El Metro impacta en la dinámica comercial y la movilidad de la ciudad

El Metro impacta en la dinámica comercial y la movilidad de la ciudad
El sistema masivo ha cambiado de manera progresiva el área metropolitana| Archivo

Más de 500,000 pasajeros transportados por día, dinamización de los espacios públicos en los alrededores de las estaciones e inversión en el área de influencia de las líneas 1 y 2 del Metro de Panamá, prueban el impacto de este sistema de transporte masivo.

“Al Metro de Panamá se le pide que resuelva hasta el problema del cambio climático”, afirma jocoso Álvaro Uribe, planificador urbano del Metro de Panamá, quien resume con esta frase la positiva percepción que tiene la ciudadanía de la institución.

Uribe explica que el Metro se ha convertido en un instrumento sin el cual la ciudad ya no funciona “porque tenemos una configuración urbana dispersa y alargada que ha ido distribuyendo a la población en las periferias de la ciudad”.

El estudio de Prefactibilidad nueva red maestra del sistema Metro de Panamá, detalla que las provincias de Panamá y Panamá Oeste integran el Área Metropolitana de Panamá (AMP) y el “65% de la población se encuentra concentrada en los sectores este y oeste, mientras el 57% de los empleos se encuentran en el sector centro”.

Datos contenidos en el  Plan Distrital de Panamá, por su parte, citan que la Provincia de Panamá genera el 71% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Su protagonismo económico, de empleo y población lleva a que “el crecimiento ordenado de la ciudad de Panamá sea un imperativo”.

La expansión de la ciudad ha sido tan irregular, reflexiona Uribe, que impulsó la creación de un “distrito dentro de un distrito”, lo cual explica el nacimiento de San Miguelito.

“El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) se estrenó haciendo toda clase de barriadas populares, desde Los Andes hasta Paraíso”, recuerda Uribe, quien apunta que este grupo de personas consiguió vivienda, pero el empleo y los servicios se mantuvieron en el centro.

Hacia los años 80, el modelo se reproduce pero esta vez hacia el este de Panamá, “primero con la autoconstrucción y después con proyectos privados de viviendas de bajo costo”, destaca el experto.

Esta misma tendencia la réplica Panamá Oeste hacia los años 90, pensando en una ciudad diseñada para el automóvil.

Uribe analiza que Ciudad de Panamá tiene más de 80 kilómetros de largo, realidad inédita en América Latina, y con una huella urbana de 35,000 hectáreas, “5,000 hectáreas menos que Bogotá que la supera en población”, hecho que obligó “a buscar una solución de gran peso como es el Metro” para llevar a las personas desde la periferia hacia el centro.

A la fecha, entre las líneas 1 y 2 del Metro se movilizan cerca de 500,000 pasajeros por día.

La Línea 1 concentra los mayores desplazamientos diarios con cerca de 300,000.

Para el año 2040, estudios del Metro estiman que el total de viajes diarios crezca 56%, llegando a 3.9 millones, cifra que se traduce en menos autos en calle, disminución de la congestión y desplazamientos más rápidos.

Uribe detalla que en el año 1995 el Miviot generó un Plan Metropolitano y planteó desconcentrar la ciudad, situando nodos en Panamá Oeste, en el norte y este de Panamá, para evitar una influencia continua al centro, “pero el mercado determinó la configuración de la ciudad”.

La Ley de Descentralización origina un cambio en el nivel de competencias de los Municipios que asumen sus propios planes de ordenamiento.

El Plan de Ordenamiento Territorial (POT) Distrital de Panamá, en la actualidad en discusión en la Comisión de Vivienda del Concejo Municipal, a partir de la existencia del Metro, “establece un corredor con un movimiento continuo, masivo y puntual porque el sistema tiene vía y vida propia y esto permite cambiar el uso en la ciudad”, cita Uribe.

“El Metro se está usando como un elemento de transformación y en una palanca de cambio”, sostiene Uribe y ha permitido, por ejemplo, que ya no se demanden tantos estacionamientos alrededor de los corredores del Metro.

Cada estación es ahora un nodo en potencia para reorganizar el espacio comercial, terciario y residencial con el objetivo de lograr una mayor densidad. Esta tarea ya está ocurriendo pero de manera progresiva.

En el caso de los nodos concebidos en 1995, se retoman en el POT: Villa Zaita (Línea 1) y Tocumen (Línea 2).

Articulados con el sistema masivo, deben fomentar atracción e inversiones nuevas en comercio, servicios, empleo y vivienda más densa.

La gran meta es que estos usos mixtos propicien que las personas vivan cerca de sus trabajos y la densificación ya se observa en los nuevos urbanismos.

En el caso del área de influencia de Línea 1, destaca la construcción de nuevas viviendas y de oficinas que por tradición estaban hacia calle 50 o la zona bancaria.

Con respecto a Línea 2, Uribe hace notar la presencia del  Instituto Técnico Superior Especializado (Itse). Si la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP)  mantiene su expansión hacia esta zona, este perfil  “atraerá nuevos factores de desarrollo urbano que no son solo galeras, sino oficinas y actividades de complemento”.

Solo del 1 al 31 de octubre de 2019, el informe de la Dirección de Obras y Construcciones (Doyc) del municipio de Panamá, registra la solicitud de un anteproyecto de construcción de un centro comercial en la avenida José Agustín Arango.

De igual modo, permisos de construcción para  la primera etapa de locales comerciales, en la Domingo Díaz, a un costo de $786,900 y de 14 viviendas en la 24 de Diciembre, por un monto de $536,200.

Línea 3, en palabras del experto, “dará un golpe de organización” a Panamá Oeste y los promotores ya están redefiniendo los proyectos.

Tatiana Fábrega de Varela, gerente general de Costa Verde, complejo residencial que se construye en La Chorrera (Panamá Oeste), señaló que al término del complejo habitacional, contarán con 180,000 familias.

Tienen previstos proyectos de mediana densidad y están haciendo cambios, cónsonos con esta tendencia.

Una apuesta fundamental, concertada con los transportistas de la zona, es destinar 5.8 hectáreas del urbanismo en el área noroeste, con la visión de crear una terminal de autobuses que pueda atender a los pasajeros de una posible extensión de Línea 3, hasta lo que sería la estación Costa Verde.

“La terminal en un futuro cercano serviría a todos los habitantes de La Chorrera”, precisó al destacar la importancia de hacer un reordenamiento de las rutas terrestre para que el impacto del Metro sea integral.

Otro hecho a destacar al analizar el impacto del Metro en la vida del ciudadano, es la creación de un “oasis donde el peatón es el rey” y es el espacio público alrededor de las estaciones, observa Uribe, quien afirma que esta idea se consolidó también al liberar la servidumbre entre las estaciones.

Ejemplos concretos son las intervenciones en las avenida Central, Justo Arosemena, vía Argentina y vía España, “trabajo que comenzó y no debe parar”, advierte.

El comercio se ha dinamizado porque desde los estudios de planificación del Metro se exigió que los edificios situados en el corredor del sistema tuvieran una planta baja comercial.

Luis Raúl Campana, presidente de la junta directiva del Sistema de Transporte Masivo (MiBus) y quien es experto en temas de ingeniería, transporte y movilidad, dijo que el Metro ha sido “muy bien diseñado y construido” al considerar su paso por líneas principales de transporte público y “ha tenido buena acogida por parte del usuario”.

Considera que le ha dado una cara diferente al sistema y la oportunidad de crear áreas peatonales de uso público.

Incluso, el concepto de usos mixtos y de garantizar la cercanía de la persona a su trabajo y a su casa, aportan ideas a Mibus y al Ministerio de Obras Públicas (MOP) en el proyecto de ampliación de la vía España, entre Cincuentenario y vía Porras, para tener un carril exclusivo de buses en un proceso de inserción y densificación urbana.

Janeth Kant, directora ejecutiva de la Asociación Panameña de Centros Comerciales (Apacecom), reflexionó que cualquier obra vinculada con el crecimiento de Panamá “es un beneficio para todos los sectores.

El comercial ha sido impactado de manera positiva porque las personas tienen mayor acceso a los centros comerciales, a nivel general, no solo como asociación”.

Recordó que a lo largo de Línea 1, en concreto en vía España, existe una importante dinámica comercial.

Ahora con Línea 2 se puede llegar a otros centros comerciales situados sobre la ruta del Metro, “con un impacto positivo en la vida de los panameños”.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com