El Niño acelera búsqueda de fuentes de agua

El Niño acelera búsqueda de fuentes de agua

El Ejecutivo propone construir dos nuevas potabilizadoras alimentadas con la cuenca del Canal

Captura de pantalla 2016-01-18 a las 4.13.57 p.m.

La promesa de campaña fue 100/Cero, 100% agua potable y cero letrinas, sin embargo, la llegada de la estación seca y una posible extensión de los efectos negativos del Fenómeno de El Niño hasta mediados del presente año podría complicar la posibilidad de que el presidente Juan Carlos Varela cumpla su palabra y pueda garantizar el suministro de agua potable las 24 horas del día, los 365 días del año a todos los panameños y especialmente a los 1,5 millones de personas que residen en la región metropolitana, conformada por las provincias de Panamá, Colón y Panamá Oeste.

Recientemente el Ejecutivo anunció la decisión de iniciar un agresivo programa de inversiones por parte del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) que consiste en la construcción de dos nuevas potabilizadoras y la ampliación de otras dos potabilizadoras para tratar de responder a la creciente demanda de agua potable en la región metropolitana.

De acuerdo con el presidente Varela, este año 2016 se ejecutará una ampliación de la planta potabilizadora de Chilibre en Panamá Norte, que aumentará el suministro diario de agua a 15 millones de galones, lo que representará una producción total diaria 265 millones de galones de agua potable, a esto se sumará la ampliación de la Planta Potabilizadora de Sabanitas, en la provincia de Colón, que en la actualidad produce diariamente 16 millones de galones de agua, aumentando su capacidad de producción a 46 millones de galones diarios.

Agregó que igualmente se iniciará la construcción de las nuevas potabilizadoras de Gatún en la provincia de Colón y La Arenosa en Panamá Oeste.

El problema es que todas estas iniciativas contemplan como fuente de suministro de agua cruda los cuerpos hídricos que conforman la Cuenca del Canal de Panamá, la cual experimenta una situación crítica debido a que los lagos y ríos que la conforman no se han recuperado del impacto que tuvo sobre ellos del Fenómeno de El Niño el año pasado, obligando a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) a adoptar medidas para optimizar el uso del agua durante la estación seca, ante la posibilidad de que esta se extienda hasta los meses de mayo o junio debido a la extensión del fenómeno climático. 

Es importante destacar que de acuerdo con los estudios de la ACP, el mes de mayo de 2015 fue el menos lluvioso en la Cuenca del Canal de los últimos 50 años y el mes de junio de 2015 fue el menos lluvioso de los últimos 102 años.

Por su parte, un estudio del Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales (Stri, por sus siglas en inglés) indica que con la excepción de sólo dos semanas, las mediciones de lluvia en Isla de Barro Colorado desde principios de mayo hasta mediados de agosto, estaban por debajo de lo normal.

La precipitación total registrada hasta el 18 de agosto, fue de 989,5 milímetros, el más bajo jamás registrado desde que iniciaron los registros en 1925. Del mismo modo, la ACP también informa de la escasez de precipitaciones, en un récord para toda la Cuenca del Canal de Panamá. Y se han reportado condiciones de sequía severas en más del 90% del país, enfatizó el documento.

La situación fue tal que en el mes de agosto del año pasado la ACP, anunció su decisión de establecer una restricción del calado de los buques que transitarían por la vía acuática, en medio pie, una medida que fue levantada casi inmediatamente gracias a que en ese mes de agosto las precipitaciones tomaron fuerza y devolvieron la normalidad a las operaciones canaleras.

Sin embargo, en este momento la historia es muy diferente ya que de acuerdo con los estudios del Stri, advierten que con el inicio de la estación seca, que regularmente se registra entre los meses de diciembre y enero, el nivel de ambos lagos Gatún y Alajuela comenzará a caer rápidamente dando lugar a la posibilidad muy real de una grave escasez de agua en abril y principios de mayo (Ver recuadro: Impactos globales de El Niño).

Esta situación ha generado una profunda preocupación en la ACP al punto que el administrador del Canal, Jorge Luis Quijano, señaló en una reunión con miembros de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura (Cciap) que esa entidad está evaluando diversas opciones para garantizar el suministro de agua potable a la región metropolitana y de agua cruda para las operaciones de la vía acuática, las cuales están en riesgo debido no solo a la reducción de las precipitaciones en la Cuenca del Canal, sino también a los altos niveles de consumo de agua potable.

Quijano destacó que de hecho el consumo de agua potable en la región metropolitana ha alcanzado ya los niveles que la ACP estimó que se registrarían en el año 2025, y mostró preocupación porque todas las soluciones que se han planteado a este problema, como la construcción de nuevas potabilizadoras o la expansión de las existentes tienen como fuente de agua cruda los lagos y ríos que conforman la Cuenca del Canal.    

Ante esta situación, el presidente de la Cciap, Carlos Fernández, advirtió que es urgente que el Gobierno, como lo mencionó el presidente Varela en su informe a la Nación, analice y ejecute soluciones a mediano plazo como el embalse en la cuenca de Río Indio, a fin de garantizar el funcionamiento del Canal y el abastecimiento de Panamá Oeste, así como la incorporación de la reserva del lago Bayano, a las fuentes de abastecimiento de agua potable para el sector Este de la ciudad de Panamá. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia