El intraemprendimiento: Crear un nuevo negocio dentro de un negocio

El intraemprendimiento: Crear un nuevo negocio dentro de un negocio

Seguramente usted necesita en su empresa el tipo de personas que, a pesar las presiones que estamos viviendo en estos momentos, aún tengan ideas productivas, deseos de hacer cosas diferentes o de mejorar las ya existentes. Es aquí que entra en juego el concepto del intraemprendimiento.

¿Y en qué consiste el intraemprendimiento? Algunos pensaran que es otra palabra de moda que se deriva del espíritu emprendedor que involucra a trabajadores proactivos e ingeniosos.

Pero, Gifford Pinchot, quien en 1985 definió el concepto, decía que “la actividad de intraemprendimiento es capaz de desarrollar un comportamiento emprendedor, bajo el respaldo de la empresa, a través del descubrimiento, evaluación y explotación de nuevas oportunidades de negocio”.

Después de 16 meses de estar luchado para sostenerse contra la pandemia de coronavirus (Covid-19), sufriendo perdías económicas, confinamiento, suspensión de contratos e incluso pérdidas de vidas, adoptar la práctica del intraemprendimiento, puede ser una herramienta sumamente útil para los empresarios.

Y con el claro apoyo del Gobierno Central a favor del sector empresarial.

La reinvención e innovación de procesos dentro de las empresas se hacen necesarias para su subsistencia.

Si el intraemprendimiento es adoptado por empresarios visionarios, esto tendría una gran relevancia en el marco de la reactivación económica en muchos negocios, principalmente entre las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Por otro lado, el esfuerzo del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) para ayudar a reactivar el 49.39% de los contratos suspendidos a nivel nacional, nos brinda una gran posibilidad para reinventar nuestros negocios con espíritu innovador, fomentando el desarrollo del personal y a la vez impulsar soluciones innovadoras que conviertan a las empresas en organizaciones adaptables y más resistentes al entorno que estamos viviendo, contribuyendo de paso a la recuperación económica.

El turismo, bares, discotecas y actividades artísticas deberían adoptar este concepto que va de la mano con la creatividad empresarial; se pueden crear servicios, productos o procesos novedosos. Si los empleados están concentrados en innovar y en desarrollar será mucho más fácil que las compañías puedan mantenerse.

Sin embargo, el intraemprendimiento no consiste en crear obligadamente un emprendimiento para desarrollar proyectos con aceleradoras de empresas; ni en la captación externa de equipos y nuevo talento totalmente externos con el fin de concretar una idea sin casi nada de innovación. Y claro que no es adquirir empresas en etapa de emprendimiento que tiene un servicio o producto innovador.

La Ley 33 de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) clasifica las empresas de acuerdo con su facturación anual y nos indica que la facturación correspondiente a Pymes va de $150,000 a $2.5 millones.

Además, según el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec), este sector representa entre el 8% y el 8% del parque empresarial, respectivamente.

El concepto de intraemprendimeinto puede ayudar a reformular el modelo de negocios dentro las compañías, dando como resultado procesos innovadores, más productivos, generación de cambios novedosos, y creado un entorno de “ganar-ganar” entre empleados y empresarios.

Se trata de una nueva manera de alentar el desarrollo empresarial que necesitamos en Panamá y este es el momento de poner a prueba el talento humano de nuestro país, permitiéndole innovar dentro de la misma empresa, para así hacer crecer a todo el sector empresarial.

 

Arturo Arango
Empresario y subadministrador
Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme).

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias