El sudeste asiático y su entorno de negocios

sudeste asia web

El debate en América Latina suele estar centrado en el éxito o el fracaso de los procesos de integración en cuanto al cumplimiento de sus objetivos originarios. Sin embargo, en Asia Pacífico se pone el énfasis en el papel que cumplen los instrumentos de política comercial (ya que los acuerdos o procesos de integración no son un fin en sí mismo) en la mejora del entorno de negocios.

Sin pretender desconocer las diferencias en la génesis de los procesos de integración de las dos regiones mencionadas y las particularidades culturales que caracterizan a cada uno de los países que la integran, el enfoque presentado por la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) podría ser tomado como ejemplo para superar las dificultades que atraviesan algunos de los procesos de integración de la región, especialmente por la modalidad en que la Asean ha dado cumplimiento a sus objetivos en términos de flexibilidad, equilibrio e innovación.

Además, gran parte de las medidas recientes propuestas e implementadas responden a dos impulsos, las tendencias internacionales y la necesidad de mejorar el entorno de negocios de la región del sudeste asiático, para lo cual se está en proceso de conformar lo que se conoce como Comunidad Económica de la Asean.

Cabe recordar que la Asean se constituyó en el año 1967 en el marco de la Guerra Fría como un acuerdo político y de seguridad. Fue recién a partir de la década del noventa que comenzó a ser considerado un acuerdo con perfil comercial (con la firma en 1992 de su zona de libre comercio), el que fue progresivamente profundizado desde que se alcanzó la estabilidad política de algunos de sus actuales miembros y de la zona de Asia Pacífico en general, lo que por cierto no implica que aún no se le otorgue importancia a los aspectos de seguridad y defensa.

Es a partir de ese momento que comenzó la necesaria interacción entre los sectores público y privado para llegar a transformar al proceso de integración mencionado en uno de los de mayor desarrollo a nivel internacional. Dicho sitial de privilegio se explica, no solo por los logros alcanzados en cuanto al cumplimiento de sus metas (ya sea en la agenda interna como externa), sino también por los niveles de cohesión que actualmente presentan sus miembros.

En el entendido de que observar la evolución del proceso de integración más característico de Asia Pacífico es de interés para América Latina, el artículo atiende los principales avances en las áreas que se considera favorecerían el entorno de negocios en los países del sudeste asiático, destacando de forma separada la agenda externa de la Asean por su éxito y efectos en el desarrollo del proceso de integración. Asimismo, se presentan algunas de las características de las negociaciones de la Asean, por considerar que las mismas favorecieron la implementación exitosa de los objetivos planteados por los miembros.

Avances de la Asean en mejora del entorno de negocios

En América Latina suele debatirse con cierta frecuencia el bajo nivel de integración productiva existente en la región, poniendo como referencia los niveles de comercio intrarregional que muestran las diferentes subregiones en comparación con América del Norte, Europa o Asia Pacífico. Como es de esperar, la Asean posee niveles de comercio regional muy superiores a los registrados por otros procesos de integración de la región. Ahora bien, ¿qué aspectos favorecen el aumento de la integración productiva en el marco de los procesos de integración? Seguidamente se detalla someramente algunos de los avances de la Asean en ese sentido.

Como se mencionó anteriormente la Asean se encuentra en proceso de implementación de la denominada Comunidad Económica, lo que implicará la libre circulación de mercancías (ya alcanzada), inversión, capital y mano de obra. Paralelamente a alcanzar dicha instancia de integración (sería a partir del 1 de enero de 2016), el bloque cuenta con grupos de negociación sobre políticas específicas, en temas que demuestran la importancia otorgada a la mejora del entorno de negocios por parte del esquema de integración.

Algunas de las áreas en las que el bloque muestra actividad permanente son las siguientes:

· Políticas de desarrollo de recursos humanos y generación de capacidades.

· Reconocimiento de certificaciones profesionales.

· Mecanismos de consultas macroeconómicas y financieras.

· Programas de financiación del comercio.

· Plan de infraestructura y competitividad.

· Plan de comunicaciones y transporte.

· Desarrollo de transacciones electrónicas.

· Participación del sector privado en la comunidad.

Además de las áreas señaladas, debe tenerse en cuenta que la Asean se encuentra implementando un Plan de Acción en Propiedad Intelectual, marco de referencia necesario para el desarrollo de los negocios productivos en cualquier región. Además, ya se encuentra estableciendo una ventanilla única para atender todos los trámites vinculados con la zona económica, lleva adelante una negociación profunda en la armonización y validación de normas técnicas, sanitarias, fitosanitarias, certificaciones de calidad y en los incentivos a la inversión e impuestos.

Paralelamente, como no podría ser de otra forma debido a la importancia del sector en el comercio internacional, el bloque cuenta con una política específica en el sector servicios, en el que se han alcanzado liberalizaciones progresivas en los últimos años. Si bien no se pretende la enumeración de todas las áreas en las que la Asean está llevando adelante interesantes avances, además de las mencionadas también ha logrado políticas específicas en Pymes, energía, ciencia y tecnología.

Cabe precisar que en cada uno de las áreas señaladas, podrían enumerarse avances concretos, por lo que existe una relación positiva entre el número de metas y espacios de negociación y el grado de implementación de las normas finalmente puestas en funcionamiento. En definitiva, en el corto plazo la Asean se transformará en un mercado único utilizando la acepción clásica de acuerdo a la teoría de la integración, como en definitiva lo es la Unión Europea, lo que claramente es un instrumento clave para mejorar el entorno de negocios de la zona. Los rankings internacionales del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), Doing Business o de performance logística del Banco Mundial, confirman que el bloque sigue un camino en ese sentido.

La agenda externa de la Asean

Luego de completada lo que se conoce como la Asean  10, con el ingreso de Brunei, Vietnam, Laos, Myanmar y Camboya, una vez superadas las diferencias políticas existentes entre algunos de los socios, el bloque pudo dar inicio a lo que se conoce como Asean Plus, una de las políticas externas más activas en términos de política comercial de las últimas décadas, ya no solo de las negociaciones llevadas adelante por todos los miembros, sino también por el activo papel de algunos de ellos en el cierre bilateral o plurilateral de acuerdos comerciales.

En los hechos, de acuerdo con las estadísticas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Singapur, Malasia y Tailandia se encuentran entre los países más activos en la firma de acuerdos comerciales a nivel internacional. Por otra parte, la Asean posee en vigencia (y en muchos casos en proceso de profundización) una zona de libre comercio entre sus 10 miembros, cuenta con acuerdos con China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda e India, lo que transforma a dicha zona como una plataforma de negocios que abarca a más de 3.000 millones de personas, explica hasta el presente gran parte del crecimiento económico internacional e impulsa las nuevas tendencias de consumo (nueva clase media mundial).

Cómo negocia la Asean

Al menos tres características explican la modalidad de negociación de la Asean, flexibilidad, equilibrio e innovación. Algunas de las estrategias de negociación seguidas por la Asean confirman la caracterización recién señalada y podrían ser un insumo de utilidad para otros procesos de integración a nivel internacional.

En primer lugar alcanza con analizar el modelo de integración definido, ya que si bien el bloque está en proceso de conformar una comunidad económica, lo que se conoce como mercado común en la terminología clásica, no ha cumplido con la instalación de un arancel externo común, lo que no es solo una flexibilidad a la hora del importante desarrollo de su agenda externa y de algunos de los miembros en particular, sino que también es una innovación en términos internacionales. Cabe recordar que la Unión Europea ha conformado una unión aduanera de forma previa a la instalación del mercado común, mismo objetivo planteado por gran parte de los procesos de integración de América Latina (en este último caso con avances parciales).

La flexibilidad y la innovación también estuvieron presentes en la conformación de la zona de libre comercio, la que hasta la fecha posee excepciones vigentes para algunos de sus miembros como Myanmar y Camboya. Además, en todo el proceso de negociación se excluyeron sectores que eran considerados clave para el desarrollo industrial y se negociaron acuerdos sectoriales para acelerar la integración, los que en algunos casos tuvieron la lógica bilateral y en otros regional. Actualmente el proceso que llevará a conformar la Comunidad Económica está siendo negociado con esta lógica, dando el espacio necesario para que todos los miembros implementen de forma progresiva las reformas demandadas por la nueva instancia de integración.

El modelo de negociación seguido por la Asean ha permitido que todos los socios sean parte de los nuevos objetivos planteados por el proceso de integración, evitando de esa forma quiebres e incumplimientos. Para el bloque lo importante ha sido dar inicio al proceso de cumplimiento, innovando y aceptando flexibilidades con la certeza de que con el tiempo se irán implementando las metas originales propuestas. Esta dinámica permite alcanzar una cohesión regional, donde todos los países miembros se sienten parte de los avances alcanzados. Otra característica tiene que ver con el equilibrio, el que se alcanzó a través de la definición de los pilares: el político, el cultural y el económico.

En efecto, si bien en los últimos años la Asean se ha destacado por el nivel de reformas económicas y comerciales llevadas adelante por sus miembros, es un error desconocer que existen otros pilares, como por ejemplo el político y de seguridad y el socio – cultural, para lo cual se llevan adelante actividades específicas que no fueron desarrolladas en este documento, pero que le otorgan al proceso el justo equilibrio entre los tres enfoques necesarios para alcanzar una integración profunda, que tiene como punto de referencia el lema integracionista; one vision, one identity, one community.

En definitiva, si bien es cierto que la Asean comenzó siendo un proceso de integración creado por las circunstancias políticas y de seguridad de la zona, la misma fue acompañada por una integración de jure, liderada por Estados pero con el impulso del mercado. 

Ignacio Bartesaghi
Aladi

Más informaciones

Comente la noticia