El recorrido de la papaya chiricana que sale con el sello ‘Panamá Exporta’

El recorrido de la papaya chiricana que sale con el sello ‘Panamá Exporta’
Panafruit está preparándose para aumentar el hectareaje en la siembra de papaya.| Melissa Novoa para ElCapitalFinanciero.com

En el poblado llamado San Juan del Tejar el terreno es fértil para sembrar cualquier fruta o verdura que pueda producirse sobre el nivel del mar, según los productores del área.

El clima caluroso y húmedo, propio de San Pablo Viejo, el corregimiento al que pertenece este poblado, ha favorecido durante años el cultivo de arroz, caña de azúcar, banano, plátano, coco, aguacate.

Es desde este lugar donde sale semanalmente –desde 2002- un contenedor de papayas con el sello Panafruit, para el mercado estadounidense; y que desde finales de diciembre de 2017 sale también con un sello de Panamá Exporta.

Durante las fiestas navideñas el Ministerio de Comercio e Industrias y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario anunciaban que la papaya producida por la empresa Panafruit, sería el primer rubro que saldría de las fronteras panameñas con la marca país Panamá Exporta.

Hormoz Safi, propietario de Panafruit, en entrevista con ElCapitalFinanciero.com cuenta cómo lo han hecho.

La apuesta por la papaya chiricana

A Safi se le nota muy contento de enviar las frutas que producen con este sello porque -dice- es otro valor adicional que tiene el producto que exporta.

Las autoridades han destacado que esta marca servirá de respaldo para aquellas empresas que con esfuerzo y constancia han logrado colocar sus productos a los más exigentes mercados internacionales, y para aquellos potenciales exportadores que dentro de sus procesos cumplan con buenas prácticas, tecnología, innovación y altos estándares de calidad.

Safi admite que nunca pensó que llegarían a donde están actualmente. Él junto a su socio Fariborz Salmanzadeh han fundado 27 empresas en diferentes actividades económicas.

Cuando el empresario de origen iraní llegó a Panamá, en 1979, empezó laborando en una empresa que vendía telas, y cuando se mudó a Chiriquí en 1982 abrió un almacén de textiles que llamó Textiles Chiricanos, en un espacio de 80 metros cuadrados. Pero cuando China comenzó a fabricar mercancía barata decidieron dejar las telas y abrir una tienda de departamentos que hoy día tiene 12 mil metros cuadrados y que todos conocen como Shopping Center.

Y aunque a él siempre le ha gustado la naturaleza y el campo, no tenía mucho conocimiento de agricultura.

Todo lo hemos aprendido a golpes”, dice, refiriéndose a sus primeras experiencias en el manejo y producción de la finca que compró en San Juan del Tejar.

Desde diciembre de 2017, la papaya de Panafruit sale del país con el sello “Panamá Exporta”.| Melissa Novoa para ElCapitalFinanciero.com

Tenía años moviéndose con destreza en el mundo de las telas y en el de ropa, y cuando se le acercaron representantes de la embajada de Estados Unidos para hablarle de un proyecto de papaya, la idea le interesó.

“Un funcionario del Gobierno panameño me recomendó por el interés que siempre he mostrado por el campo”, comenta.

El proyecto del que habla Safi se refería al primer cultivo que se desarrollaría bajo el protocolo de Estados Unidos para exportarlo a ese país.

Luego de las primeras conversaciones y el viaje que hizo a Costa Rica para conocer más del tema, todas las piezas fueron poniéndose en su lugar.

La propietaria de la finca en San Juan del Tejar le ofreció venderle el terreno, y éste era justo el lugar apto para sembrar la papaya, una fruta tropical.

“Recuerdo que la persona que me estaba vendiendo la finca producía piedra caliza, y pensé que eso no me interesaba porque yo lo que quería era sembrar papaya. Pero lo negociamos, compré y comencé a sembrar papaya”,

Hormoz Safi

Ese no es el único recuerdo de esas primeras veces en el campo. Al comienzo Panafruit exportaba un contenedor cada 15 días, y como dice Safi “con mucho esfuerzo”.

Demorábamos una semana para llenar un contenedor”, reconoce, y agrega que para la finca llegaron a contratar 120 empleados. “Eso significaba que no teníamos experiencia [en la actividad]. Era innecesario tanto personal, no sabíamos administrar el campo”, dice.

Sin embargo, con el paso del tiempo y con la asesoría de profesionales en el área,  la ayuda técnica adecuada y teniendo la disposición de aprender de otros, Safi supo cómo “manejar” el campo.

Primeras cosechas

Empezaron sembrando de 5 a 6 hectáreas de papaya hawaiana, y en la actualidad ya siembran 15 hectáreas cada dos meses, ampliando las variedades de la fruta.

La papaya se puede producir cuando usted desea. No tiene que sembrarse en altura, sino hasta 400 metros sobre el nivel del mar. Solo hay que seguir ciertas técnicas para que te dé un buen resultado”, dice el empresario.

Safi, después de 15 años de estar en la actividad, maneja con destreza el cultivo de papaya.

Y después de más de una década y con todas las condiciones para seguir creciendo, Panafruit está preparándose para aumentar el hectareaje en la siembra de papaya. El objetivo es cargar 14 contenedores de papaya por semana.

Hormoz Safi dice que el éxito que han tenido es una bendición de Dios. Y con la ayuda de buenos asesores, confía en que podrá dar el salto a los mercados de Centroamérica y el Caribe con todo lo que produce en las 500 hectáreas de terreno que tiene la finca en San Juan del Tejar.

Recuerda que los alimentos son el presente y el futuro de la gente.

“Espero que los gobiernos tengan más consideración con los agricultores y no traten de traer productos importados en plena época de cosecha local. Porque el día que la agricultura panameña se pierda, se pierde todo”,

 Hormoz Safi

El empresario, junto a su equipo de trabajo, se prepara ahora para lograr la certificación Kosher. Safi no duda que con este sello adicional sus papayas chiricanas seguirán llegando a otros países del mercado internacional.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL