El paquete turístico, una forma de viajar que comenzó hace 175 años

El paquete turístico, una forma de viajar que comenzó hace 175 años

Hoy en día es un negocio que mueve miles de millones de dólares

destination

Todo comenzó con un sándwich de jamón. Y por supuesto con té. No es que eso precisamente evoque el verano, la playa y el baño, que es lo que la mayoría de turistas quieren en su viaje organizado, pero fue con un sándwich de jamón como comenzó todo hace 175 años, cuando un 5 de julio Thomas Cook vendió su primer paquete turístico.

Este párroco baptista británico, pionero de este tipo de viajes, reunió a varios cientos de personas en un encuentro en el que el alcohol era tabú, pero en el que sí había té y sándwich de jamón.

Hoy en día, los viajes organizados o paquetes turísticos suponen un negocio que mueve miles de millones, pero sigue necesitando reinventarse, sobre todo en la era de Internet. En Alemania, por ejemplo, esa forma de viajar genera un volumen de negocio de 25.000 millones de euros al año ($27.813 millones).

Cuando fuera nieva o está el día oscuro, uno puede acudir a la agencia de viajes y ojear catálogos con la satisfactoria esperanza de reservar algo en un lugar soleado, en el Mediterráneo, por ejemplo. Para millones de personas en el norte de Europa esa sigue siendo la forma tradicional de irse de vacaciones. Todo a un precio cerrado y asegurado frente a cualquier eventualidad.

En Alemania, uno de los países más viajeros del mundo, los paquetes de al menos cinco días constituyen el 42% de los viajes de vacaciones. Es la principal forma de irse de vacaciones, según señala el informe anual sobre la materia del centro de investigación de vacaciones y viajes con sede en la ciudad de Kiel, en el norte de Alemania. Hace diez años, esa cifra era del 48%. Y cada vez más personas suelen reservar el billete y el alojamiento por separado, empleando plataformas internacionales en Internet como Trivago o Airbnb.

Pero, eso no significa que se haya reducido el número de viajeros con paquetes a un precio cerrado, sino que el mercado de las vacaciones ha crecido.

En el futuro seguirán existiendo los paquetes turísticos, dijo Harald Pechlaner, que se dedica a investigar el turismo. Hay que hacer cálculos claros, advierte el analista, pues se necesitan estructuras claras de costes para la planificación y las reservas, a fin de poder ofertar un precio económico.

Pechlaner cree que los ataques terroristas y las crisis internacionales harán que más personas recurran a los viajes organizados, pues si el viaje se cancela, los gastos corren por cuenta de la empresa organizadora.

Y acudir a una agencia de viajes, al menos en Alemania, sigue siendo algo habitual. Los alemanes son cautos a la hora de comprar en Internet, dijo el jefe de la empresa de viajes Tui, que señala que sólo uno de cada tres viajes contratados con su empresa se hace a través de Internet. Gran parte de los viajeros hace la consulta online, pero al final acude a la agencia de viajes para hacer la reserva.

El paquete turístico ya no es lo que era, se afirma desde la asociación alemana de viajes, que prefiere referirse a este tipo de vacaciones como viajes organizados. Hoy en día, hasta los estudiantes recurren a este tipo de oferta, que llega a todos los grupos de población, señala Torsten Schäfer, portavoz de la asociación.

Sol, playa y mar siguen siendo lo más buscado en los tradicionales destinos de los paquetes turísticos. Y en el norte de Europa se busca eso en el Mediterráneo. España, Grecia, Turquía, Egipto, Túnez y Marruecos ofrecen a raudales ese tipo de vacaciones. Sin embargo Turquía, Túnez o Egipto están teniendo problemas por los ataques terroristas. Estamos observando una prolongación de la oleada viajera en dirección España, Portugal, Grecia, Bulgaria e Italia.

Burkhard Fraune
Berlín
DPA

Más informaciones

Comente la noticia