El Consejo Permanente de la OEA se reunirá este martes para abordar la situación en Bolivia

El Consejo Permanente de la OEA se reunirá este martes para abordar la situación en Bolivia
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha emitido este lunes un comunicado en el que "rechaza cualquier salida inconstitucional" a la crisis en Bolivia| Archivo

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá este martes para abordar la situación de Bolivia después de que el presidente, Evo Morales, haya dimitido denunciando un “golpe de Estado” por parte de los grupos opositores que llevan semanas manifestándose por un fraude electoral.

La reunión se celebrará a las 15:00 en la sede de la OEA en Washington a petición de Perú, Brasil, Colombia, Guatemala, República Dominicana y el autoproclamado Gobierno de Juan Guaidó en Venezuela, así como de Estados Unidos y Canadá.

La OEA es un actor clave en la crisis política que estalló en Bolivia a raíz de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 20 de octubre, en las que Morales se proclamó vencedor a pesar de que el candidato opositor Carlos Mesa denunció un “fraude gigantesco” del Gobierno para garantizar al líder indígena un cuarto mandato.

En este contexto, Morales accedió a que la OEA realizara una auditoría electoral cuyos resultados preliminares han confirmado irregularidades. Pese a ello, la OEA, recomendó que el presidente se mantuviera en el cargo, al menos, hasta conocer el informe definitivo, que llegará el miércoles.

Sin embargo, la oposición, la Policía y las Fuerzas Armadas pidieron al presidente que dimitiera, algo que Morales hizo pero denunciando ser víctima de un “golpe de Estado político, cívico y policial”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha emitido este lunes un comunicado en el que “rechaza cualquier salida inconstitucional” a la crisis en Bolivia y “llama a la pacificación y al respeto al Estado de Derecho”.

Además, Almagro ha pedido a la Asamblea Legislativa que se reúna “de forma urgente” para “asegurar el funcionamiento institucional y nombrar nuevas autoridades que garanticen un nuevo proceso electoral”.

La dimisión de Morales ha generado un vacío de poder porque también han renunciado su vicepresidente y los presidentes de Senado y Cámara de Diputados, a los que la Constitución encarga, por este orden, asumir el cargo de forma interina.

Ahora, el Parlamento es el encargado de señalar al sucesor del mandatario.

Asimismo, Almagro ha subrayado la importancia de que “la Justicia continúe investigando las responsabilidades existentes respecto a la comisión de delitos vinculados al proceso electoral celebrado el 20 de octubre, hasta las últimas consecuencias”.

Más informaciones

Comente la noticia