El riesgo de apalancarse

El riesgo de apalancarse

Marianela Palacios R.

Editora

 

El ministro de Obras Públicas, Federico Suárez, nos informó recientemente que el plan de reordenamiento vial de la ciudad de Panamá costará $1.700 millones, $200 millones más de lo originalmente previsto, según las últimas estimaciones oficiales.
Y al ser consultado sobre las razones de ese aumento, respondió que obedecía principalmente al hecho de que el costo de los contratos pactados hasta el momento, y que corresponden a 9 de las 11 licitaciones programadas para ejecutar el proyecto, eran superiores a las estimaciones originales.
Al ser consultado sobre si parte de ese incremento guardaba relación con el mecanismo de financiamiento escogido, porque se trata de proyectos llave en mano que serán financiados por las empresas contratistas y que el Estado cancelará luego, a medida que se van entregando las obras o sus diferentes etapas,  el funcionario aseguró que el sobrecosto financiero no pesa demasiado en estas cuentas: Será sólo un 2% por encima de la tasa del mercado.
Eso, dependiendo del número de años correspondiente a la ejecución y financiamiento de cada proyecto, podrían ser muchos millones de dólares. Hasta $34 millones por año y aún no podríamos precisar el total, porque las autoridades no han dado detalles sobre los cronogramas de pagos de los proyectos llave en mano.
A diferencia de lo que podría pensarse de la Torre Financiera o el túnel para conectar a la cinta costera con el puente de las Américas, creo que nadie puede cuestionar la necesidad de reordenar la viabilidad de esta metrópoli.
Pero no por ser necesaria, las autoridades deben perder de vista que los recursos son limitados y que deben procurar siempre que las inversiones públicas se ejecuten con presupuestos adaptados a los bolsillos del Estado panameño y a su capacidad de endeudamiento real.
Apalancar el plan quinquenal del inversiones públicas con tanta creatividad financiera puede terminar generando problemas fiscales en el futuro. Y si no, pregúntenle a los griegos.

Más informaciones

Comente la noticia