El tiempo y la diversificación: Sácale partido a tus ahorros e inversiones

El tiempo y la diversificación: Sácale partido a tus ahorros e inversiones

La sociedad española ha sido siempre reticente a invertir sus ahorros, ya sea por falsas creencias o falta de conocimiento financiero.

Y esto tiene un impacto negativo en el valor futuro de los ahorros, ya que, al no producir ningún tipo de rentabilidad, lo más probable es que pierdan valor a lo largo de los años, debido a la inflación y el aumento de los precios.

Esta tendencia está empezando a variar, ya que el auge de plataformas de inversión y una información financiera más accesible, han hecho que cada vez más gente se anime a sacarle partido a sus ahorros y se adentre en el mundo de la inversión.

Además, muchas de estas plataformas ofrecen infinidad de recursos, como gráficos Autochartist de tendencias o análisis de mercados, para que el inversor se vaya educando, conociendo mejor el funcionamiento de los mercados.

Las claves para empezar a invertir tus ahorros son el tiempo y la diversificación, por lo que son los dos factores a tener siempre en cuenta para planificar nuestras inversiones.

La diversificación nos va a dar cierta seguridad y estabilidad, ya que consiste en evitar poner nuestros ahorros en un mismo producto financiero.

Diversificar en los plazos

Las posibilidades son infinitas a la hora de invertir nuestro capital: desde operaciones en el mercado de divisas con una alta volatilidad y liquidez, hasta fondos de pensiones a plazos mayores de 10 años pero con mayor estabilidad. Lo ideal es invertir cierto capital en los diferentes plazos para beneficiarse de las características de cada uno de ellos.

Inversiones a corto plazo

Son inversiones en las que se puede recuperar el dinero invertido en un plazo corto de tiempo (dependerá del producto financiero, desde un año hasta 5), por lo que las rentabilidades a las que se opta no son altas ya que el riesgo es pequeño.

Un ejemplo de estos son los depósitos bancarios a plazo fijo.

Aunque también hay otras opciones que se pueden liquidar a corto plazo, optando a rentabilidades potenciales más altas, como son el mercado de Forex o la bolsa. Pero, en estos casos, los riesgos que se asumen son mayores, ya que son mercados más volátiles.

Inversiones a largo plazo

Este tipo de inversiones se caracterizan por retener tu dinero durante plazos más largo, generalmente superiores a los 10 años. Y esto es a cambio de optar a rentabilidades más altas y a mayor estabilidad en esas rentabilidades, ya que, por lo general, la economía siempre crece en el largo plazo.

Es fundamental invertir nuestros ahorros en los diferentes plazos, de manera que siempre tengamos cierta rentabilidad y la liquidez necesaria, y que el riesgo que asumimos en ciertas inversiones no comprometa nuestro capital.

La importancia del tiempo

Para que nuestros ahorros tengan la capacidad de crecer, deben de acumular rentabilidades a lo largo de los años, por lo que el tiempo es un factor clave para conseguir un futuro financiero estable. Cuando antes empecemos a ahorrar y a rentabilizar esos ahorros, mayor podrán ser los beneficios obtenidos.

Esto tiene especial importancia en los fondos que funcionan con interés compuesto, ya que las rentabilidades crecerán exponencialmente en el largo plazo.

En definitiva, es momento de empezar a planificar nuestro futuro financiero a través de nuestro ahorro y de la rentabilidad que éstos nos puedan generar a lo largo del tiempo.

Especialmente ahora, que sabemos que los sistemas de pensiones públicas están en riesgo y no hay garantías de que vayan a estar vigentes a la hora de nuestra jubilación.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias