Durán

9 hands-of-stone

Panamá tiene en el filme Hands of Stone/Manos de Piedra, del realizador venezolano Jonathan Jakubowicz (Secuestro Express), una oportunidad de oro para mostrarse fuerte un terreno fértil y poco explorado en nuestro país: La producción de cine con calidad.

Para quienes estén siguiendo todo lo que ocurre con la promoción de esta película que se estrenará pronto, vale la pena analizar cómo la estrategia de comunicación de marketing de este producto ayuda a generar una expectativa gigantesca sobre la versión cinematográfica de la vida de una leyenda del boxeo de todos los tiempos, que con ello además, el púgil encuentre un nuevo nicho en el top of mind de nuevas generaciones, y nosotros como espectadores seamos testigos del impacto positivo de las redes sociales en torno a su figura.

En la más reciente edición del Festival de Cine de Cannes, la presentación -fuera de competencia – de esta película sirvió para que Manos de Piedra Durán ocupara un envidiable puesto entre lo mejor del cine.

Ahora bien, ¿por qué mencionamos el tema de comunicación de marketing? Veámoslo de esta perspectiva: Una película con un presupuesto de $18 millones, de los cuales el gobierno panameño invirtió $2,8 millones y con ello puso de su parte para que 15.000 personas, muchos de ellos panameños participaran del proyecto, tuvo la oportunidad de subir la loma entre las grandes producciones latinoamericanas, logró que un estudio independiente de prestigio como The Weinstein Company adquiriera los derechos de su distribución en 2.000 salas de cine en Estados Unidos (EE.UU.), y en la actualidad está preparando su camino para destacarse en la gran pantalla el próximo 26 de agosto.

A partir de ese momento, en el 2015, y con el producto casi terminado, se ideó un plan para aprovechar el status de Durán en la industria boxística en EE.UU. e iniciar una agresiva promoción del filme, dando como resultado que millones de televidentes y participantes del combate entre Manny Pacquiao y Timothy Bradley vieran el «spot» del filme y aplaudieran a Roberto apenas entró al tinglado promocionando la película. En el piso del cuadrilátero, el anuncio de estreno del filme.

Seguidamente, en cada espacio deportivo de las grandes estaciones, cada vez que Durán participa, se hace promoción. Se han producido películas deportivas sobre estrellas de nuestra era, entre ellas, el documental de Julio César Chávez, dirigido por Diego Luna, la película sobre Juan Manuel Márquez o la de Manny Pacquiao, pero ninguna ha despertado tanto interés como Hands of Stone.

A ello, agreguemos los comentarios de críticos de cine de medios de prestigio mundial como The Wrap, Variety, El País y The Hollywood Reporter, que en los cuatro casos resaltaron que la película tiene atributos de interés para ser vista.

Si de películas de boxeo se tratara, Manos de Piedra estaría peleando por una decisión dividida con Creed, la última de la saga de Rocky Balboa o la emotiva The Fighter, de David O. Russell, pero perdiendo unánimemente contra Toro Salvaje, de Scorsese.

El filme es percibido en la actualidad como una grata experiencia de Panamá para el mundo, así que la producción de Manos de Piedra se podrá convertir en un hito entre las más costosas películas de esta región, sólo superada por Libertador, sobre Simón Bolívar, que costó $50 millones y Metegol, una cinta de animación dirigida por Juan José Campanella, que tuvo un costo de $20 millones.

En definitiva, la prueba de fuego del cine panameño será este tributo a la leyenda viviente del boxeo mundial y juntos podremos ser testigos de un glorioso combate de quince asaltos, como en los tiempos de Manos de Piedra Durán.

Rainer Tuñón C.
Periodista y asesor en comunicación corporativa

Más informaciones

Comente la noticia