El Gobierno de EE.UU. acusa a Nueva York, Portland y Seattle de “permitir” los disturbios

El Gobierno de EE.UU. acusa a Nueva York, Portland y Seattle de “permitir” los disturbios

El Departamento de Justicia de Estados Unidos (EE.UU.) acusó a las autoridades de Nueva York, Portland y Seattle de “permitir la violencia y la destrucción de propiedad privada” durante la oleada de protestas que viene sacudiendo al país desde la muerte del afroestadounidense George Floyd el pasado 25 de mayo, mientras se encontraba bajo custodia policial.

“El Departamento de Justicia de EE.UU. señaló a las tres siguientes jurisdicciones por permitir la violencia y la destrucción de la propiedad privada de manera continuada y por haber rechazado tomar medidas razonables para hacer frente a actividades criminales: la ciudad de Nueva York, Portland (Oregón) y Seattle (Washington)”, anunció la cartera de Justicia en un comunicado.

El anuncio se produce después de que, tras meses de protestas en algunas ciudades estadounidenses, la Casa Blanca divulgara el pasado 2 de septiembre un memorando anunciando que identificaría a los gobiernos locales que no atajaban las mismas y les suspendería los fondos federales en caso de no actuar, una medida cuya legalidad está en entredicho.

A pesar de que la mayoría de las protestas fueron pacíficas, en algunas de estas tres ciudades -todas ellas gobernadas por demócratas- se produjeron actos de vandalismo, lo que llevó al presidente Donald Trump a reforzar su mensaje de “ley y orden” de cara a las elecciones del próximo 3 de noviembre.

“Cuando los líderes locales y estatales impiden a sus propias fuerzas del orden y agencias de seguridad hacer su trabajo, ponen en peligro a inocentes ciudadanos que merecen ser protegidos, incluidos aquellos que tratan de reunirse pacíficamente para protestar”, adujo el secretario de Justicia, William Barr, citado en el comunicado.

Trump criticó la postura de Biden frente a las protestas en Kenosha, Wisconsin, adonde el presidente planea viajar el martes a pesar de la oposición del gobernador del estado.

Por su parte, la oposición ha acusado a la Administración de caldear el ambiente con el simple objetivo de obtener réditos políticos en los comicios de noviembre.

El jefe de la cartera de Justicia defendió, además, que no se puede permitir que “dólares procedentes de impuestos federales sean malgastados” y expresó su deseo de que las tres ciudades señaladas este lunes “cambien de posición y sean serias a la hora de llevar a cabo las funciones básicas de un gobierno”.

El despacho detalla que, entre los motivos que han llevado al Gobierno a señalar directamente a estas tres urbes, se encuentran su “irrazonable” negativa a aceptar asistencia por parte de las fuerzas del orden federal o su decisión de reducir los fondos de la policía.

Trump ha criticado con vehemencia a los alcaldes de estas ciudades, así como a los gobernadores de sus estados, por no solicitar el despliegue de fuerzas federales para acallar las protestas. Debido a que la raíz de las protestas eran los abusos cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad contra la comunidad afrodescendiente, algunos líderes políticos se mostraron reacios a ejercer un uso excesivo de la fuerza ante la posibilidad de generar una escalada de tensión.

El Departamento de Justicia informó, además, que seguirá “trabajando para identificar” otras jurisdicciones que no respeten lo establecido en el memorando de la Casa Blanca y que “actualizará periódicamente” su listado.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com