Empieza a extenderse el uso de drones en la agricultura panameña

Empieza a extenderse el  uso de drones en la agricultura panameña
El Mida, junto a la ATP realiza un programa de fotogrametría en Tierras Altas

Los drones hacen su aparición en la agricultura panameña y los están  utilizando tanto para  aplicar fertilizantes como para levantar información de campo.

El Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) informó que la realización de fotogrametría para sembradíos de papa y cebolla en Tierras Altas es el segundo proyecto, en la provincia de Chiriquí, en el que se utilizan aparatos no tripulados para levantar información de campo. De acuerdo con datos suministrados por el Mida,  con este proyecto se logró obtener información  de las zonas productivas de  Alto Bambito, Cerro Punta Centro y Las Nubes.

La información obtenida facilitará el pronóstico de la producción de papa y cebolla, productos de alto consumo en el país.

En este proyecto de Fotogrametría con drones participan, además del Mida, la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y Flying Labs Panamá, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Esta iniciativa permitirá conocer la superficie sembrada, la fertilidad de los suelos y la sanidad de los cultivos.

Mientras que, en la provincia de Herrera, para suplir la falta de mano de obra, los productores utilizan drones para vigilar y aplicar agroquímicos a los cultivos.

Y es que los drones no solo suplen la falta de trabajadores, sino que permiten ahorros en la cantidad de químicos que se aplican a la siembra.

Los drones son utilizados principalmente en los cultivos de sandía, melón, ají y cebolla.

Los productores de esta región se han visto obligados a innovar, ante la escasez de mano de obra, principalmente para las labores de fumigación.

El uso de drones también se ha extendido a las provincias de Panamá y Veraguas, en cultivos de arroz, caña y banano, entre otros.

Los drones ofrecen grandes ventajas a los productores, ya que un aparato puede sobrevolar 10 hectáreas en 10 minutos, efectuando una fertilización homogénea a la parcela, mientras que a una persona le tomaría varios días.

En Panamá, existen varias empresas que ofrecen el servicio de drones a los productores y el precio oscila entre $9 y $15 la hectárea.

Los drones facilitan la fumigación con herbicidas y fungicidas, y el control de insectos y malezas.

Y estos aparatos no tripulados están sustituyendo a las aeronaves que antes realizaban las labores de fumigación, ya que son más precisos y menos costosos.

Los drones son incluso más efectivos que la tecnología satelital que utilizan los grandes productores de países desarrollados, ya que las imágenes de baja altura son más precisas y facilitan un monitoreo permanente del cultivo desde la siembra hasta la cosecha.

Además, permiten a los agricultores reaccionar más rápidamente ante las amenazas de insectos y hongos y mejora la aplicación de tasas variables de insumos en tiempo real.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los drones pueden ayudar a afrontar los desafíos alimentarios que enfrentan la mayoría de los países.

Desde Estados Unidos hasta Australia, los drones vigilan actualmente la vegetación en búsqueda de plagas y enfermedades.

Sus sensores pueden detectar el estrés en los cultivos, que podría deberse a la escasez de agua o fertilizantes o a los ataques de las plagas.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com