El reciclaje, un negocio con potencial de crecimiento

El reciclaje, un negocio con potencial de crecimiento

Panamá genera cerca de 3,800 toneladas de basura al día y solo se recicla el 5%, ubicando al país como uno de los más rezagados en el manejo y aprovechamiento de residuos en  América Latina.

Empresas como Eco-klean, S.A., especialista en soluciones y tratamiento de desechos de hidrocarburos y la Alianza Público-Privada Basura Cero: Cambia tu barrio, han sabido sacarle provecho al problema con una gestión eficaz, integral y racional de los residuos.

Eco-klean, S.A. es una empresa panameña fundada en 1996, que posee una planta de tratamiento con capacidad de almacenamiento de 1.1 millones de galones y capacidad de procesamiento de 45,000 galones por día.

Actualmente proveen servicio de recolección, tratamiento y disposición final de distintos tipos de contaminantes como aguas oleosas que  se producen en barcos y en los procesos de petro-eléctricos, fondo “lodoso” de los tanques que almacenan bunker C, aceites usados en talleres mecánicos, aguas residuales de empresas de alimentos y minería; pero el  fuerte de la empresa es la contaminación por hidrocarburo, mercado que genera  desechos anuales de 22.9  millones de galones (Ver recuadro: Hidrocarburos en Panamá).

Según Jorge Lau, gerente general Eco–Klean, una vez que se recolectan los desechos y se llevan a la planta se clasifican y pasan a una piscina de sedimentación donde por gravedad se separa el agua del aceite, el agua pasa a una planta de tratamiento para ser purificada mediante el uso floculantes y bacterias que se alimentan de las trazas de aceites y antes de liberarse es clorada y se le realizan pruebas de laboratorio para garantizar que cumplen con lo que establecen los reglamentos.

Mientras que el  aceite que queda es trasladado a una unidad térmica donde se caliente a 115 grado Celsius​ para evaporar las moléculas de agua y luego  pasa a una etapa de sedimentación, quedando un  hidrocarburo  llamado AFO (Alternative Fuel Oil) que se vende en el mercado como Bunker C, pero a menor precio.

“Se vende a $0.80, mientras que el Bunker C tradicional cuesta $1.50 el galón, ganamos por ayudar al ambiente y por el  producto alternativo que creamos”, explicó Lau.

Se han establecido 21 estaciones de reciclaje que han generado empleos verdes permanentes y temporales”.

Reciclaje Público-Privado
La Alianza Público-Privada Basura Cero es un ejemplo de cómo la empresa privada y las entidades públicas pueden unirse para ayudar al medioambiente y a la sociedad.

La iniciativa es  un proyecto de responsabilidad social de la  Cervecería Nacional que solicitó la colaboración de la Asociación Nacional para la Conservación (Ancon) para implementar el plan piloto en el corregimiento de Betania, posteriormente  se involucró la Alcaldía de Panamá y han extendido esta iniciativa a los corregimientos de Chilibre y Tocumen.

Rita Spadafora, directora ejecutiva de Ancon, informó que con el respaldo de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) llevarán el proyecto a la isla de Taboga y a David, provincia de Chiriquí.

Spadafora detalló que entre Betania y Chilibre han establecido 21 estaciones de reciclaje que han generado empleos verdes permanentes y temporales.

Precisó que papel periódico, cartón, plásticos y envases de tetra pack son los que más se  reciclan, pero  pese al esfuerzo no es una actividad rentable, por lo que se requiere  el apoyo de la empresa privada y del Gobierno para continuar  con el trabajo y la sensibilización de  las comunidades (Ver recuadro: Porcentaje de recolección).

Además de la gestión deficiente, la generación de desecho por habitante en Panamá es uno de los más altos de la región.

Las cifras son contundentes: Cada panameño genera alrededor de 1.2 kilos de residuos diariamente y en la ciudad de Panamá se genera alrededor de 2,500 toneladas de residuos por día.

Movilidad eléctrica
Según un estudio realizado por Bloomberg New Energy Finance, para el año 2040, el 35% de los autos nuevos  serán  eléctricos, alcanzando los 41 millones de unidades.

El estudio considera que el precio de las baterías bajará considerablemente a partir del 2020 y durante toda esa década, hasta el punto que adquirir un vehículo eléctrico será más barato que comprar uno de gasolina o diésel.

Ante este panorama, la empresa Ensa, cuyo  51% de las acciones  pertenece al grupo colombiano Empresas Públicas de Medellín (EPM), impulsa junto a la compañía china Build Your Dreams (BYD) el uso de autos eléctricos, para ello ya cuenta con estación de carga para vehículos híbridos y eléctricos.

Ensa también promueve entre sus colaboradores  el uso de bicicletas eléctricas con el fin de reducir emisiones de gases contaminantes, de igual forma en Colombia EPM cuenta con un bus eléctrico para sus empleados.

Alexander Fragueiro, vicepresidente de   Planeación y Mercados de Ensa, considera que para impulsar el uso de autos eléctricos se requiere de redes de distribución adecuadas, crecimiento urbano sostenible, estandarización técnica, reglas claras y facilidades de comercialización.

Orlando Rivera
orriver22@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia