El viento ya no sopla a favor de la región

El viento ya no sopla a favor  de la región

Transparencia, solvencia, riesgo e inclusión financiera, retos del sector  financiero

dsc05154-web

La inclusión financiera, los requerimientos de transparencia y solvencia, el fenómeno de-risking (reducción del riesgo), la protección al inversor y la necesidad de incrementar la cartera de préstamos a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) son solo algunos de los retos que debe enfrentar el sector financiero para lograr que el viento vuelva a soplar a su favor.

Todo esto debido al entorno de crecimiento económico global y en particular de América Latina y el Caribe, el cual es cada vez más débil, aseguró Joan Prats, especialista senior de la Unidad de Mercados Financieros del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), durante su participación en la Primera Cumbre Financiera Internacional, organizada por la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), quien precisó que el viento ya no sopla a favor de la región.

Existen grandes  incertidumbres a nivel monetario y financiero, debido en parte al retraso de la normalización monetaria por parte de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos (EE.UU.) y de la Quantitative Easing (QE, de Europa), conocida en español como (flexibilización o expansión cuantitativa).

Lo que representa riesgos importantes, ya  que existe un  elevado  endeudamiento por parte de las empresas, es decir, que en la época de bajas tasas de interés y crecimiento fuerte de la región las corporaciones se endeudaron  progresivamente, destacó Prats.

Explicó que el sector financiero a nivel global enfrenta dos tendencias claves que afectan sus niveles de rentabilidad y de riesgo.

Por un lado, se encuentran las nuevas regulaciones  de requerimientos de capital y de liquidez, siendo Basilea III la norma más relevante, que afectará la capacidad del sistema para poder prestar a largo plazo, sobre todo a las Pymes.

Y por  el otro lado, figuran los retos en materia de requerimientos de transparencia financiera y el fenómeno de-risking, que representa  una preocupación creciente en la región, sobre todo para las entidades financieras pequeñas.

Prats señaló que las entidades bancarias multilaterales juegan un rol importante al promover el conocimiento del sistema técnico en materia de regulación y fortalecimiento institucional, con el fin de lograr que el sector financiero sea más transparente, eficiente y opere cada vez con mayor solvencia.

Por su parte, Marcelo Castellanos, gerente regional de IFC en América Latina,  aseguró que es importante realizar un trabajo conjunto, debido a la coyuntura  actual que vive  del sector financiero a nivel global.

Por lo que consideró  que es necesario continuar ejecutando programas de inversión social con el fin de  reducir la pobreza.

También recomendó a los  bancos multilaterales trabajar  desde Panamá, ya que el país  ofrece mayores  facilidades para hacer negocios con el resto de las naciones  de Centroamérica y es un mercado natural  para la inversión en  instrumentos financieros.

Para el director de sectores productivos y financieros de la región Norte de América Latina del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Mauricio Salazar, uno de los mayores retos para el sector financiero es la inclusión financiera y la digitalización, debido a que aún la penetración bancaria  sigue registrando niveles bajos.

Por lo que Salazar aseguró que CAF seguirá trabajando para fortalecer el financiamiento a las Pymes.

Igualmente advirtió  que a  Panamá  le urge establecer una  hoja  de ruta para mejorar la calidad  educación, con el fin de poder   llenar las plazas de trabajo con profesionales panameños y así lograr no solo una inclusión financiera, sino también laboral.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia