El nuevo Gobierno deberá decidir construcción de proyectos hídricos

El nuevo Gobierno deberá decidir construcción de proyectos hídricos
Se contempla contar con reservorios multipropósitos y accesos a fuentes de agua potable| Archivo

A finales del 2025 debe estar terminada la construcción del  reservorio multipropósito de río Indio, la planta potabilizadora que utilizaría agua del río Bayano para atender a los residentes de Panamá Este y los reservorios multipropósito de la cuenca del río La Villa, siempre  que el  presidente electo, Laurentino Cortizo, decida licitar estos proyectos, luego que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) entregue los estudios de factibilidad  en diciembre próximo.

El Ministerio de Ambiente  (Miambiente)  contrató, por un monto de $34 millones, a la ACP, para realizar los estudios  de la cueca de río Indio en la provincia de Coclé,  del río Bayano en Panamá Este y  de los  reservorios multipropósito en la cuenca de los ríos La Villa,   Santa María, Parita y Perales,  en la región de Azuero.

En el río Indio se plantea construir un reservorio multipropósito que aportaría agua al Lago Gatún mediante un túnel de 8.4 kilómetros.

En el caso del río Bayano, se contempla trasladar las aguas que salen de la central hidroeléctrica   a la planta potabilizadora de Pacora. Mientras que en los ríos de La Villa, Santa María, Parita y Perales se construirían varios reservorios.

Para Emilio Sempris, ministro de Ambiente, el próximo Gobierno deberá aprobar los tres proyectos, ya que  el agua es un tema de urgencia nacional e instó a la ACP terminar pronto los estudios.

Para el 2020 se estima que el consumo de agua aumentará a 662 millones de galones diarios, debido a que en la actualidad se construyen cinco nuevas potabilizadoras que se abastecerán de los lagos Gatún y Alajuela, que actualmente suministran 437 millones de galones de agua al día a la población del área metropolitana (Panamá, San Miguelito, Arraiján, La Chorrera y Colón).

Carlos Vargas, vicepresidente de Agua y  Ambiente de la ACP, sostiene que en la medida que ha ido aumentando  la temperatura, ha ido disminuyendo el caudal de los ríos  y, de seguir  así, se registrará entre 20%  y  30% de reducción de los caudales, por lo que es necesario prepararse  y reducir el consumo de agua.

“El aumento de consumo de agua no debe continuar, ya que somos el país que con mayor consumo de agua per cápita”, recalcó Vargas.

En la actualidad la generación de energía eléctrica demanda el 23% del agua disponible, lo que hace de este sector el mayor usuario de agua no consuntiva. Según el Plan Energético Nacional (PEN 2015-2050), actualmente se consume cerca de 10,000 Gπwh (Gigavatio-hora)  de energía eléctrica, de la que  el 70% proviene de fuentes hídricas. Es por esto que Panamá es un país con muy bajas emisiones de dióxido de carbono (CO2), solo el 0.02% del total mundial. Se prevé para el 2050 se requieran 1,000 Mwh (Megavatios-hora) adicionales de energía provenientes de hidroeléctricas. En Panamá, los recursos de agua dulce son suficientes para abastecer al sector agrícola. Al año 2050 se espera que apenas se utilice cerca del 41% de la disponibilidad total de agua dulce.

Orlando Rivera
Orriver22@hotmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia