El reto actual de las ciudades alrededor del mundo: estar más allá del efectivo

El reto actual de las ciudades alrededor del mundo: estar más allá del efectivo

Alianza con Net1 y Grindrod Bank, en Sudáfrica se implementó un sistema biométrico que permitió transformar radicalmente la manera como se distribuían los beneficios sociales a los habitantes

MasterCard

La clave para lograr ciudades más abiertas, eficaces y habitables, además de sostenibles, seguras, inclusivas y preparadas para su crecimiento futuro, está en las facilidades que ofrezcan las administraciones en materia de movilidad urbana, pero más importante aún, en cómo generar soluciones que redunden en transparencia, seguridad e inclusión para sus habitantes y visitantes.

Tenemos que buscar soluciones innovadoras y tecnológicas para que las ciudades estén preparadas para los retos que se les imponen hoy en día, para facilitar y para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Las ciudades tienen que ser más asequibles y sencillas de recorrer y vivir, tanto para quienes habitan en ellas, como para los turistas. Para esto, la implementación de los medios de pago electrónicos en actividades de primera necesidad y la interiorización de sus ventajas y beneficios, resulta un tema sustancial en el desarrollo urbano, asegura Carlos Montaño, Vicepresidente de servicios y soluciones gubernamentales, MasterCard Latinoamérica.

Para lograr estos objetivos, MasterCard le apuesta a soluciones tecnológicas que generen valor en tres áreas clave:

  1. Insertar los pagos electrónicos en el ADN de las ciudades.
  2. Demostrar el poder de los datos y generar un compromiso digital.
  3. Reducir la dependencia del dinero en efectivo para lograr mayor seguridad e inclusión financiera.

MasterCard ha buscado importantes alianzas con gobiernos, entidades y autoridades alrededor del mundo para facilitar y optimizar los mecanismos de compras y de pagos en diferentes sectores.

A la fecha hay múltiples ejemplos y casos de éxito implementados entre actores del sector público y MasterCard en el mundo. Uno de estas buenas prácticas en Colombia fue la ciudad de Barranquilla en la que, de la mano de Davivienda y la Alcaldía, se logró fomentar la eficiencia en los procesos de pago y compra de bienes y servicios.

La implementación de tarjetas corporativas en la entidad pública fue un hito importante para MasterCard y para la ciudad de Barranquilla, teniendo en cuenta que representó el primer acuerdo comercial con el sector público, no sólo en Colombia sino en América Latina, añade Montaño.

El resultado para Barranquilla: una disminución de costos del 28% para el gobierno, mayores eficiencias, control, transparencia y promoción de inclusión para los pequeños comercios.

Además de Barranquilla, es importante resaltar otros ejemplos de buenas prácticas en el mundo, como la implementación de pagos sin contacto de MasterCard en el transporte público de Londres, una tecnología que generó un incremento en el uso del transporte público y redujo sustancialmente los costos generados por el efectivo.

Así mismo, en alianza con Net1 y Grindrod Bank, en Sudáfrica se implementó un sistema biométrico que permitió transformar radicalmente la manera como se distribuían los beneficios sociales a los habitantes. Esto redujo las donaciones ilegales así como los costos de los proyectos. .

Finalmente, gracias a la aceptación de pagos electrónicos en cerca de 70.000 nuevas localidades y más de 100.000 puntos de venta en Italia -incluyendo la red nacional de los tabacaleros, una amplia gama de bares, cafeterías y quioscos de periódicos, así como en el servicio postal estatal, Poste Italiane- millones de italianos ahora pueden pagar sus cuentas fiscales y de servicios públicos, de una manera más rápida y sencilla.

Sin duda, la reducción del efectivo y el uso de los pagos electrónicos, es una oportunidad para que las grandes, medianas y pequeñas ciudades de todos los países del mundo generen un cambio sustancial en sus modelos de desarrollo y crecimiento. Con estas soluciones para los habitantes y turistas, las ciudades se conviertan en lugares inteligentes, más asequibles y sostenibles, debido al ahorro significativo que este método de pago genera para las administraciones y para los mismos ciudadanos.

Redacción
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL