El país necesita más puertos y facilidades logísticas

El país necesita más puertos y facilidades logísticas

img0029

Si alguna conclusión quedó clara en el foro Marítimo realizado la semana pasada por Capital Financiero es que Panamá, contrario a muchos de sus vecinos no se ha preparado a cabalidad para aprovechar adecuadamente las oportunidades de negocio que se abrirán cuando el Canal ampliado entre en operaciones.

Por ejemplo, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) tiene en su lista de proyectos la construcción de un puerto de trasbordo de contenedores en el área de Corozal, de un puerto para carga rodante (ro-ro) y facilidades para el almacenamiento y comercialización de Gas Natural Licuado (GNL).

Sin embargo, la realidad es que de estas iniciativas ninguna está cerca de concretarse. La más avanzada es la construcción y operación del puerto de Corozal, para lo cual la ACP adelantó un proceso de precalificación basado en las potestades que le confiere el Título Constitucional del Canal para administrar la vía acuática y todos los bienes que conforman su patrimonio.

El resto de los proyectos todavía están en el tintero. Mientras que en puertos vecinos como Cartagena en Colombia, Moin en Costa Rica y Mariel en Cuba se han realizado grandes inversiones para tratar de quitarle a los puertos panameños parte de la carga que ya pasa por nuestra vía acuática y de la que comenzará a pasar por el Canal ampliado a partir del próximo 26 de junio.

También los puertos de la costa Este de los Estados Unidos ha realizado grandes inversiones para aprovechar las oportunidades que ofrecerá el Canal ampliado.

Y lo que a mí me preocupa muy seriamente es que los panameños terminemos pagando la fiesta, pero que sean otros los que la gocen.

Para evitarlo, a mi juicio, el país necesita estructurar un plan de desarrollo de ambas riberas del Canal, estableciendo áreas para la construcción de nuevos puertos tanto en el Atlántico como en el Pacífico, centros de acopio de mercancías, un ferrocarril en el sector Oeste (que una las ciudades de Panamá y Colón, para que compita con el actual) y una red de carreteras que facilite el trasiego de carga entre todos estos componentes.

Sin duda alguna un plan de este tipo requerirá inversiones multimillonarias, pero estoy seguro que el país puede encontrar a un gran número de empresas interesadas en invertir en este tipo de proyectos ya sea a través de la figura de la concesión administrativa o mediante una empresa mixta, como tantas que  existen hoy en día en Panamá.

Necesitamos más puertos para la carga que pase por el Canal no termine en otros países. Esto no debería ser difícil de entender para nadie en Panamá, ya que de ello depende el que podamos sacar el máximo provecho a la ampliación del Canal y sería injusto para con las futuras generaciones que por la miopía de nuestros políticos o la mezquindad de algunos empresarios, nuestra vía acuática vuelva a ser para los panameños lo que fue en manos de los estadounidenses, un camino por el que simplemente pasan los barcos, sin que podamos darle algún servicio a los buques que lo utilizan, ni valor agregado a la carga que ellos movilizan.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL