El desarrollo inmobiliario se mueve hacia el Este de la capital

El desarrollo inmobiliario se mueve hacia el Este de la capital
Recientemente la administración del presidente Laurentino Cortizo manifestó la intención de aumentar el topo del interés preferencial de $120,000 a $180,000.| Cortesía

El déficit habitacional en Panamá se encuentra en alrededor de 175,000 viviendas, según un informe de Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot).

El Gobierno ha expresado la disponibilidad de fortalecer el Fondo Solidario de Vivienda (FSV) y la  Ley de Interés Preferencial, que  brindan beneficios a los panameños que deseen adquirir una vivienda por primera vez.

Recientemente la administración del presidente Laurentino Cortizo manifestó  la intención de  aumentar el tope del  interés preferencial de $120,000 a $180,000, lo cual incrementaría la cantidad de personas que se beneficiarían de este subsidio, que  reduce la tasa de interés que deben pagar las personas por los préstamos  hipotecarios.

El viceministro de Ordenamiento Territorial, José Batista, en la pasada  feria del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda), resaltó la importancia que los promotores  construyen viviendas de interés social.

Batista agregó que tiene como meta cumplir con la extensión del interés preferencial, que ayudará a muchas familias panameñas.

Dayra de Sauri, gerente ejecutiva de Banca de Consumo del Banco Nacional de Panamá (BNP), indicó a Capital Financiero que la mayor demanda de viviendas se centra Panamá Este,  Panamá Norte y en la provincia de Panamá Oeste.

Sauri destacó que la cartera de préstamos hipotecarios del BNP ronda los $1,300 millones.

Abanico de ofertas

Las ofertas de viviendas en Panamá Este, principalmente se ubica en el rango de entre los  $58,000 y $120,000. Mientras que en Panamá Norte la oferta oscila entre los $70,000 y $240,000.

Por su parte, en Panamá  Oeste se pueden encontrar viviendas entre $39,000  y $200,000.

Aldo Stagnaro expresidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), expresó que tanto el Bono Solidario como el interés preferencial han favorecido a compradores, promotores,  trabajadores y a las  industrias que suplen de  materia prima a las empresas constructoras.

Stagnaro agregó que en el interior del país el Miviot se ha enfocado en las capitales de provincias, pero debería  impulsar la construcción en otras áreas donde también hay demanda de viviendas.

Pedro Acosta, presidente de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), considera que se debe reglamentar las dimensiones  de las viviendas de interés social.

Acosta sugiere la creación de  una Ley que regule la construcción de viviendas de interés preferencial, que incluya las dimensiones, el tipo de materiales y las tasas de interés.

Francisco Rodríguez Morán

franrod07@hotmail.com

Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias