Emisores ticos apoyan reformar ley de valores

En 2014 la bolsa costarricense registró transacciones accionarias por $104,1 millones

Bolsa tica-Sugeval

La homologación de leyes que rigen los mercados de valores de otras jurisdicciones, como la panameña y salvadoreña de parte de la Superintendencia General de Valores (Sugeval) de Costa Rica, requiere modificar la norma existente, expresó a Capital Financiero,  Thomas Frederick Alvarado, presidente de la Cámara de Emisores de Títulos Valores del vecino país.

El mercado de valores costarricense es regulado por la Ley No. 7732, vigente desde el 27 de marzo de 1998 y cuya última reforma se dio el 7 de agosto del 2008.

Alvarado comentó que se trabaja desde hace dos años en reformar la actual ley bursátil y esperan que la misma ingrese en lista de discusión en la Asamblea Legislativa costarricense a mediados del presente año.

Queremos participar activamente y hacer nuestro aporte a las reformas de esta y otras leyes. Por ejemplo, nos preocupa que se haya quitado el beneficio fiscal de un 5% a los títulos transados que se realizan en la bolsa de valores y ahora todo queda en un 15%.  Se necesita que el gobierno apoye el desarrollo del mercado de valores y vemos la medida como un retroceso, manifestó Alvarado.

Añadió que la Cámara de Emisores tiene entre sus objetivos velar por los intereses de sus 18 miembros y aportar al desarrollo del mercado de valores.

A diferencia de la norma bursátil costarricense, la panameña si reconoce las jurisdicciones de Costa Rica y El Salvador desde el año 2003.

La Comisión Nacional de Valores, hoy Superintendencia del Mercado de Valores de Panamá (SMV), adoptó en esa fecha el procedimiento abreviado de Registro de Valores que hayan sido previamente registrados o autorizados por su oferta pública en una Jurisdicción Reconocida.

Servicios financieros

Respecto al futuro de los servicios financieros y bursátiles en la región, Alvarado expresó que la negociación de títulos de deuda (renta fija) es la principal características del mercado. Lo ideal sería movernos hacia las transacciones de renta variables (acciones) y lograr que los fondos de ahorros y pensiones, al estilo del modelo de Chile, inviertan en estos títulos, lo que  es una forma de democratizar el capital de los países.

Agregó que muchas familias estadounidenses invierten en renta variable y, por lo tanto, se han beneficiado de las riquezas de la economía de Estados Unidos (EE.UU.), generada por años en el sector privado.

Alvarado dijo que lo anterior, no se ha logrado hacer en nuestros países, porque existe una reticencia histórica de las empresas familiares para abrir su capital, ya sea por un tema de no hacer del conocimiento público los números de la compañía o debido a regulaciones excesivas.

Los índices de transacciones de acciones en las bolsas centroamericanas y la panameña son bajos y lo ideal es que las personas en general aprendan y se animen a invertir en renta variable,  que no vean estas transacciones con recelo y que al final del día, este es un tema de desarrollo económico, manifestó el presidente de la Cámara de Emisores costarricenses.

Alvarado señaló las inversiones en renta variable fomenta el desarrollo del capital y la economía de los países. A la vez, que democratiza el capital de las empresas de la región.

Se ha observado en las últimas décadas que buena parte de las empresas familiares de Centroamérica y Panamá han sido adquiridas por multinacionales internacionales y regionales. Esta es una salida cómoda para el grupo nacional, sin embargo, otros han procedido abrir su patrimonio accionario a nuevos inversionistas, acotó el costarricense.

Habrá que trabajar en instrumentos y en la voluntad política de los gobiernos para incentivar la negociaciones de los títulos de renta variable y de no incentivarse difícilmente se dará por si solo.

De acuerdo a las cifras de la Sugeval, en 2014 el mercado de valores costarricense negoció  $50.434,5 millones, correspondientes a 90 millones de transacciones. Cifra que representa una caída de un 13,5% en comparación con el volumen transado en 2013 que estuvo en $58.341,5 millones.

Por tipo de mercado en 2014, en el primario se transaron títulos por $7.822,2 millones, en el secundario $21.816,8 millones y en liquidez $20.795,4 millones.

Y por sector, $4.882,3 millones correspondieron al privado y $45.552,2 millones al público. Mientras que por tipo de monedas 36.941,5 millones fueron en colones costarricenses y 13.241,4 millones en dólares estadounidenses, 2,4 millones en real brasileño y 249,1 millones en unidades de desarrollo.

Según la Sugeval, en 2013 se negociaron acciones por $54,8 millones y $104,1 millones en 2014. Por su parte, la bolsa panameña intercambió acciones por $120,0 millones en 2013 y $129,5 millones en 2014.

El reto de las bolsa de valores de la región es lograr mayor profundidad en el mercado secundario y en Panamá los actores del mercado bursátil impulsan a los creadores del mercado e incentivan las emisiones de acciones. Como las  tipo B que negocia en estos momentos Unión Nacional de Empresas (Unesa).   

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL