El nuevo gobierno reestructurará presupuesto en el segundo semestre

El nuevo gobierno reestructurará presupuesto en el segundo semestre
También se evalúan alternativas administrativas que faciliten la recaudación.| Cortesía

Ante una situación de las finanzas públicas que calificó de “preocupante”, el ministro entrante de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, anunció una estrategia de reestructuración del presupuesto en el segundo semestre, “privilegiando el gasto socialmente eficiente y efectivo” y de contención del gasto público.

De igual modo, el nuevo Gobierno evaluará aquellos proyectos “presupuestados, pero no iniciados, la limitación de viajes al exterior y viáticos” así como una política de subsidios con una orientación correcta, “porque el 17% de los ingresos corrientes del Gobierno central se destinan a estos conceptos”.

También se evalúan alternativas administrativas que faciliten la recaudación.

Resaltó que la norma presupuestaria vigente, faculta al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) “a presentar un plan preventivo de contención del gasto público, y cuando los ingresos efectivamente recaudados sean inferiores a los presupuestados, a realizar un plan correctivo de reducción de gasto”.

Dijo estar convencido de la posibilidad de enfrentar con éxito “el desbalance de las finanzas públicas” y, al respecto, subrayó que “los mercados internacionales ven con mucho agrado el equipo económico que ha estructurado el Presidente de la República”.

Alexander explicó que ya existen conversaciones con la comunidad financiera internacional (Banco Mundial, BID y CAF) y la banca privada “y hemos visto su disposición de apoyar al Gobierno Nacional con financiamiento” que apalancará la estrategia general.

El balance del titular designado del MEF se originó como resultado de las informaciones recibidas durante el proceso de transición.

La preocupación del nuevo Gobierno apunta hacia varios escenarios:

-La disminución de la capacidad de ahorro en el Gobierno Central y el Sector Público No Financiero (Spnf), “principal fuente de financiamiento de las inversiones públicas”.

De enero a mayo de 2019, según este balance, el ahorro corriente en el Gobierno Central fue negativo en $556 millones y en el Spnf el ahorro total fue negativo en $81 millones. Esto se explica por “el aumento del gasto mientras los ingresos se reducen”. (Ver gráfica: Ahorro del Spnf y del Gobierno).

“Los ingresos corrientes no alcanzan para pagar planillas y subsidios y esto a través del tiempo no puede ser sostenible”, dijo Alexander.

-En los primeros cinco meses de 2019, los gastos del Gobierno Central crecieron $586 millones (13.3%), mientras los ingresos disminuyeron $259 millones (9.1%), respecto al mismo periodo del año anterior.

Este comportamiento resulta similar en el Spnf: Los gastos crecieron $695 millones (12.6%) y los ingresos disminuyeron $440 millones (9.4%). (Ver gráfica: Ingresos del Gobierno central y del Spnf).

-En materia de recaudación, de enero a mayo de 2019, “la recaudación de ingresos en el Gobierno Central estuvo 18% por debajo de lo presupuestado”.

-Las autoridades del MEF confirmaron que para finales del 2019 las estimaciones del déficit superaron el límite que permite la Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

De este comportamiento, el equipo del MEF liderado por Alexander, establece un déficit fiscal del Gobierno Central de $2,406 millones, equivalente a un 3.4% respecto al Producto Interno Bruto (PIB) nominal,

En el caso del Spnf, el déficit fue $1,970 millones (2.8% del PIB nominal).

En relación con el mismo periodo de 2018, “el déficit se incrementó en $845 millones (54.2% en el Gobierno Central) y en $1,135 millones o 136% en el Spnf”.

Impacto al cierre de 2019

Alexander resaltó que en esta oportunidad le correspondió al Gobierno saliente elaborar el presupuesto actual y sus modificaciones para la vigencia fiscal 2019 y, desde su perspectiva, el concepto inicial, “tanto en los ingresos como en los egresos”, afectarán de manera negativa los resultados a junio e incluso diciembre de 2019.

Dijo que no hay claridad sobre las cuentas y las obligaciones por pagar, pero expresó que se mantendrá la promesa de campaña de asumir las obligaciones con los proveedores.

Expresó el compromiso de presentar a la nación una estrategia financiera completa, en favor del dinamismo de la economía, una vez se conozca a fondo el estado de las finanzas públicas.

Samuel Moreno Peralta, presidente del Colegio de Economistas de Panamá (CEP), reconoció que “el principal desafío del nuevo Gobierno será volver a crecer”.

Sin embargo, estima que no será fácil “en un contexto en el que se debe mantener una política fiscal bastante contractiva o por lo menos no expansiva”.

Además, “como Panamá tiene una ratio de deuda cercano a los límites de responsabilidad fiscal, de alrededor del 40% del PIB, le podría resultar complejo la ejecución de obras”.  Moreno considera vital realizar los pagos a los proveedores “para dinamizar la economía” y, si los ingresos fiscales no son suficientes, procurar “una línea de crédito a corto plazo”.

Plan de austeridad y revisión de los subsidios, también son prioridades que establece el CEP.

Violeta Villar Liste

violeta.villar@capital.com.pa

Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias