El Niño amenaza con extender crisis del agro

El Mida invertirá $4,5 millones en la construcción de abrevaderos y diques en Los Santos

cattle eating oranges

El sector agropecuario se prepara para enfrentar un año agrícola difícil, debido a la incidencia del Fenómeno de El Niño, que ha generado una pronunciada sequía, principalmente en las provincias centrales y que amenaza con dar al traste con los esfuerzos que se han estado realizando para iniciar la recuperación de esta maltrecha actividad.

Y las primeras víctimas han sido los ganaderos, de acuerdo con el ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Jorge Arango, más de 500 reses han muerto y la producción de carne y leche se ha visto afectada.

Arango destacó que la provincia de Los Santos es  la más afectada y aunque se han registrado lluvias en los últimos días, los reportes que maneja el Mida indican que los efectos del Fenómeno de El Niño se  prologarían hasta el mes de septiembre, lo que podría convertirse en la peor sequía de los últimos 100 años.

Entre las ayudas que han recibido los ganaderos se incluye la distribución de  40.000 bolsas de alimentos y  pacas. También se  contempla invertir $4,5 millones en la construcción de abrevaderos, diques para los ríos  y pozos en la provincia de Los Santos.

Las cosechas están atrasadas y lo peor de todo es que estamos llegando al punto en donde no hay agua ni para el consumo humano, lo que pone de manifiesto lo delicado del problema, detalló Arango.

En regiones arroceras como El Valle de Tonosí y Pedasí, en la provincia de Los Santos, el proceso de siembra se encuentra  sumamente retrasado.

La estación lluviosa debió iniciar a finales de abril e inicios de mayo, pero por el contrario, las zonas cercanas a las costas del Pacífico han sido víctima de una intensa sequía y un exceso de calor.

Esta es una situación que podría retrasar el inicio del proceso de reactivación del sector agropecuario que vive una prolongada crisis de  más de 30 años.

Arango destacó que unos de los logros en su primer año de gestión al frente del Mida fue lograr unificar y poner a trabajar en una misma dirección a todas las entidades vinculadas al sector agropecuario, las cuales, según dijo, trabajaban sin ningún tipo de coordinación.

Durante el último año se destinaron $94,9 millones en apoyo al productor, que incluye $39,4 millones en incentivos a los arroceros, $24 millones en la compra de productos nacionales por parte del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA), $22 millones en crédito por parte del Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA), $5,6 millones en apoyo para hacerle frente a las afectaciones causadas por el clima y $4,5 millones en pagos de siniestros por parte del Instituto de Seguro Agropecuario (ISA).

Arango destacó que en el primer año se dedicó a limpiar la casa y a devolverle la confianza al productor.

El presidente de la Asociación Nacional de  Ganaderos (Anagan), Julio Ramírez,  señaló que  las últimas subastas ganaderas realizadas en las provincias de Los Santos, Coclé y el distrito de  Chepo reflejaron  una disminución del precio de la res en  canal, debido a que los ganaderos están reduciendo sus hatos  para enfrentar la sequía, lo que ha ocasionado un incremento de la oferta y en consecuencia una caída de los precios.

En la  última semana el precio de la vaca en canal experimentó una reducción de  $0,08 por libra, mientras que los   toros y  los  novillos registraron una baja de  $0,05 por libra.

Para Ramírez se trata de una merma significativa, pero para muchos ganaderos es la única forma de obtener capital para invertirlo en la compra de alimentos y forrajes con la finalidad de seguir enfrentando la sequía.

Ramírez indicó que esta situación ya se experimentó los años  1982 y el 2000 cuando se incrementó el sacrificio y se redujeron los hatos ganaderos, que se recuperaron cuando pasaron los efectos del Fenómeno de El Niño.

La cuenca del  Pacífico, sobre todo las regiones próximas al Golfo de Panamá,  el Arco Seco, La Chorrera, Chepo y  Darién son las regiones más afectadas, aunque en las dos últimas se registra con menor intensidad.

Si bien se  esperan lluvias en agosto y septiembre no alcanzarán los   niveles acostumbrados y volverán a suspenderse en diciembre para volver en junio o julio del próximo año, de acuerdo a los reportes metereológicos.

Por lo que Ramírez indicó que los productores no deben emocionarse por las lluvias de  los últimos días y, por el contrario,  deben prepararse para sembrar sorgo y pastos en cortes para hacerle frente a la próxima estación seca que también será prolongada.

Ramírez explicó que la rebaja en el precio de la res en canal no se traducirá al consumidor, debido a que el precio se mantiene  aún más alto que en julio del año pasado cuando la actual administración gubernamental estableció el control de precio.

Los cortes de carne que permanecen regulados representan  el 30% de la totalidad de una res.

Por su parte, el director de Agricultura del Mida, Moisés Batista,  dijo que el arroz es el  rubro más afectado por la sequía.

Y aunque algunos productores de maíz a chuzo han empezado la siembra, se trata de una cantidad pequeña, toda vez  que  el grueso se registra en el mes de septiembre  cuando se siembran unas 17.000 hectáreas.

La sequía ha golpeado al año agrícola que empezó el pasado 1 de mayo, y prueba de ellos es que no se ha podido sembrar toda la superficie que se había programado para esta fecha, expresó el funcionario.

Hasta el momento se han sembrado 11.881 hectáreas, cuando la meta para esta fecha era haber sembrado entre 17.000 y 23.000 hectáreas.

Batista dijo que  queda hasta el 15 de agosto para que  se regularicen  las lluvias, y se pueda recuperar la siembra, de lo contrario la producción del actual año agrícola no superará las cifras de la última cosecha, sino que podría ser aún menor.

El arroz, a diferencia de otros rubros, requiere de una gran cantidad de agua para que pueda desarrollarse de manera normal.

Recientemente el Consejo Consultivo Agropecuario propuso la creación de un precio sostén para el arroz, que está siendo analizado por las autoridades correspondientes, con el fin de incentivar la producción y lograr la autosuficiencia en los próximos ocho años.

El director del Instituto de Investigación  Agropecuaria de Panamá (Idiap), Axel Villalobos, dijo que la entidad  concursó y  se adjudicó  la  realización de  dos programa de investigación  financiados por el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria  (Fontagro), uno de ellos tiene que ver con un nuevo sistema para producir  arroz.

Indicó que el arroz requerirá de un 50% menos de agua para poder crecer y aumentará la producción en un 30%.

Con este sistema producimos más arroz con menos agua, detalló.

Como plan piloto se empezó a utilizar en Las Macanas, en la región  de Azuero, donde un grupo de productoras mujeres estarán participando del proyecto.

Para el próximo año tendremos  los resultado y los beneficiados serán los productores, que podrán enfrentar de una mejor manera los efectos del cambio climático, indicó el funcionario.

Por su lado, el gerente del Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA), Ricardo Solís, informó que  en lo que va del año se han entregado  $13,2 millones en préstamos y se encuentran en  trámites de aprobación  solicitudes crediticias por  $20 millones adicionales.

En la provincia de Darién de 103 hectáreas  de arroz financiadas el año pasado, la cifra se incrementó a 3.500 hectáreas este año.

Igualmente la entidad ha desembolsado $7 millones a   interés  de 0%  y otros $13 millones se encuentran en trámites de aprobación.

El mayor monto ha sido solicitado por los ganaderos para proyectos de ceba y leche, mientras que se espera que se incrementen los rubros de arroz y de maíz.

Entre los proyectos del Mida para el próximo año figuran: El proyecto de trazabilidad pecuaria, poner en ejecución la clasificación de la carne y la construcción de sistemas de riego  y  acopio de agua en diferentes provincias, para lo cual solicitó un presupuesto de $180 millones.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia