Emisores siguen apostando a los bonos

Emisores siguen apostando a los bonos

Manuel Luna G.

mluna@capital.com.pa

Capital

 

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) se ha propuesto que para cuando culmine el periodo de la actual administración el 22% del monto de la deuda pública corresponda al mercado local, 10 puntos porcentuales por encima del margen existente en la actualidad. 

Y es que las calificadoras de riesgo Standard & Poors, Moodys y Fitch Ratings y entidades financieras internacionales  han hecho recomendaciones en esta dirección, porque un mercado doméstico poco desarrollado pone en  desventaja a cualquier país en caso de una crisis.

El viceministro de Finanzas, Dulcidio De La Guardia, considera que para el año 2020 la relación de la deuda emitida en el mercado local en relación a la tranzada en los mercados internacionales debe ser 50% y 50% o al menos 40% y 60%.

Pero dijo que esto no se puede hacer de la noche a la mañana, sino que debe ser un proceso paulatino para no generar un shock.

En la actualidad, $0,12 de cada dólar del presupuesto del Estado es destinado al servicio de la deuda, una cifra a menor a los $0,24  que se pagaban en 2005.

Al 30 de junio del presente año, la deuda panameña ascendía a $12.523,1 millones, de los cuales $1.183,63 millones correspondían a Notas y Letras del Estado.

Mientras que en junio de 2009 la deuda totalizaba $10.802,12 millones y $545,25 millones de ese total eran emisiones de Notas y Letras del Estado.

Esto supone que esos valores del Estado colocados en el mercado local representaban al inicio de la administración Martinelli apenas un 5% del total de la deuda pública, pero al cierre del primer semestre representaban cerca de 10%.

De La Guardia espera que esta semana se apruebe en segundo  debate el proyecto de ley que reestructurará el mercado de valores de Panamá y que crea la Superintendencia del Mercado de Valores.

Esta es una de las medidas adoptadas por las autoridades para dar impulso a esta actividad, fortaleciendo al ente regulador para que desempeñe una labor más efectiva ante la llegada de nuevos agentes al mercado panameño.

El funcionario hizo un llamado al sector privado para que imite las acciones que está implementado el gobierno con el fin de impulsar el mercado bursátil.

El presidente de la Bolsa de Valores de Panamá (BVP), Felipe Chapman, considera que aunque en la actualidad dominan las transacciones de bonos, en la medida que el mercado vaya madurando se incrementará la actividad en el mercado accionario.

Chapman considera que los creadores del mercado han tenido un inicio interesante, van bien encaminados, y de tener el éxito esperado se puede aprovechar la experiencia para crear mercado en otros valores, incluyendo las rentas variables.

Actualmente, la figura de creadores del mercado se utiliza sólo para las emisiones de deuda pública.

Los señalamientos de Champan coinciden con los de la mayoría de los expositores que participaron en el Foro de Inversionistas de la Bolsa de Valores de Panamá (BVP), como Eduardo Jaspe, vicepresidente ejecutivo de Finanzas del Grupo Melo, quien expresó que la empresa seguirá fondeándose en el mercado de valores a través de la emisión de bonos corporativos.

Jaspe dijo que Grupo Melo ha pasado de contar con 63 accionistas en el 2007 a 169 en junio de 2011, y alrededor de un 14% de esas acciones se han intercambiado en el mercado secundario.

Román Ricord, ejecutivo de Minera Panamá, también ve al mercado de valores local como una opción rentable para la adquisición de fondos frescos, y prueba de ello es que en febrero del año  pasado hizo una emisión por $11 millones.

Chapman detalla que, a la hora de decidir el tipo de producto en los que se quiere invertir, todo depende de las necesidades del inversionista y de su perfil. Hay quienes prefieren inversiones combinadas de bonos y rentas variables para tener un portafolio más amplio.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL