El paréntesis del MEF

El paréntesis  del MEF

Marianela Palacios R.

mpalacios@capital.com.pa

Editora

Se supone que hoy, lunes 19 de septiembre, se reincorpora Alberto Vallarino a sus labores como ministro de Economía y Finanzas, luego de abrir un paréntesis en su gestión para atender asuntos personales.

Ese paréntesis ha generado incertidumbre en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y acentuado las dudas sobre su irrevocable renuncia.

Esperamos que dichas dudas se despejen de inmediato y que el presidente Ricardo Martinelli informe cuanto antes al país quién será el reemplazo de Vallarino o si, tal como sugirió la ex presidenta Mireya Moscoso, las finanzas públicas de Panamá seguirán dirigidas por el ex banquero.

Este paréntesis ha servido al menos para dos cosas. Primero, para poner a prueba al viceministro de Economía, Frank De Lima, que ha sido sugerido por el propio Vallarino como un buen sucesor. Y segundo, para que el actual ministro sopesara y evaluara mejor lo que representaría para sí mismo, para sus aspiraciones presidenciales futuras (si es que aún las tiene), para su partido y para el país, salir o mantenerse en ese despacho ministerial.

Creo que todos los líderes involucrados en este proceso deben comportarse a la altura de la circunstancia y no deben seguir dándole largas a este asunto. En mi opinión, sería irresponsable mantener la incertidumbre por mucho tiempo en el MEF.

Varias personas con las que he hablado del tema han especulado sobre las verdaderas razones que están llevando a Vallarino a mantener la situación tal y como está, y piensan que el señor ministro ha puesto al Presidente ciertos condiciones para quedarse. Algunos llegaron incluso a pensar que la orden de proceder para la rehabilitación del aeropuerto de Río Hato que salió la semana pasada está relacionada con esto.

Yo me niego a creer que los intereses personales sean los que están privando aquí y confío en que el señor ministro está actuando principalmente pensando en el beneficio del país.

Sea cual fuere el caso, insisto: El paréntesis no debe ser muy largo. El MEF tiene tareas pendientes que son claves para el futuro de Panamá y que son inaplazables, como la estructuración del Fondo Soberano. No hay razones para perder tiempo.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL