El Cruce de San Miguelito, un punto crítico

El aire registra los mayores niveles de contaminación de la ciudad capital

oxigeno

El oxígeno, uno de los componentes principales de la masa atmosférica que nos envuelve, es el elemento básico para la vida y, de ahí, que cualquier modificación en su densidad pueda tener consecuencias sobre la salud.

De los 12 puntos estudiados a lo largo de la ciudad capital, 11 están dentro de las condiciones de higiene y seguridad para el control de la contaminación del aire establecidas en  los decretos ejecutivos 9 y 38 del 2009, en el que se establecen que el  rango mínimo permitido es  20,8% y el máximo 21%.

Una vez más, el cruce de San Miguelito se sitúa por debajo del límite permitido con un 20%.

Según Miryam Chaves, decana de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Latina de Panamá, cualquier nivel por encima de 21% o por debajo de 20,8%, como el caso de San Miguelito, puede causar problemas respiratorios.

La falta de oxígeno puede conllevar serias consecuencias en la salud de los seres vivos, incluida la muerte, a igual que la modificación de su densidad puede tener efectos sobre la salud humana, especialmente, en grupos de riesgo y personas con afecciones pulmonares o cardiacas.

En la ciudad de Panamá se mantienen los estándares de porcentaje de oxígeno en el aire en la mayoría de los puntos con excepción de San Miguelito, que como se ha explicado en ocasiones anteriores, por ser un espacio   cerrado, el volumen de los  gases contaminantes producidos en su mayoría por el parque automotor le roban oxígeno al aire que respiramos, detalló Chaves.

Agregó  que aunque los valores de disminución de oxígeno en San Miguelito no son críticos, es preocupante, especialmente, para las personas que por trabajo o cualquier otra condición tienen que transitar por allí varias veces al día o permanecen por tiempo prolongado.

El descenso acumulado de los volúmenes de oxígeno en el  aire en jornadas consecutivas pone a prueba el organismo humano, pudiendo afectar la salud, especialmente en personas con problemas respiratorios como asma.

Este estudio, realizado por profesores y estudiantes del Centro de Contaminación Ambiental de la Universidad Latina de Panamá se llevó a cabo con un equipo de medición de gases marca QRAE II, que es un detector de gases compacto y portátil, con cuatro sensores para oxígeno, combustible, ácido sulfhídrico, monóxido de carbono o dióxido de azufre.

Se realizó durante el primer cuatrimestre de este año con un lapso de  dos horas en cada uno de los puntos que aparecen en el mapa.

Chaves señaló que la solución para mejorar los niveles de contaminación en el cruce de San Miguelito es establecer horarios específicos para el paso de los  vehículos pesados, con el fin de agilizar el tránsito vehicular en este punto.

El contenido de oxígeno permitido por la Organización Mundial de la Salud  (OMS) se ubica en un  20,8%  para centros poblados ubicados al nivel del mar.

Este es el sexto mapa de una serie de 12 que se estará publicando en Capital Financiero cada semana sobre la contaminación en la ciudad de Panamá. 

Sassha Fuenmayor Yépez
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL