El techo que cubrió al Papa es ahora el Auditorio JMJ

El techo que cubrió al Papa es ahora el Auditorio JMJ

Que lo bueno sea eterno es la filosofía que animó a levantar el Auditorio JMj, espacio gratuito, abierto a las distintas ideologías y religiones, cuyo gran deseo es mantener vivo el espíritu de fraternidad que unió al país durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), celebrada en enero de 2019.

Uno de los principales nombres detrás de esta historia es el del ingeniero Fernando Rivas Cortés, quien diseñó y es propietario del techo que fue construido como altar principal de los oficios religiosos del papa Francisco durante la JMJ, en concreto en las actividades celebradas en Metropark (misa de los jóvenes y de envío).

Esta estructura, alquilada en su momento por el Comité Organizador de la JMJ, ahora es cedida por Rivas Cortés para que funcione como un espacio cultural y se convierta en otro icono asociado a Panamá.

El también presidente de la empresa DBA, con más de 40 obras, entre otras las cúpulas del centro comercial Altaplaza, las estructuras que forman parte de las estaciones de la Línea 2 del Metro de Panamá y los techos del Museo de la Libertad y la Democracia en Amador, nació en Barcelona (España) y vive desde hace diez años en Panamá.

Reconoce que el techo original que coronó el altar desde el cual ofició su Santidad, tenía un diseño tradicional que transformó. “Sentí que debía formar parte del skyline de Panamá”, comenta para Capital Financiero.

Siempre tuvo en mente que la estructura quedara como “un legado histórico y una donación al pueblo panameño”.

Será administrado por un Patronato, integrado por  22 patronos benefactores, con una junta directiva de nueve directores entre miembros fundadores y ciudadanos independientes.

Situado en el  Mirador del Pacífico en la Cinta Costera, con la autorización del Ministerio de Obras Públicas (MOP) que es el responsable de velar por esta área, su inauguración formal tendrá lugar el 25 de enero, pero de manera previa se realizará el Festival de Apertura, desde el 23 y hasta el 26 de enero, con tanda familiar que iniciará a las 6:30 P.M. y la adulta desde las 8:30 P.M., con área gastronómica, música y presentaciones artísticas.

Giovanna Troncoso, embajadora del Espíritu j y quien ofreció detalles a Capital Financiero de esta iniciativa, señaló que este nuevo espacio “abierto a todos sin distinciones de ninguna clase, busca que hagamos un mejor país a través del arte, la música, la danza, las manifestaciones culturales y eventos de cualquier naturaleza”.

El Auditorio JMj, más que un espacio, quiere conectar con las multitudes y sumarlas a difundir el llamado espíritu j, “esa forma de pensar, sentir y actuar con respeto y responsabilidad que ya demostramos los panameños durante la celebración de la JMJ en enero 2019 y que queremos se quede de manera permanente: Cada persona, evento o marca que se relacione con el Auditorio JMj, será un agente multiplicador del espíritu j”, sostuvo Troncoso.

El espacio abarca 800 metros cuadrados cubiertos por el techo que protegió al Papa, “sobre dos pilonas de 70 toneladas de concreto cada una, para darle firmeza y eternidad, con un ancho de 32 metros y una longitud de 60 metros, con una altura de 16 metros en la parte delantera, pudiendo montar bajo techo escenarios de hasta 9 metros de altura”, de acuerdo con datos técnicos.

Tiene una capacidad de más de 1,000 personas de pie, 600 personas sentadas y para 400 personas sentadas con mesas.

Incluso, si se suman los alrededores, pueden situarse hasta 50,000 espectadores.

Troncoso dijo que los eventos previstos en el Auditorio JMj deben ser coherentes con el espíritu del lugar; los espectáculos siempre serán gratuitos y quienes lo soliciten deben hacer una donación al Patronato del Auditorio JMj para mantener el alcance de una agenda que espera, desde la cultura, afianzar los valores que la JMJ dejó para siempre en cada ciudadano.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias